noticias |

Black Edition: Volkswagen presentó una nueva T-Cross

Volkswagen incorpora en la gama del T-Cross para el Reino Unido una variante que apela a un tratamiento estético en el exterior y el interior, manteniendo un motor pequeño y eficiente. Entrá para ver qué tiene para ofrecer.

Volkswagen se suma a la tendencia de “oscurecer” modelos con el lanzamiento del T-Cross Black Edition, exclusivo para el mercado del Reino Unido. Sobre la base de una versión SE, la marca alemana le dio a su SUV compacto un aspecto más deportivo, sin alterar sus atributos ya conocidos.

VOLKSWAGEN T-CROSS BLACK EDITION

Por el lado de los detalles estéticos oscurecidos se destacan parrilla, insertos en el paragolpes delantero, barras de techo y espejos, que a la vez hacen contraste con algunas terminaciones en plateado y unas llantas de aleación de 17 pulgadas con un diseño bitono. A pesar de su denominación, la carrocería puede venir en varios colores, incluyendo un naranja muy llamativo.

Te puede interesar
Volkswagen Nivus vs T-Cross: diferencias, precios, consumos y mucho más

Adentro se mantiene la tendencia del color negro en los tapizados y parte de la plancha de a bordo, también haciendo juego con el gris plata. En el centro de la consola aparece la central multimedia App-Connect, que se suma a una dotación que incluye varias ADAS como detector de punto ciego, mantenimiento de carril, control de velocidad crucero adaptativo y frenado autónomo, todos dispositivos que no ofrece el T-Cross en nuestro mercado.

Respecto al motor, esta versión especial del SUV de la marca de Wolfsburgo apela al conocido 1.0 TSI con dos opciones de potencia, 95 y 110 CV. El menos potente se combina a una caja manual de cinco marchas y puede acelerar de cero a cien en 11,6 segundos, mientras que el de 110 CV se asocia a una transmisión manual de seis o una automática DSG de siete relaciones.

¿Precios? En el Reino Unido, el Volkswagen T-Cross Black Edition arranca en 28.914 dólares en su variante menos potente y llega hasta 32.028 dólares en el caso del bloque de 110 CV acoplado a la caja automática de doble embrague. Teniendo en cuenta el éxito de este tipo de versiones en la Argentina, no sería descabellado que en Brasil lo utilicen como inspiración para hacer lo propio con el T-Cross regional.