noticias |

Chevrolet Tracker RS: cómo es la versión deportiva del SUV con motor turbo y 185 CV

La Chevrolet Tracker sumó una variante que podría ser interesante en nuestro mercado. ¿Qué cambia?

Luego de presentar en el Mercosur los nuevos Chevrolet Onix y Cruze RS, la gente de General Motors podría estar desarrollando una versión similar de Tracker, el SUV del segmento B. Esto se debe a que en China la marca de Detroit mostró una Tracker RS, que por ahora solo se comercializará en aquella región.

Chevrolet Tracker RS trasera

La Chevrolet Tracker RS, al igual que las versiones “domésticas”, es fruto de una asociación entre GM y la compañía china SAIC, que proporcionó el desarrollo mecánico como veremos más adelante.

Lógicamente, esta variante de la Chevrolet Tracker se diferencia principalmente desde lo estético, con nueva parrilla del tipo panal de abeja y detalles en negro, sumado al emblema RS en el extremo izquierdo de la misma. De costado resaltan las llantas oscurecidas, en sintonía con la carcaza de los espejos.

Te puede interesar
Recall: fallas en la Chevrolet Tracker

Chevrolet Tracker RS trompa

Por su parte, en el remate posterior los faros también recibieron una máscara negra para resaltar ese aspecto deportivo, que a su vez se complementa con el moño y los emblemas en el portón de color negro.

Qué motor tiene la nueva Chevrolet Tracker RS en China

A diferencia de los modelos RS de la región, en Asia la propuesta de Chevrolet es diferente ya que la Tracker RS incorpora bajo el capot un motor 1.5 turbo con inyección directa (fabricado por SAIC) que entrega 185 CV y 25,5 kgm de torque, quedando un escalón por encima de la Equinox, que es un vehículo considerablemente más pesado que el SUV compacto.

Te puede interesar
Tracker Midnight, se viste de negro

Por el lado de la transmisión, en China esta variante se asocia a una caja automática CVT y de acuerdo a cifras oficiales, el cero a cien lo cumple en 7,8 segundos, mientras que la versión 1.2 que se vende en nuestro mercado registra esa aceleración en alrededor de 11 segundos.

Chevrolet Tracker RS frente

Puertas adentro no se difundieron imágenes, pero esta Chevrolet Tracker debería mantener los parámetros vistos en otros modelos de la familia RS: terminaciones oscuras y detalles en color rojo para algunas costuras de los asientos y los revestimientos de las puertas.

Así las cosas, para nosotros hay que poner atención con esta versión de la Tracker ya que sería una buena alternativa para el Mercosur, sobre todo teniendo en cuenta el foco que está poniendo la marca del moño en este tipo de variantes con tintes deportivos.

También es cierto que de presentarse en Brasil, la Tracker RS para nosotros mantendría la configuración mecánica con el 1.2 turbo de 132 CV, que en las versiones más equipadas actualmente está asociado a una caja automática de seis velocidades. Decimos esto porque tanto Onix como Cruze RS no presentan cambios mecánicos ni ajustes en la suspensión, sino que apelan a la deportividad desde lo estético.

Te puede interesar
Chevrolet Tracker Premier 1.2 Turbo AT: Chasis

Cómo está conformada la gama RS en Argentina

Por último, hacemos un repaso por las versiones RS que ofrece Chevrolet actualmente en Argentina y te recordamos las características más importantes de cada modelo, sumado al precio y nuestra correspondiente prueba de manejo.

Onix RS

La versión RS del modelo del segmento B se presentó en el mercado hace ya más de un año. Ofrece una configuración de equipamiento que se posiciona entre LT y LTZ, aunque también incorpora algunos elementos del Premier como las ópticas delanteras con proyectores.

Te puede interesar
Volkswagen Nivus o Chevrolet Tracker: ¿cuál elegir?

CHEVROLET ONIX RS

En materia de dotación, por el lado del confort cuenta con sensor de estacionamiento trasero, control de velocidad crucero y limitador de velocidad y asistente de arranque en pendiente, mientras que el apartado de seguridad, al igual que toda la gama, se despacha con seis airbags y controles de tracción y estabilidad.

El motor es el conocido 1.0 turbo de tres cilindros con 116 CV y 160 Nm de torque, asociado en este caso a una caja manual de cinco velocidades. De esta forma, acelera de cero a cien en 10,2 segundos y cubre el kilómetro (con partida detenida) en 31,6 segundos.

Te puede interesar
Nuevo rival de Nivus: ¿Chevrolet prepara un nuevo SUV basado en Tracker?

Chevrolet-Onix-RS-cola

Por último, el precio. Como mencionamos más arriba, esta variante se posiciona entre LT y LTZ, pero si vemos el precio de lista queda un escalón por encima de esta última, a 3.569.900 pesos (por arriba queda el Premier tope de gama con caja automática únicamente).

Cruze RS

La versión deportiva en el caso del Chevrolet Cruze es más reciente y fue una de las primeras novedades que presentó la marca en Argentina. En este caso, sobre la base de un LTZ se incorpora todo el paquete estético de un RS, que principalmente radica en nueva parrilla, el logo en trompa y cola y varios sectores de la carrocería oscurecidos.

CHEVROLET CRUZE RS TEST DRIVE PORTADA

El equipamiento en este caso es completo y solo deja en la columna del debe los ADAS. Tiene seis airbags, controles de tracción y estabilidad, monitoreo de presión de neumáticos, WiFi a bordo, sistema OnStar, climatizador, tapizado de cuero, control de velocidad crucero y central multimedia de 8’’ con el intuitivo sistema MyLink.

El motor es el conocido 1.4 turbo de 153 CV y 245 Nm de torque, que pese a ser un RS se combina a una caja automática de seis velocidades con opción de manejo secuencial a través del selector (no tiene levas). Así las cosas, acelera de cero a cien en 9,3 segundos y cubre el kilómetro en 30,5.

Te puede interesar
Chevrolet Tracker vs Ford Ecosport: 7 diferencias entre los SUV

CHEVROLET CRUZE RS TEST DRIVE ACCIÓN 1

Respecto del precio, debido a que en la página web de la marca los valores del Cruze están “topeados” para no superar el límite impuesto de 3,8 millones por los impuestos internos, vemos que un Cruze RS está casi lo mismo que Onix, a 3.726.900 pesos. Queda claro que es un valor totalmente inverosímil que difiere mucho de lo que el usuario se va a encontrar en los concesionarios.