noticias |

¿Por qué una Toyota Hilux usada vale más cara que cero kilómetro?

Además de la pick up Toyota Hilux, hay otros ejemplos donde una unidad usada vale más cara que la misma cero kilómetro. Enterate la razón y conocé otros casos.

En la actualidad del mercado de autos, se está dando una situación particular. A causa de la falta de stock de unidades cero kilómetro en los concesionarios de diversas marcas, el precio de los usados aumentó de manera considerable, por el hecho de que cientos de usuarios necesitan llevarse el auto a su casa lo antes posible.

Toyota Hilux portada

Este suceso se da no solo en los autos que vienen desde Brasil (que “sufren” las restricciones a las importaciones que impuso el Gobierno Nacional para favorecer a la industria local), sino también en los vehículos fabricados en el país, que naturalmente son los más demandados.

Te puede interesar
Toyota Hilux GR Sport 2021: así es la nueva versión deportiva de la pick up mediana

Por ejemplo, el caso de la Toyota Hilux es el más mencionado porque es la pick up más vendida del mercado, al punto de que aquellos que desean adquirir una deberán anotarse en una lista de espera de hasta 6 meses (o más). Y si bien la fábrica cuenta con uno de los mejores planes de producción de la industria, la gran demanda hace que todavía haya demoras en la entrega de unidades.

Te puede interesar
Cargamos 1 tonelada en la pick up Toyota Hilux: ¿se la banca?

toyota-hilux-en-la-tierra

Claro que esto fue visto con buen ojo por los propietarios de unidades usadas con pocos kilómetros. En Mercado Libre encontramos varias unidades y hubo dos casos que nos llamaron la atención. Una SRX (full) 4×4 con caja automática, año 2020 (antes del rediseño) con 19.000 kilómetros está publicada a 9,2 millones de pesos.

Por su parte, otra versión similar pero 2021 (ya con el rediseño) y 20.000 kilómetros vale 10,5 millones. ¿El precio de lista de una Hilux SRX automática 4×4? 8.635.000 pesos, prácticamente 2 millones menos que la misma unidad con 20.000 kilómetros.

Toyota-SW4-trompa

El de la Hilux no es el único caso. La SW4 también es un producto muy demandado con largas listas de espera y un precio de lista que en el caso de la SRX con siete asientos y caja automática es de 9,1 millones. Sin embargo, por una unidad con 40.000 kilómetros año 2020 están pidiendo más de 10,5 millones de pesos.

Asimismo, si salimos de la marca Toyota y vamos a un producto brasileño como la Chevrolet Tracker, la tendencia se mantiene. Por la versión Premier Chevrolet pretende cobrar 5.491.900 pesos, mientras hay una unidad publicada con 3.500 kilómetros año 2020 por casi 6 millones de pesos.

Chevrolet-Tracker-trompa

Por último, en el caso del Volkswagen Nivus (otro producto muy exitoso que es afectado por las restricciones a las importaciones, a pesar de que la marca tiene un cupo más grande gracias a las exportaciones de Amarok y Taos) también se da algo similar. El precio de lista de una versión Highline es de 5.061.000 pesos, mientras que por una versión similar pero con 20.000 kilómetros piden casi 6 millones.

VOLKSWAGEN NIVUS

Más allá de todos los ejemplos anteriores, lo cierto es que los precios de lista que dan las marcas muy pocas veces se cumplen en los concesionarios, que pueden llegar a pedir 1 o 2 millones más por una unidad cero kilómetro. Y así, una vez más, el perjudicado siempre termina siendo el usuario.