comparativos |

Chevrolet S10 o Renault Alaskan: ¿cuál es más linda?

Manejamos las novedades de Renault y Chevrolet para el segmento de pick ups medianas de este año. En esta primera entrega, te contamos todo acerca del diseño, el equipamiento y el espacio interior.

CHEVROLET-S10-O-RENAULT-ALASKAN

2020 fue el año de las pick ups, eso está claro. Hubo renovación (Toyota Hilux y Chevrolet S10), presentación (Renault Alaskan), potenciación (VW Amarok), nuevas versiones (Nissan Frontier) y anuncios a futuro (Ford Ranger). Y como lo sabemos hace rato, en auto test ya estamos diagramando un plan especial para cerrarlo con todas las novedades en el segmento mediano. Pero esa es otra historia.

Renault viene hace rato con Alaskan. Desde la presentación de Frontier, se sabe que la marca del rombo iba a fabricar su “chata” a la par de la japonesa y, por lo menos durante un tiempo, junto a la Mercedes-Benz Clase X.

Pasó el tiempo, la coyuntura y el abandono de la marca de la estrella, lo que hizo que la Alaskan se demore hasta hace algunas semanas. Previo a eso la manejamos en Colombia y Francia (Ver noticia), como para ir tomando un tentempié.

Con Chevrolet las cosas fueron bastante más lineales. Hace ocho años que esta generación de S10 está entre nosotros. Tras lanzar nuevas generaciones de productos como Onix y Tracker, la marca del moño posó su vista en la pick up mediana (y también en su hermana SUV) y decidió darle un refresh en casi todos sus aspectos. Así las cosas, manejamos en simultáneo dos productos muy esperados en uno de los segmentos más movidos del mercado y del año: la brasileña S10 y la cordobesa Renault Alaskan.

Diseño y dimensiones

Con 5,3 de largo ambas, costó decidir cuál es más linda. Más allá que es una cuestión meramente subjetiva, por lo general nos hacemos de un boca de urna entre conocidos y amigos y las cosas estuvieron peleadas esta vez, aunque el comentario que más se escuchó fue “la Alaskan es más vistosa”.

En mucho tiene que ver el capot musculoso y el enorme rombo como mascarón de proa que se ve complementado por los cromados y por unas nervaduras distribuidas a lo largo de la trompa que le imprimen mucho carácter.

El resto de la silueta ya lo hemos visto en Frontier de la cual prácticamente no se despega más allá de las llantas de 18 pulgadas y la barra de san antonio, cromada pero con componentes plásticos que pueden sufrir el embate de alguna carga pesada y que nos dejó algunas dudas en cuanto a calidad y diseño.

Esta versión High Country es la única de la gama que estrena la trompa tipo Chevrolet Silverado y la fórmula es tan conocida como efectiva: nombre de marca en la parrilla (al estilo Ford Ranger Raptor o Toyota Hilux GR-S) y un oscurecimiento que, de cerca queda bien pero que desde lejos disipa todos los buenos detalles como el moño dorado que queda en un (muy) segundo plano y algo pequeño. Sensaciones encontradas porque pocas parrillas son tan prominentes como la de la Silverado aunque el resultado final es más elegante que contundente.

Atrás, la barra de san antonio deportiva aporta más desde lo estético que desde lo funcional y le dan a la lona marítima (de serie solo en esta variante) y a todo el sector un toque más prolijo. Y ojo, las barras portaequipajes que ves en las fotos son un accesorio.

Hablemos de las cajas. Si bien ambas tienen medidas oficiales, nos subimos con la cinta y nos pusimos a medir: 1,50 metros de largo, por 1,48 de ancho (1,07 entre ruedas) y 0,57 de alto para la Chevrolet. En cuanto a sus capacidades, la marca comunicó “más de 1000 kg” de carga (pero sí el volumen exacto: 1,33 m3) pese a que preguntamos específicamente por esta versión. La lona es exclusiva de la HC mientras que la protección de caja, el gancho y el amortiguador del portón, un accesorio.

