comparativos |

Gol vs Etios: ¿cuál tiene mayor seguridad y confort?

Analizamos el equipamiento y confort de estos dos modelos que encabezan la lista de patentamientos.

La lista del debe y el haber entre estos compactos se hace notoria en algunos aspectos, sobre todo a la hora de poner en la balanza la seguridad. Acá es donde el Gol hace agua en un segmento que creció en este apartado con mayoría de modelos que ofrecen ESP, al menos en sus versiones tope de gama.

En el caso del Etios, tanto el control de estabilidad –Toyota lo denomina VSC– como el de tracción y el asistente de partida en pendiente están disponibles en toda la paleta de versiones, ya sean hatch o sedán. Incluso aporta mayor seguridad con el EBD (distribución electrónica de frenado), un ítem que no fue incorporado al golcito, que presenta solo el ABS. Hay que decirlo: la terminal con base en Zárate ofrece el ESP en todos los productos a la venta en el mercado local. Para imitar.

Siguiendo con el tema, todos los ocupantes contarán con cinturones inerciales en las cinco plazas, mientras que el central trasero es abdominal en el VW. A favor rescata tres apoyacabezas tipo coma que colaboran en la visión hacia atrás, algo que en el Etios no sucede ya que ofrece solo el central en este formato (los laterales son como para el “Cabezón” Ruggeri…). Bien por la alemana en sumar ganchos Isofix para las sillas de los más pequeños con Top Theter (anclaje superior), algo que el nipón ya ofrecía.

Por el lado del confort, la mejor posición de manejo la encontramos en el Trend. La doble regulación de la columna de dirección, muy amplia por cierto, permite encontrar fácilmente la posición ideal, sólo que el respaldo tiende a ser más mullido y recto en el nacido en Aichi y, dato no menor en un automático, presenta apoyabrazos regulable en altura para el conductor.

Lo clásico está presente, como el pack eléctrico con cierre central en rodaje y a distancia, pero el Gol continúa con la tediosa tarea de parar el motor si se quiere abrir el baúl desde del interior. El Etios funciona con el sistema principal y además el portón mantiene un pequeño comando para acceder al baúl –otro a su lado para abrir la tapa del tanque– o el auxilio en caso de necesitarlo. Si bien la llanta no es igual a las titulares, el neumático sí responde a lo que el DT demanda. ¿Y Gol? Pulgar abajo por pecar con uno de uso temporal.

Un elemento de confort que quizás pasa desapercibido si no se va más allá de la city es el control de velocidad crucero en el Etios, disponible únicamente en esta configuración sin pedal de embrague.

Dejanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También podría interesarte: