comparativos |

Peugeot 208 Feline o Allure: ¿cuál anda más?

Medimos y analizamos todas las aceleraciones y recuperaciones del Peugeot 208 con sus dos transmisiones disponibles, manual de cinco y automática de seis. ¡Mirá todos los resultados!

Una duda que suele presentarse a la hora de comprar un auto con caja automática es si las prestaciones o los consumos se ven afectados. Aprovechando que estuvimos probando el Peugeot 208 en su versión Allure con caja manual y el motor 1.6 de 115 CV, nos pareció interesante hacer la comparación con el Feline automático que probamos el año pasado.

PEUGEOT 208 FELINE ALLURE

En prácticamente toda su gama (salvo el base denominado Like), el 208 apela al conocido e histórico 1.6 aspirado, que gracias a distintos ajustes en la electrónica ahora produce 115 CV. Se trata de un impulsor doméstico, que tiene su mejor rendimiento en la zona baja del cuentavueltas y recibió algunas modificaciones para entrar en el vano motor de la flamante plataforma CMP.

Para comprobar si se ven afectadas (o no) las prestaciones del automático frente al manual, nos fuimos hasta la pista del Autódromo de la Ciudad de Buenos Aires con nuestro aparato de mediciones. Comenzando por el cero a cien, mientras el automático necesitó 11,7 segundos, el manual bajó ese tiempo más de un segundo, con un registro de 10,6.

A la hora de las tiradas largas, los 400 metros el automático los hizo en 18,2 segundos, con un kilómetro en 33,3 segundos. Mientras tanto, el Peugeot 208 con caja manual firmó 17,5 segundos para el cuarto de milla, y 32,2 segundos para los 1.000 metros, cifra nuevamente más de un segundo más rápida que en el Feline.

Otra cifra que registramos en nuestras pruebas es la recuperación de 80 a 120 km/h, donde simulamos el sobrepaso de un camión en una ruta de mano y contramano, por ejemplo. En este caso, el automático tiene la ventaja del “kick down”, que cuando pisamos a fondo el acelerador, hace que la caja baje los cambios que sean necesarios.

PEUGEOT 208 ALLURE

Por eso, si vamos a los números ese rebaje de la transmisión influye de manera contundente: mientras el Peugeot 208 manual en cuarta demora 10,9 segundos, con su par automático registramos en Drive 8,5 segundos, es decir, gracias a la acción de la caja las cifras son más de 2 segundos más rápidas.

¿Y qué pasa con los consumos? En los próximos días vamos a estar analizando, antes de subir la prueba completa del 208 Allure, cómo rindieron ambas versiones en nuestras mediciones. Vos, ¿cuál crees que gasta menos?

PEUGEOT 208 ALLURE 2