En Alaskan registramos 1,43 de largo, por 1,53 de ancho (1,15 entre ruedas) y 0,49 de alto. La capacidad de carga anunciada por Renault es de 912 kg y tanto la cordobesa como la brasileña pueden empujar hasta 3500 kg. El protector está disponible en todas las versiones menos en la Confort y la capota sólo en esta variante.

Por último, espacio en las plazas traseras. Pese a que S10 tiene una distancia entre ejes de 3,09 metros y Alaskan 3,15, la Chevrolet siempre fue una referencia en cuanto a espacio. Para destacar: la S10 solo tiene dos apoyacabezas y una toma de carga en el apoyabrazos y Alaskan un tercer apoyacabezas tipo coma más una salida de aire.

Equipamiento y confort

Ambas chatas son las full, eso implica que tienen todo lo máximo dispuesto por cada marca para sendos modelos. Comparten algunos ítems, y cada una se despega de la otra por otros detalles.

Adentro la S10 hace gala de los tapizados oscuros Jet Black y Very Dark Atmosphere, como para dejar en claro que, una vez más, las pick ups apelan a algún detalle o versión oscurecida. Subjetivamente, queda muy elegante. Alaskan, por su parte, un look más tradicional. En la presentación, la S10 le saca varias cabezas mientras que en calidad, los tapizados de los plásticos rígidos también la ponen un escaloncito por encima de la que se hace en Córdoba.

La posición de manejo es algo en lo que las pick ups siguen, en general, en deuda. Ambas butacas regulan eléctricamente (Alaskan calefaccionadas y 8 posiciones y S10, 6) pero los volantes no regulan en profundidad, algo que, en 2020 y en autos de casi 4 millones de pesos es casi inadmisible.

El equipamiento te lo dejamos detallado al final de la nota, pero comparten 6 bolsas de aire y lo que seguramente esperás de confort, aunque la S10 suma algunas ADAS (frenado autónomo y cambio de carril) y Alaskan algunas cosas ya vistas en Frontier (como techo solar y cámara 360º) pero que siguen siendo exclusivas de las hermanas mediterráneas.

Instrumental y multimedia

Si bien son estructuralmente similares, van por caminos algo diferentes. Alaskan apela a una central con detalles grises, con una pantalla digital a color de 5” en el centro donde se puede visualizar un montón de información y el estado del vehículo. Un diseño algo anticuado, con indicadores de combustible y temperatura de agua dentro de los relojes y que cumple desde el lado de la iluminación y legibilidad.

La S10 es algo más colorida, con una combinación típica de la familia de GM (verde y roja), con un sector dedicado a los niveles de combustible y agua y una pantalla central monocromática.

Ambos conjuntos son complementados por dos sistemas multimedia muy completos. Las dos apelaron a pantallas de 8 pulgadas con conectividad android auto y car play y seis parlantes, pero Chevrolet saca eones de ventaja con la proyección inalámbrica del celular, el siempre bienvenido sistema OnStar y la posibilidad de los planes de internet, algo en lo que la marca del moño innovó hace unos meses y parece que, por ahora, seguirá siendo la única en ofrecerlo. Un detalle: Chevrolet anuncia radio de cobertura de hasta 15 metros pero no alcanzamos esa cifra.

Naturalmente las dos reproducen las imágenes de las cámaras, pero cada una a su manera: Renault con sus sistema 360 con detector de objetos en movimiento y modo Offroad y Chevrolet en modo HD con líneas de remolque y zoom. Quien suscribe prefiere los viejos y queridos sensores sonoros aunque la cámara de vista cenital suma.

Sin el emparejamiento de los teléfonos, los sistemas nativos de ambos son correctos, con mapas y con una interfaz menos anticuada en la Chevrolet, pero, salvo que no estés acostumbrado, ni va a hacer falta que los uses mientras hayas conectado tu teléfono al sistema.

CHEVROLET S10 O RENAULT ALASKAN 2

CHEVROLET S10 O RENAULT ALASKAN 1
CHEVROLET S10 O RENAULT ALASKAN 3
CHEVROLET S10 COLARENAULT ALASKAN 2020 2CHEVROLET S10 CENTRALRENAULT ALASKAN 2020 7CHEVROLET S10 BUTACASRENAULT ALASKAN 2020 8