comparativos |

¿Cuál elegir?: Nissan Kicks vs Ford EcoSport

Estéticamente van por caminos similares: Eco mantiene la silueta que estrenó en 2012 pero se pone un poco más señorial tomando prestadas las líneas de la Kuga. Pero para no perder la deportividad que anuncia en su nombre apela a la formula de plasticos negros y cromados. Kicks es quizas el menos discreto de los Nissan. Respeta el hocico con la V plateada pero después gana mucho carácter con un diseño simple pero musculoso y llamativo y a eso le suma la posibilidad de contar con pintura bitono que le da un toque distintivo aunque lamentablemente en nuestro país no está disponible todavía.

Adentro son dos mundos diferentes. Ambos rompen un poco con lo convencional al ofrecer tapizados claros (Eco) y color naranja (Kicks); éste último despertó elogios en cada uno que se subió al Nissan. En cuanto al diseño general la Eco es “muy Ford”, con comandos, disposición y elementos ya conocidos a excepción de la pantalla, que ahora se erige tipo tablet. Kicks, al contrario es “poco Nissan”, es decir, es dueña de un diseño más atractivo que el resto de los modelos de la marca, pero no por eso rompe esquemas: más tapizados naranjas y una central multimedia -conocida- empotrada en el centro.

Conseguir la cotización auto test de la Ecosport

La americana lleva en sus entrañas el SYNC 3, el sistema telemático más moderno de la marca con android auto, car play, mandos por voz, navegación, mientras que el mexicano es menos completo pero cuenta con un sistema 360 de cámaras. Sorprende que la variante menos equipada cuente con conectividad celular y esta Exclusive, full, no. Si hablamos de la calidad, Ford hace uso de mejores plásticos, elevando la vara de su antecesora (no era una tarea titánica) mientras que Nissan, pese a su origen mexicano, toma plásticos algo más rigidos pero apela a tapizar las partes rigidas para entregar una mejor percepción, algo similar a lo que sucede en Tracker, por ejemplo ¿es válido? Lo dejamos a tu criterio.

El puesto de mando en este segmento es muy importante, casi un argumento de compra, sobre todo por la diferencia en altura respecto del resto de los vehículos tradicionales. Quien comande el Kicks encontrará con un volante revestido en cuero, lleno de comandos (también de teclas ciegas feas) con regulación doble al igual que la butaca, de muy buena sujeción. En Eco las posibilidades son similares (múltiples regulaciones de ambos factores), aunque el volante cuenta con más comandos y la sujeción de la butaca es menor.

Conseguir la cotización auto test de la Nissan Kicks

Desde allí tendremos en primer plano los respectivos tableros, de diseños bien diferentes. Ford no se anduvo con demasiadas vueltas y propuso un híbrido de dos relojes con una compu central de 4,2” a color con muchísima data, buena lectura general e iluminación. Kicks, por su parte, se la juega con uno más moderno, también híbrido y configurable ya que una mitad la conforma una pantalla de 7”. En ambos, el indicador de combustible (eco con aguja y Kicks digital) es por demás pequeño…

ATRIQUI
Dos de los puntos a tener en cuenta en esta dicotomía son la habitabilidad y el baúl de un segmento que, casi con seguridad estará destinado a llevar más que conductor y pasajero, por eso es prudencial hablar del espacio disponible en las filas traseras y cuánto podés llevar en el maletero.

La EcoSport nunca fue la más agraciada en este apartado. Con 2,52 metros entre ejes el espacio en la segunda fila es aceptable, y para colmo la incorporación del techo compromete la altura a la cabeza. Las malas: la plaza central es algo dura (oficia de apoyabrazos también) pero hay tomas de 12V para los millennials, buena cantidad de posavasos además de tres cinturones inerciales y tres apoyacabezas, como corresponde.

Si nos vamos más atrás todavía nos encontraremos con 362 litros de capacidad de baúl que no son la panacea. A eso le sumamos la controvertida apertura de portón, para el que vas a necesitar 1,20 metros de espacio si lo querés abrir en 90º. Nos gustó la bandeja para modificar la distribución y también la luneta de lona rebatible. Y justo sobre el portón de controvertida apertura nos encontramos con el ítem más polémico ¿del mercado? La quinta rueda. Cuando se lanzó en Mar del Plata y nuestras redes sociales comenzaron a publicar las fotos, la gente se hizo escuchar, en contra, al respecto del famoso auxilio colgante. Curioso, porque según la propia Ford, los grupos de estudios con clientes les dieron una imagen positiva.

