comparativos |

Diferencias entre Peugeot 208 Allure vs Feline

Analizamos las versiones más interesantes de la gama del Peugeot 208 y te contamos todas sus diferencias. ¿Cuál conviene?

El Peugeot 208 es actualmente el verdadero “caballito de batalla” de la marca francesa. El modelo fabricado en la planta argentina de El Palomar ya lleva 10.904 unidades patentadas en lo que va del año, que en parte le permitieron a la casa del león lograr un crecimiento del 38,6% frente a las cifras obtenidas durante los primeros ocho meses del 2020. 

Peugeot-208-allure-vs-feline-diferencias

Desde su lanzamiento el año pasado, el Peugeot 208 se ofrece en un amplio abanico de versiones, con dos motorizaciones y dos transmisiones disponibles. Además, cabe destacar que la gama argentina se complementa con los GT y GT Line que llegan importados desde Eslovaquia con el motor turbo de 130 CV

En esta ocasión, para responder una duda muy recurrente en los usuarios, analizamos las principales diferencias que hay entre las versiones Allure y Feline del Peugeot 208. La primera es un nivel intermedio que bajo el capot incorpora un motor 1.6 de 115 CV, que se puede combinar tanto a una caja manual de cinco marchas como una automática de seis. Por su parte, la full Feline solo se ofrece con transmisión automática. 

Diseño

Si hay algo en lo que se destaca la última generación del Peugeot 208 es su diseño. Como ves en las fotos, cuando probamos ambas versiones nos tocó el vistoso azul “quasar” que, a nuestro juicio, le suma varios puntos desde el punto de vista estético

Las diferencias en el diseño de una versión y otra son muy sutiles: en Allure los espejos y el alerón son color carrocería (en Feline son de color negro “piano”), la tercera luz de stop es roja (versus “fumé”) y las ópticas de LED fueron reemplazadas por halógenas. Más allá de esto, el Allure conserva los característicos colmillos delanteros, que son un verdadero imán de miradas y lo hacen destacarse en el tránsito. 

Peugeot-208-Feline

Peugeot-208-trompa

Equipamiento

A la hora de hablar de diferencias en el equipamiento, lo cierto es que para ubicarse abajo del Feline, en Allure la marca tuvo que hacer un recorte en su dotación. Hagamos un repaso de acuerdo a los dos grandes grupos: confort y seguridad

En el primer copón, Peugeot 208 Allure pierde la cámara de 180° (en su lugar una tradicional), las mencionadas ópticas con luces LED y por último los sensores de estacionamiento trasero, de luces y de lluvia. Eso es todo: en este apartado el Allure sale beneficiado con pérdidas tolerables en pos de la billetera. 

Por el lado de la seguridad, los recortes fueron más sensibles, aunque nobleza obliga, si hacemos la comparación con el Peugeot 208 anterior, la ganancia en general de toda la gama sigue siendo palpable (por el ESP de serie). El Allure prescinde de los ADAS (lector de señales, sensor de luces altas, alerta de colisión, frenado autónomo, mantenimiento de carril y detector de fatiga). 

Peugeot-208-Feline-interior

Prestaciones

En prácticamente toda su gama (salvo el base denominado Like), el 208 apela al conocido e histórico 1.6 aspirado, que gracias a distintos ajustes en la electrónica ahora produce 115 CV. Se trata de un impulsor doméstico, que tiene su mejor rendimiento en la zona baja del cuentavueltas y recibió algunas modificaciones para entrar en el vano motor de la flamante plataforma CMP.

Te puede interesar
¿Cuáles son los autos más baratos con control de estabilidad en Argentina?

Para comprobar si se ven afectadas (o no) las prestaciones del automático frente al manual, nos fuimos hasta la pista del Autódromo de la Ciudad de Buenos Aires con nuestro aparato de mediciones. Comenzando por el cero a cien, mientras el automático necesitó 11,7 segundos, el manual bajó ese tiempo más de un segundo, con un registro de 10,6.

A la hora de las tiradas largas, los 400 metros el automático los hizo en 18,2 segundos, con un kilómetro en 33,3 segundos. Mientras tanto, el Peugeot 208 con caja manual firmó 17,5 segundos para el cuarto de milla, y 32,2 segundos para los 1.000 metros, cifra nuevamente más de un segundo más rápida que en el Feline.

Te puede interesar
Ofertas especiales para tu próximo Peugeot 208 y 2008

Otra cifra que registramos en nuestras pruebas es la recuperación de 80 a 120 km/h, donde simulamos el sobrepaso de un camión en una ruta de mano y contramano, por ejemplo. En este caso, el automático tiene la ventaja del “kick down”, que cuando pisamos a fondo el acelerador, hace que la caja baje los cambios que sean necesarios.

Por eso, si vamos a los números ese rebaje de la transmisión influye de manera contundente: mientras el Peugeot 208 manual en cuarta demora 10,9 segundos, con su par automático registramos en Drive 8,5 segundos, es decir, gracias a la acción de la caja las cifras son más de 2 segundos más rápidas.

Te puede interesar
Peugeot continúa probando su nuevo 208 nacional

Consumos

Comenzando por los valores a velocidad constante, a 100 km/h con el Peugeot 208 automático manejamos un consumo promedio de 6,6 litros cada cien (con el “uno seis” girando a 2.500 rpm), mientras que a 130 km/h la cifra se estira hasta los 7,7 litros cada centenar de kilómetros (a 3.300 rpm). La autonomía es de 712 y 610 kilómetros, respectivamente. 

Por su parte, en el urbano no hubo manera de bajar los 11 y 12 litros cada cien, con una media de 12,1 y una autonomía de 413 kilómetros. Por eso el automático firmó un consumo mixto de 9,6 litros, pudiendo recorrer 489 kilómetros con un tanque de combustible. Detalle: en todos los 208 nacionales, el depósito pasó de 44 a 47 litros para poder cubrir mejor las mayores distancias regionales. 

Peugeot-208-Feline-trompa-2

En la versión manual del Peugeot 208, a 100 km/h constantes en quinta marcha el motor gira a 2.800 rpm. A esa velocidad registramos 5,9 litros cada cien kilómetros, mientras que a 130 km/h, ya con el impulsor girando a 3.200 rpm medimos 7,4 litros. De esta forma, el manual puede hacer 797 kilómetros circulando a 100 km/h, y 635 si vamos a 130 km/h. 

En el ámbito citadino es donde aparecen las mayores diferencias frente a su par automático. Por eso el manual te va a pedir que le cargues 8,7 litros cada cien kilómetros en la urbe, algo que debería ser una vez que recorras 540 kilómetros. De esta forma, el promedio que registramos fue de 7,7 litros cada cien, con una autonomía de 610 kilómetros.

Peugeot-208-doblando

Precio

Al momento de realizar esta nota (septiembre de 2021) el Peugeot 208 en su versión Allure con caja manual tiene un precio sugerido de 2.843.700 pesos. Con caja automática ese valor asciende a 2.919.400 pesos, mientras que el Feline tope de gama automático tiene un valor de 3.046.700 pesos, que lo dejan “al borde” de la base imponible para la primera escala de los impuestos internos. 

Peugeot-208-cola Peugeot-208-Feline-cola