comparativos |

Volkswagen T-Cross vs Taos: ¿cuál elegir?

Con la llegada al mercado del SUV mediano fabricado en Pacheco, analizamos 5 aspectos clave de la versión de entrada y la comparamos con la variante full del T-Cross. Por casi el mismo precio, ¿cuál es la mejor alternativa?

Volkswagen amplió su gama de SUV en Argentina con el lanzamiento de Taos. El nuevo SUV mediano argentino quedará posicionado entre T-Cross y Tiguan, y por eso a nivel precio se coloca entre la versión tope de gama del exponente del segmento B y la variante de entrada de la “camioneta” fabricada en México.

VOLKSWAGEN T-CROSS TAOS

Sabemos que la pregunta de “¿mediano base o chico full”? suele presentarse en reiteradas ocasiones. Cuando la gama de medianos cinco puertas era más amplia que en la actualidad, la dicotomía surgía entre un exponente del segmento B con equipamiento full o un C con equipo base.

Te puede interesar
Volkswagen presentó globalmente su SUV T-Cross

En esta oportunidad, realizamos la comparación pero con los dos SUV de Volkswagen con un demostrado éxito comercial, teniendo en cuenta que T-Cross le quitó el liderazgo a Ecosport hace ya varios meses, y Taos agotó la preventa de 300 unidades en menos de 1 hora.

Diseño y dimensiones

En términos estéticos por supuesto que es una decisión meramente subjetiva, pero lógicamente Taos luce un poco más robusto y mejor plantado, con líneas más personales (aunque ningún modelo de la marca se destaca en este sentido, salvo pocas excepciones). La parrilla delantera con la nueva tira de LED es otro detalle que le queda bien y le da cierta impronta personal a la trompa.

Te puede interesar
Volkswagen Taos Basecamp: el SUV que apunta a Jeep Compass Trailhawk

Si hablamos de medidas, T-Cross acusa un largo de 4.199 mm, con un ancho de 1.760 mm y un alto de 1.568. Por su parte, Taos se despacha con 4.468 mm de longitud total, 1.841 de ancho y 1.624 de alto. Donde más se asemejan es en la distancia entre ejes, de 2.651 para el compacto y 2.681 para el mediano.

Naturalmente el Taos se va a ver beneficiado con un mejor espacio para los ocupantes y un baúl más generoso, de casi 500 litros, frente a los 420 de su rival bajo el mismo techo. Cabe destacar que en T-Cross la capacidad puede variar entre 373 y 420 gracias a un piso modulable.

Te puede interesar
T-Cross: preventa de 500 unidades

Equipamiento

En materia de dotación, ambos SUV cumplen aunque por supuesto T-Cross va a contar con ventaja por tratarse de una versión tope de gama. En seguridad no hay diferencias, con seis airbags, ESP, faros antiniebla y detector de fatiga como lo más destacado, aunque Taos agrega ópticas con luces LED, que su hermano más chico no ofrece.

Si hablamos del equipamiento de confort, los dos tienen climatizador (en Taos bizona), sensor de lluvia y crepuscular, control de velocidad crucero, arranque sin llave y el sistema multimedia VW Play con pantalla de 10’’ y una interfaz super intuitiva, que ya verificamos en la prueba del Nivus.

En cuanto a diferencias, en Taos vamos a contar con freno de estacionamiento eléctrico y sistema Start and Stop, sumado a que las llantas de aleación son de 18 pulgadas contra 17 de T-Cross. Este último suma el tablero Active Info Display, levas al volante, y espejos exteriores rebatibles.

Te puede interesar
Kia Seltos o VW T-Cross: ¿Cuál elegir?

VOLKSWAGEN TAOS PRUEBA 6

Motor

Ambos apostaron por fórmulas turboalimentadas. En el caso del más pequeño, se trata de un tres cilindros 1.0 que entrega 116 CV y 200 Nm de torque disponibles entre 2.000 y 3.500 rpm. Se combina a una caja automática de seis velocidades, que también utiliza el SUV mediano.

En este último, el bloque es un 1.4 que desarrolla 150 CV y un par más generoso de 250 Nm, que a su vez se encuentra disponible desde una zona más baja del tacómetro, a 1.400 rpm. Algo a destacar en ambos modelos a nivel mecánico es que cuentan con freno a disco en las cuatro ruedas, algo que no ofrece T-Cross con el motor 1.6 aspirado.

Te puede interesar
Volkswagen Nivus o T-Cross: ¿Cuál consume más?

VOLKSWAGEN T CROSS

Comportamiento y prestaciones

A nivel comportamiento, la puesta a punto del chasis en T-Cross tiene muy poco que envidiarle a su hermano más grande. Lógicamente hay una diferencia en aplomo por una cuestión de dimensiones, sumado al esquema de suspensiones, que es del tipo multibrazo en el eje trasero del producto fabricado en Pacheco.

Las prestaciones de ambos te las vamos a contar en las correspondientes pruebas, pero el desempeño de los TSI del Grupo Volkswagen siempre es para elogiar, con buena respuesta al pisar el acelerador y valores contenidos de consumo, algo que todos los usuarios de este tipo de vehículos sabrán valorar.

Te puede interesar
Black Edition: Volkswagen presentó una nueva T-Cross

Precio

Por último, el tema precios. Si tomamos como referencia los valores de lista sugeridos por Volkswagen, la versión Highline de T-Cross con el motor turbo de 116 CV cuesta 3.854.300 pesos. Por su parte, la recién llegada en su variante de entrada tiene un precio de 3.955.000 pesos. Son valores casi similares pero como ya viste, hay diferencias y cada una tiene sus atributos y como siempre, la última palabra la va a tener el comprador.