En Kicks el espacio es trending topic. Hay 10 centimetros más entre ejes (2,62) con lo cual  atrás es más amplio, pero también sufre el mal de la butaca central, que es poco mullida y sin la ergonomía necesaria para darle confort a un pasajero. Ah, ambas tienen isofix. Atrás nos encontramos con un portón de tradicional apertura vertical que oficia de antesala a los 432 litros de baúl que la dejan en el podio de las que ofrecen mayor capacidad de carga junto a HR-V y Captur, que el año que viene vendrá con caja automática.

Ambas bocas de carga son tradicionales, con un despeje que no van a dificultar la tarea y punto a favor para las dos, también, por sus auxilios homogéneos, aunque en Kicks es exclusivo, valga la redundancia, de esta Exclusive.

DINAMICOSAS

Kicks hace uso del 1.6 (120 CV) de la alianza Renault-Nissan que aquí utiliza la gama de entrada de la marca nipona (March, Versa y Note). Se trata de un impulsor correcto, con prestaciones aceptables y consumos que podrían ser más bajos pero que no están mal (Cactus con 10 CV menos los baja) aunque en ciudad pican en punta por la transmisión. La nipona apela a una CVT, de variador continuo, que hace el pasaje de marchas eficiente y fluido, y cuenta con opción “Sport” que estira el régimen de cambio para sumar algo de picante. La contra es que trabaja a altas RPM y es rumorosa. Pero yo lo “pago”. El tanque de combustible, de 41 litros, acorta la autonomía considerablemente.

Eco por su parte saca a pasear al resto con sus 170 CV (2008 tiene 165 pero está sólo asociado a la caja manual), firmando un cero a cien de 10,3 (+0,2 que 2008) y una recuperación de 7 segundos y monedas. Los 170 pesan y quien busque performance deberá apuntar a un concesionario del ovalo, pero también saben que van a tener que sacar la billetera más veces ya que las cifras de consumo son mayores, especialmente en la city. El consuelo es que su tanque de 52 asegura estirar un poco mas las distancias sin repostar.

La caja de la Ford es menos moderna (seis marchas, convertidor de par) pero cuenta con levas al volante para permitir un manejo secuencial a piacere. Ambos calzan llantas de 17” con neumáticos citadinos (los mixtos ya son una rareza) y trabajan con la misma suspensión (barra de torsión atrás). Por su origen azteca se podría pensar que Kicks es algo más áspero, pero la realidad es que se lleva bien con la ciudad y al ser una máquina pensada para estas regiones, se hizo hincapié en los reglajes y el resultado es bueno. A velocidades constantes hay que ir corrigiéndola.

Eco es lo que esperábamos de Kicks: confortable en ciudad pero áspera con los pozos o irregularidades del camino, especialmente el eje posterior. En ruta va algo más aplomada que la Nissan. Concretamente: Kicks es más dócil, con consumos ruteros contenidos y un chasis más amigable con la ciudad, aunque EcoSport te va a dar esa dosis de potencia en el caso que hundas el pie en el pedal derecho. Por el lado de la dirección, Kicks ofrece una sobreasistencia (casi no vuelve cuando giramos) y Eco hace gala de una buena variación.

LO QUE TE DAN


Dejamos la lista de equipamiento para el final. Si bien ambas son full, la Eco se alza con esta compulsa por algunos elementos adicionales. Hagamos un chequeo general: comparten ESP, LED diurnos, tapizados y detalles en cuero, navegador, cámaras de retroceso (360 en el caso de Kicks), fijaciones isofix, climatizador, acceso y arranque sin llave, auxilio de igual medida y sensores de estacionamiento y luces. Eco saca ventajas con un airbag más (7 contra 6), conectividad android y apple, techo corredizo y sensor de lluvia. El

PERFORMANCE
EcoSport – Kicks
0-100 km/h: 10,3 / 11,7 seg
80-120 km/h (D): 7,3 / 9,5 seg

CONSUMO (l/100 km)
EcoSport – Kicks
A 100: 7,3 / 6,5
A 130: 9,7 / 8,8
Urbano: 12,3 / 11,1

2 thoughts on “¿Cuál elegir?: Nissan Kicks vs Ford EcoSport

  1. Gustavo dice:

    El portón se abre hacia arriba. El auxilio va oculto. Y ya estamos inundados de SUV. Qué vuelvan los hatchback y las familiares del segmento B y C

  2. Daniel Dirisio dice:

    Ninguna de las dos me gusta, pero no tendría una Ecosport aunque me la regalaran.
    Aparte, me parece que testear un auto, y ponderarlo por el equipo multimedia que posee, es no tener virtudes para destacar del auto en cuestión.

Dejanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También podría interesarte: