consejos |

Estas son las mejores camionetas para viajar en familia

Informe con las 6 mejores camionetas para viajar en familia, desde SUVs B hasta pick ups medianas.

Si entraste a esta nota, es porque sos viajero o viajera y necesitas orientación de qué vehículo se adapta mejor para tu espíritu aventurero. Por eso, en el siguiente informe detallaremos las mejores camionetas para viajar en familia, con una relación precio-producto justa, dado que se cae de maduro que las más caras del mercado son las mejores, y no siempre alcanza la plata para llegar a ellas.

A priori, consideramos que las mejores camionetas para realizar un viaje con la familia son aquellas que tienen un motor con turbo que no consuma mucho combustible, un amplio espacio interior con ciertos elementos de confort, buenas capacidades de baúl y tanque de combustible, y sobretodo, un buen equipamiento de seguridad. ¿Existe alguna camioneta en el mercado que conjugue todos estos factores? Ya lo veremos…

Antes de dar el detalle de cada ítem y por qué son claves, tenés que saber que en AutoTest somos viajeros por naturaleza y hemos hecho cientos de operativos ruteros en los cuatro puntos cardinales en Argentina. Hemos ido al sur (leé la crónica del viaje), Córdoba (crónica y performance del auto), la Ruta 40 (toda la info clave, acá), y hasta recorrimos 12.000 kms en 14 días con un Fiat Regatta.

Motores turbo

Empezaremos a detallar por qué consideramos que son importantes cada uno de estos ítems. Por un lado, el turbo. Un motor con turbocompresor permite obtener un plus de potencia y reacción en la camioneta con la que querés viajar con tu familia, a comparación de las que son movidas por bloques aspirados.

Recordá que si estás buscando una camioneta, estamos hablando de pesos que pueden ir desde los 1.300 a 2.000 kilos, por ende, se necesita de un motor que sea capaz de moverla rápido, por ejemplo, en situaciones de sobrepaso, una de las maniobras más peligrosas en ruta.

Otra ventaja de los motores turbo es que le dará suficiente aire al motor para transitar caminos de altura, algo que abunda en nuestra amada Latinoamérica. Es que motor, al igual que el ser humano, necesita de aire (entre otras cosas) para funcionar.

A medida que subimos de altura, el aire empieza a faltar y cuesta respirar, por lo que empezamos los humanos, a hacer movimientos más lentos para seguir adelante. Ese efecto, conocido como “mal de altura”, se replica en el motor del auto, y el turbocompresor es fundamental para compensar ese faltante de aire.

Mejores camionetas para viajar en familia

Bajo consumo

Este ítem se explica por sí solo: si salimos de viaje queremos gastar el menor dinero posible en combustible. En ese sentido, los vehículos con motores diésel consumen menos y muchos de ellos cuentan con turbocompresor, así que son una opción que cierra por todos lados (al final daremos un listado de las camionetas que conjugan varios elementos que estamos detallando).

Capacidad de baúl y tanque de combustible

Si viajas en familia significa que vas a llevar valijas grandes, otras chicas y muchos objetos para distintos usos (quizás vas a acampar en carpa, o llevar heladera portátil, sillas, etc). Entonces, un buen baúl con las dos o tres filas de asientos ocupadas, o con algunos asientos rebatidos para aumentar su capacidad, es clave. Un consejo: siempre lleva las cosas en la baúl de manera segura, ya sea con una red que los contenga o sin sobrepasar el umbral de la luneta para tener siempre buena visión hacia atrás.

Por otra parte, podés considerar comprar como opcionales barras portaequipajes en techo. En ese caso es bueno que chequees en el manual de usuario las capacidades máximas que soporta tu auto para transportar objetos arriba.

En cuanto al tanque, es fácil: cuanto más grande sea, mayor autonomía tendrás de recorrido y menores veces tendrás que parar en tu camino para cargar combustible.

Mejores camionetas para viajar en familia

Ya que estamos hablando del interior, nos detenemos en el equipamiento de confort. Siguiendo la línea de camionetas para viaje que no cuesten un dineral, o sea, aquellas que no traen función masajes en la butaca del conductor, es importante que tenga unos asientos cómodos, climatizador automático, desempañador de luneta, un buen sistema multimedia, y por qué no, conectividad 4G o WiFi, que nos pueda dar señal en parajes a los que quizás la empresa del celular que tenemos no llega.

Mejores camionetas para viajar en familia

Seguridad activa y pasiva

Este es un elemento clave, y afortunadamente muchos sistemas de seguridad activa que antes se reservaban para vehículos Premium, ya están disponibles desde las gamas bajas de camionetas de precio medio.

En cuanto a seguridad activa, es muy bueno que tenga detector de fatiga. Algunos sistemas monitorean el parpadeo del conductor para saber si empieza a tener sueño, y otros menos sofisticados, pero igual de seguros, monitorean el movimiento del volante para saber si la pesadez de un viaje está haciendo mella en la atención de quien conduce.

Otro ítem que ayuda es el asistente al mantenimiento del carril, que mantiene al auto dentro de las líneas del carril (algunos sistemas reconocen hasta las poco pintadas). Cada vez es más popular el control de velocidad crucero adaptativo, que permite que descansemos el pie derecho por un rato, al tiempo que mantiene una velocidad determinada y la baja o sube de acuerdo a si la camioneta se acerca o aleja a un vehículo.

Todo estos son sistemas que ayudan a prevenir un accidente y que los airbags (seguridad pasiva) no entren en funcionamiento. Pero si llegas a pasar por ese desagradable momento, cuanto más airbags, mejor.

¿Cuáles son las 6 mejores camionetas para viajar en familia?

Llegó el momento de contarte cuáles son los modelos que reúnen todos (o casi todos) los elementos que te enumeramos antes. Te recordamos que son camionetas más bien económicas, no Premium. Acá vamos:

Renault Duster

La versión que más ítems tiene de los que mencionamos es la Iconic, o sea, la tope de gama. Por un lado, cuenta con un nuevo motor de 1,3 litros con unos más que suficientes 155 CV y turbocompresor. Si bien es naftero, los consumos son bastante contenidos. Además, cuenta con tracción 4×4, por lo que una escapa fuera del asfalto con toda la familia será más que sorteada con soltura.

Cuenta con un baúl de 401 litros, pero no se destaca por su seguridad pasiva (tiene solo dos airbags) y en ayudas a la conducción solo tiene control de velocidad crucero y asistente al ascenso y descenso. Eso sí, tiene control de tracción y estabilidad. Para conocer más, mirá el viaje que hicimos con ella hasta Mercedes, Corrientes, y Entre Ríos.
/p>

Jeep Renegade

Este es otro SUV chico, pero que tiene en la versión Trailhawk, un motor turbodiésel de 2,0 litros y además, tracción 4×4. Espectacular si la familia es una off-roader. Algunos detalles en contra es que su peso supera la tonelada y media y es el SUV compacto, hecho en la región, más caro del mercado.

Pero lo que se paga, lo vale en equipamiento de confort y seguridad: cruise control; 7 airbags; asistente al frenado de emergencia; y controles de tracción, estabilidad y de balanceo de tráiler. La principal contra es su baúl, de apenas 260 litros. Te dejamos la prueba:

Chevrolet Tracker

La nueva generación cuenta con un 1,2 litros con turbocompresor de buenos registros de consumo, pero con un tanque de apenas 44 litros. El baúl soporta 393 litros y la distancia entre ejes no está nada mal: 2,57 metros.

Lo mejor pasa por el equipamiento: de serie trae 6 airbags; controles de tracción y estabilidad y frenos con ABS y EBD. Además, en confort tiene WiFi y conectividad 4G de serie, y a medida que se sube en las versiones se adquieren indicador de distancia del vehículo de enfrente; control de velocidad crucero adaptativo; indicador de presión de neumáticos; y alertas de punto ciego y de colisión frontal.

Honda CR-V

Es quizás el SUV con mejor confort de marcha del segmento, y eso no es poco si pensamos en viajes de muchas horas de ruta. Muy espacioso en plazas traseras y con un baúl grande de 646 litros. Claro, estamos hablando de un SUV del segmento C, nicho del que te explicamos qué es y qué modelos hay en esta nota.

Además, la versión intermedia monta un motor de 1,5 litros con turbocompresor, del cual te damos todos los detalles, más consumos, en la prueba de acá abajo.

Fiat Toro

Mejores camionetas para viajar en familia

La Toro con motor turbodiésel, el mismo de la Renegade que te nombramos más arriba, es una buena opción para aquellos que prefieran comprar una pick up. Está muy bien dotada en seguridad y en confort desde el vamos, aunque sus plazas traseras no son tan espaciosas como las de un SUV del segmento C. Si querés una pick up más grande óptima para viaje, entonces…

Volkswagen Amarok

Y si, es una de las pick ups mejor vendidas en Argentina, sobretodo para los que la usan en ciudad. Su buen paso sobre el asfalto, más un amplio equipamiento en seguridad y confort; sumado a que puede tener tracción 4×4 desde gamas bajas, la hacen una buena opción para los viajes con familia.

Su motor 2,0 litros turbodiésel se desempeña con soltura, y podés ver la prueba en el siguiente video.

Ahora ya sabés cuáles son las mejores camionetas para viajar en familia. Te recordamos que podés leer nuestras pruebas de manejo e incluso comparativos si querés sacarte las dudas que tenés sobre esas dos opciones que tenés en tu cabeza.