consejos |

Los autos más difíciles de manejar

A lo largo de la historia se construyeron vehículos super complejos o demasiado avanzados. Te mostramos Los autos más difíciles de manejar.

Si te preguntáramos si manejas bien, seguramente dirías que sí. Es lógico, casi nadie se echa tierra encima, y en realidad sabemos que, a juzgar por el tránsito, no todos manejamos muy bien que digamos… Pero a los vehículos de este ranking, el de los autos más difíciles de manejar, ni el conductor más experimentado se les animaría.

Así que, no te sientas mal, y mirá este ranking que se compone de los 4 modelos más complejos de conductir, que comprende desde casi los inicios del automóvil, hasta piezas únicas de producción.

Tatra T87 o «El mata Nazis» (1936)

los autos más difíciles de manejar

¿Sabías que la marca Tatra fue la tercera automotriz de Europa? Sí, solo fue superada por Mercedes-Benz y Peugeot, y en 1897 fue la primera productora de un vehículo con motor en Europa Central, el Präsident.

Esta marca de República Checa sigue vigente hoy en día, aunque produciendo camiones pesados (conocé a nuestro primos de Transporte Mundial), y tuvo un período de esplendor durante la Segunda Guerra Mundial por su sofisticación en la construcción de automóviles.

Te puede interesar
Cuáles son los autos con cadena de distribución en Argentina

El modelo T87 era una berlina de aspecto elegante y muy aerodinámica, con formas extravagantes y un motor V8 de 3,4 litros y 75 CV, situado en el eje trasero.

los autos más difíciles de manejar

Salió al mercado en 1936, y fue diseñado por el ingeniero austríaco Hans Ledwinka, quien aplicó en su construcción materiales poco comunes para la época, como el magnesio o el aluminio. Además, contaba con suspensión independiente, algo rarísimo en ese momento y lo que le daba un confort de marcha único. En definitiva, el Tatra T87 era atractivo, confortable y super rápido, ya que alcanzaba los 160 km/h, cifra inédita para autos de calle de por entonces.

El régimen nazi crecía internamente, florecieron las famosas “autobahn” (conocé más sobre ellas) y con su expansión y dominio por casi toda Europa, los jerarcas y altos mandos comenzaron a apropiarse de varios Tatra T87 para disfrutar de sus prestaciones por las autopistas alemanas.

Te puede interesar
El ranking de los autos más rápidos del mundo

los autos más difíciles de manejar

Sin embargo, no contaban con que la suspensión por ejes oscilantes del Tatra hacía que las ruedas cambiasen de forma muy brusca en las curvas (los neumáticos radiales aun no existían). Tampoco tuvieron en cuenta la potencia que otorgaba semejante V8 ubicado detrás del eje trasero, ni eran duchos en manejar a esas cifras tan altas de velocidad.

El resultado: la muerte de oficiales por manejar a altísimas velocidades era algo común, tanto, que el propio Gobierno llegó a prohibir manejar ese auto y fue eliminado como vehículo de servicio en Alemania.

Renault Clio V6 (2001)

los autos más difíciles de manejar

Nos venimos más a estos tiempos. El legado deportivo de Renault fue trasladado muchas veces a los autos de calle, como con el Clío Williams en los 90’ o diferentes versiones RS de diversos modelos, pero nada como la versión V6 del compacto (ver listado completo de autos B en Argentina).

Te puede interesar
El ranking de los autos más anchos de Argentina

En el Salón de París de 1998 se presentó el Renault Clío V6 Concept, un modelo que se pensó en ese momento que se trataría de un ejercicio de diseño, pero que en 2001 ya estaba a la venta.

El exterior de este auto era más que robusto gracias a las generosas entradas de aire ubicadas por delante del eje trasero, al tiempo que la deportividad era acentuada por una caída de techo más pronunciada que la habitual y la ausencia de plazas traseras.

En lugar de butacas atrás, había un motor V6, el mismo que montaban modelos como los Laguna o Avantime en Europa. Sin embargo, tenía modificaciones, dado que entregada 230 caballos de potencia y 30,6 kgm de par máximo. El baúl era casi inexistente: solo tenía 67 litros de capacidad.

Te puede interesar
Autos con 7 asientos: los 15 modelos del mercado en Argentina

los autos más difíciles de manejar

No se trataba de un Clío liviano, dado que pesaba 1.381 kilos, pero gracias a su generoso motor pasaba de 0 a 100 km/h en 6,4 segundos. Entonces, un auto tan potente, con tracción trasera y caja manual de seis marchas, no resultaba fácil de manejar, algo de lo que tomaron nota los ingenieros de Renault y modificaron hacia la segunda generación.

La Fase II del Renault Clío V6 no escatimó en potencia, sino que la aumentó hasta los 255 CV, permitiendo que su gran peso fuera más llevadero (aunque aumentó a 1.405 kilos). Las marchas fueron acortadas y se consiguió una mejora en la aceleración a 100 km/h: 5,8 segundos. No fue un éxito rotundo de ventas, y solo se fabricaron 1.600 unidades.

Ford T (1914)

los autos más difíciles de manejar

El primer automóvil producido en serie era muy difícil de manejar. No solo para los usuarios de principios del Siglo XX, que no acostumbraban conducir un vehículo motorizado, sino que hoy en día sería muy complejo para cualquiera de nosotros.

Te puede interesar
Los autos más lentos del mundo y de Argentina

Es que contaba con un mecanismo en el volante desde donde se controlaba la chispa de encendido para quemar el combustible y arrancar el auto. Eso se controlaba desde una palanca ubicada a la izquierda del volante, mientras que a la derecha se ubicaba otra palanca que era… ¡el acelerador!

Así te preguntarás cómo eran los pedales. Bien, contaba con tres, como los autos manuales de hoy en día, pero las funciones eran un poco distintas. El del extremo izquierdo era el pedal de embrague, el del medio, era para la marcha atrás, y el derecho, era el freno.

Pero no termina ahí la historia, ya que el Ford T contaba con un freno de mano que cumplía la función que hoy conocemos, y un poco más. Por ejemplo, contaba con tres posiciones. Cuando se la corría para atrás, el freno de mano se activaba, pero si se la ubicaba en el centro, quedaba en posición neutral. Ahora bien, para engranar la segunda marcha, era necesario que la palanca del freno de mano ocupe la posición delantera, justo al fondo de todo.

Te puede interesar
Estos son los autos más comprados en Argentina

Esto hoy, en pleno Siglo XXI este mecanismo nos parece casi que ridículo, pero seguramente en 100 años, al futuro lector de Auto Test le costará entender cómo la palanca de cambios llegó a estar en el volante de varios modelos de 1970 o 1980, o incluso, cómo era posible que la gente se encargaba de manejar un auto.

Reliant Robin (1970)

los autos más difíciles de manejar

En 1970 nació de la mano de la casa británica Relian Motor Company. Se trató de un utilitario muy ligero que apenas pesaba 450 kilos. Contaba con un sistema de tres ruedas (la de adelane giraba), un motor ubicado adelante y tracción en el eje trasero.

El motor era un cuatro cilindros que contó, a lo largo de la historia, con variantes de 748 y 848 cc, pero siempre asociado a una caja manual de cuatro marchas. Si bien era un auto liviano, era sumamente difícil de manejar, dado que contaba con muy poca estabilidad debido a sus tres ruedas. Sin embargo, hubo un atrevido que se animó a practicar un drift con este ícono que se construyó hasta 2002, ¡y sobre nieve!

Te puede interesar
La lista de los autos híbridos en Argentina 2021

Claro que los autos actuales no son difíciles de manejar, aunque a no todo el mundo le sienta cómodo conducir una pick up full size o probar a fondo un chico del Segmento A. ¡A todos ellos nosotros los probamos! Podés leer las pruebas que realizamos cada semana o ver los test drives en nuestro canal de YouTube.