comparativos |

Peugeot 208 vs Toyota Yaris: ¿cuál es mejor?

Analizamos dos de las propuestas más elegidas del mercado entre los autos bicuerpo del segmento B. Todo sobre los Toyota Yaris y Peugeot 208, en las líneas que siguen.

La silueta de bicuerpos del segmento B sigue siendo una de las opciones más buscadas por aquellos que quieren acceder a su primer “cero”. La oferta no tuvo demasiadas novedades en los últimos meses pero en esta ocasión decidimos poner el foco en propuestas que hoy se ubican como dos de las más elegidas.

Toyota Yaris vs Peugeot 208

Se trata de los Toyota Yaris y Peugeot 208. Mientras el producto fabricado en El Palomar lidera cómodamente este segmento, el Toyota da pelea con la desventaja de que tiene un enemigo bajo el mismo techo. Hablamos de Etios, que si bien se anunció que será discontinuado, en los patentamientos de agosto figuró por encima de Yaris.

Sin más preámbulos, nos metemos de lleno en estos dos hatch del segmento B. Arrancando con las medidas, la diferencia es mínima. Peugeot 208 acusa un largo de poco más de 4 metros, mientras que su rival se extiende hasta 4,14 metros. El Toyota Yaris también saca unos porotos de diferencia en la distancia entre ejes (2,55 vs 2,53), algo que le permite brindar un habitáculo un poco más cómodo. ¿Baúles? Empate técnico, 311 litros para el Peugeot 208 y 310 litros para el Toyota Yaris.

Te puede interesar
Habitabilidad e interior: Polo vs Yaris parte 2

¿Qué motor lleva el Peugeot 208?

Si hablamos de los motores elegidos por cada marca, en ambos casos fueron conservadoras ya que no acudieron a bloques con turbo de bajan cilindrada. El Peugeot 208 utiliza dos alternativas aunque la más vista es el 1.6 VTi de 115 CV y 150 Nm, que puede combinarse tanto a una caja manual de quinta como una automática de seis.

Peugeot 208 RT Lateral

auto test revista digital

¿Qué motor tiene el Toyota Yaris?

Por su parte, el Toyota Yaris utiliza un bloque similar pero que incorpora algunas soluciones que lo vuelven más eficiente. Con 1,5 litros, desarrolla 107 CV y 140 Nm de torque, sumado a que cuenta con cadena de distribución, que siempre es un plus a la hora del mantenimiento (ni hablar de que se trata de un Toyota). Por el lado de la transmisión, en el Toyota Yaris podemos acceder a una caja manual de sexta, mientras que la automática es una CVT con siete marchas prefijadas.

Te puede interesar
El Peugeot 208 argentino podría incorporar un nuevo motor turbo

Nuevo Toyota Yaris S lanzamiento acción

¿Qué tan seguro son los Peugeot 208 y Toyota Yaris?

Nos metemos en el equipamiento de confort y seguridad que ofrecen estos dos modelos del segmento B. Para no hacer una ensalada de palabras, vamos a comparar un poco la dotación de versiones full. Por el lado del Peugeot 208, se despega con sistema multimedia de 10’’, tablero de instrumentos digital 3D, volante con doble regulación y tapizados de cuero y Alcántara. Además, tiene mantenimiento de carril, cámara de visión 180° y lectura e indicador de límite de velocidad.

Te puede interesar
El Peugeot 208 alcanzó un nuevo récord en Argentina

Peugeot-208-RoadTrip-INterior-2

El Toyota Yaris, como buen modelo de la marca japonesa, no descolla con su dotación pero frente al Peugeot suma airbag de rodilla para el conductor (toda la gama tiene siete bolsas) y luz antiniebla trasera. Con respecto a la dotación que ambos comparten anotamos llantas de 16 pulgadas, ópticas con luces LED, climatizador, arranque por botón y techo solar (panorámico en 208 y convencional en Yaris).

Nuevo Toyota Yaris lanzamiento interior

¿Cuál elegir?

Así las cosas, estos son dos de los modelos más elegidos del segmento B entre los autos con dos volúmenes. Con el contexto actual del mercado y las dificultades que tienen los modelos producidos fuera del país, el Peugeot 208 lidera cómodamente el mercado, pero creemos que cualquiera de los dos es una buena alternativa si estás buscando un vehículo con suspensiones robustas preparadas para nuestros caminos, motorizaciones confiables (que no descollan en modernidad, potencia ni prestaciones) y con un andar cómodo en la ciudad, sin por ello defraudar en el desempeño dinámico en ruta.