comparativos |

Volkswagen Amarok, Chevrolet S10, Ford Ranger y Toyota Hilux: ¿cuál era la mejor pick up??

Así comparábamos los cuatro exponentes más exitosos del segmento de pick ups medianas en sus variantes tope de gama, con equipamiento full y caja automática.

Es sabido que más o menos desde que la Amarok irrumpió en el segmento de pick ups medianas, este nicho de mercado cambió para siempre. Tras el debut de la por aquel entonces inédita chata de la marca alemana, los americanos y japoneses se vieron obligados a seguirle el paso para no quedar atrasados en materia de equipamiento, confort y comportamiento. 

Pick-ups-Comparativo-2014

En ese contexto, en 2014 conocimos (lamentablemente) al “impuesto al lujo”, que dejaba prácticamente fuera del alcance a modelos como Koleos, CR-V, Tiguan, entre otros. En ese escenario particular del mercado las pick ups comenzaron a posicionarse como una alternativa más accesible que aquellos vehículos (paradójicamente hoy tienen valores que superan los 13 millones de pesos) y por eso enfrentábamos en auto test a las recién llegadas Ranger y S10 (que hoy se mantienen vigentes con sendos rediseños), a la Amarok y también a Hilux, que unos años antes había presentado el último rediseño que acompañaría a la séptima generación hasta 2015.

Amarok-Hilux-Ranger-S10-Pick-ups

Diseño y dimensiones

Para ser SUV, las pick ups tienen algo que las atrasa 30 años: mantienen el viejo y querido chasis de largueros, un paradigma que pronto quebrará Fiat cuando presente su camioneta monocasco. Pero de eso hablaremos, y mucho, cuando sea presentada.

Te puede interesar
Precios por las nubes: las pick ups medianas ya superaron los 8 millones de pesos

Volkswagen-Amarok-Pick-Up-Trompa

Hoy las pick ups, pese a esta “contra” (si nos paramos desde el lado del confort), han ido ganando terreno en pos de desenvolverse cada vez mejor tanto en el campo como en la ruta y la ciudad. Y ni que hablar de estas opciones automáticas, que son ideales para aquellos que van a buscarlas como alternativas a los Sport Utilities. De hecho, salvo la Amarok, ninguna pick up con caja manual es una buena alternativa si lo que se busca es un vehículo de utilización “familiar”.

El modelo de Volkswagen es quien mejor persigue el concepto de SUV: la posición de manejo y la suavidad de marcha (tanto de resortes como el pasaje de cambios) poco tienen que envidiarle, incluso, a un auto.

Las otras vienen un pasito por detrás. La S10 tiene un andar muy confortable, pero el generoso recorrido de suspensión hace que ni bien se exprima parte de los potentes 200 CV (es la más rápida de las cuatro), comiencen algunas ondulaciones que no son tan agradables en la urbe.

Chevrolet-S10-Pick-up-Trom

Hilux y Ranger son las pick ups más clásicas en este sentido. Las que más nos recuerdan al tradicional concepto de pick up. Son las más toscas para el manejo citadino y rebotan ni bien se hace presente un empedrado, cuneta, lomo de burro y todos esos estorbos que la ciudad nos presenta a diario.

Te puede interesar
¿Cuál es la pick up base más segura?

Si salimos del confortable concepto SUV, en la tierra la pick up que saca ventajas es la S10, que se lleva de maravillas con un camino que demanda confort de marcha, y más si venimos ligeros. Las otras tres vuelven a pecar de duras, algo en lo que entra a jugar cuán seca está la tierra para aumentar o disminuir el placer de conducción.

Toyota-Hilux-Pick-up-Trompa

La contracara está en la ruta: la pick up de Chevrolet dejó a años luz a su predecesora, pero aun así está un paso por detrás de lo que puede demostrar el resto cuando comienzan las curvas. Hay que tener en cuenta que antes las pick ups tenían limitaciones a la hora de salir al asfalto, pero hoy, con semejante poder bajo el pie derecho, el buen andar y hasta una eficiente insonorización, no es extraño verlas circular a 180 km/h donde el camino permite esa velocidad.

Ranger y Amarok son eficaces cuando la velocidad aumenta, con una respuesta dinámica algo mejor en el modelo de Ford. Las hurras aquí se las lleva el producto de Volkswagen, que es el que presenta menos inclinaciones de carrocería en curvas y una dirección que acompaña sin miedos. También se destaca la pick up de VW en los frenos, con la mejor respuesta de las cuatro.

Te puede interesar
Conocé la pick up que buscará competir contra Hilux y Ranger Raptor

FOrd-Ranger-Pick-up-Troma

Motor y caja

En el conjunto motor caja cada una viene con su librito, pero aun así, las prestaciones y hasta los consumos son bastante similares. Con esto decimos que, pese a las diferencias, casi nadie inclinará la balanza por tal o cual por las cifras que obtuvimos con nuestro Race-Logic.

CHevrolet-S10-Trompa-Tierra-Pick-up

La antinomia Ford y Chevrolet, paradójicamente, aquí se deja de lado. Son las que utilizan una receta casi idéntica: alta cilindrada con turbo (3.2 la del óvalo y 2.8 la del moño dorado), 200 CV y una caja automática de seis marchas. Tienen respuesta contundente, aunque el propulsor de la S10 tiene un rango de utilización más amplio.

Toyota casi repite: tiene un motor grande (3 litros), pero la potencia es de 171 CV y transmisión de cinco velocidades. Sin embargo, la confiabilidad y la buena respuesta en baja la hacen aliada del trabajo duro.

Te puede interesar
La increíble diferencia de precio que pide un concesionario por una pick up

Toyota-Hilux-Trompa-Tierra-Pick-up

La que se distingue es Volkswagen: se vale de un 2.0 biturbo de 180 caballos y una caja de nada menos que ocho velocidades. Esto le valió más de un “desconfío” por parte de los usuarios tradicionales, algo que, junto al derecho de piso por ser la más nueva, todavía está pagando la marca.

VW ha innovado no solo en la motorización, sino también en la tracción, porque la Amarok es la única pick up (en las versiones automáticas) que utiliza un sistema de acople por demanda, que automáticamente reparte el par entre ambos ejes. Es decir, siempre está en distintos modos de 4×4 y no tiene reductora. Esto es algo que toma mayor valor en pavimentos mojados en comparación con caminos deteriorados, donde, si bien es eficiente, es algo menos confiable que la clásica disposición del resto, en que el acople entre 4×2 y 4×4, con alta y baja, lo realiza el conductor. Este sistema, sobre el cual no tenemos una preferencia, es del tipo eléctrico en Ranger y S10, y manual con la segunda palanquita en la Hilux.

Volkswagen-Amarok-Trompa-Tierra-Pick-u

En cuanto a los consumos, hay paridad, pero si hurgamos surgen diferencias. En ciudad, pese a las ocho marchas, es la Amarok la más gastadora, con un litro más con respecto a S10 y dos frente a Ranger y Hilux. Si salimos de la urbe, la VW toma revancha y es la que menos pide, mientras que la S10 se torna la más glotona. Eso sí, el producto de Volkswagen es el único que acepta gasoil común, cuando las demás exigen el premium, algo que se nota a la hora de repostar.

Te puede interesar
Medianas, compactas y chicas: las pick ups más vendidas en junio 2022

Ford-Ranger-Trompa-Tierra-Pick-UP

Interior

Si la idea original era subirse a un SUV y la billetera es la responsable de la elección de una de estas pick ups, hay que tener en cuenta que, además del tema del chasis, las camionetas tienen otros dos inconvenientes: el primero son las plazas traseras. La evolución de las pick ups hacia el mundo SUV ha ganado mucho en este terreno, pero aun así ir atrás en una de las cuatro opciones de la nota es más incómodo que en una CR-V, Rav-4, etc. En el espacio ya no hay sufrimiento como se daba no hace mucho tiempo atrás: la actual generación de la Hilux dio el puntapié en este sentido y luego las otras la siguieron, e incluso superaron. No son diferencias grandes en cuanto a tamaño, pero la Amarok y S10 tienen respaldos más verticales que el resto, lo que incomoda a la hora de viajes largos.

Te puede interesar
¿Cuál es la pick up que mejor frena? Amarok, Hilux, Ranger y más a prueba

Toyota-Hilux-Pick-up-Lateral

El otro es, desde ya, el espacio de carga. Son ideales cuando a la pick up se le da el verdadero trabajo para el que fueron concebidas. Se bancan hasta 1.000 kilos de carga sucia o de tamaños insólitos, pero si vas a llevar los bolsos de la familia será necesaria la capota (es siempre opcional y no barata) y, aun con la protección de la lona, puede entrar polvo y agua, o la mano de algún amigo de lo ajeno. Y, al final del viaje, quitar los bolsos que quedaron pegados a la cabina es una tarea por demás engorrosa. Ni que hablar de sacar la lona, una tarea sumamente compleja.

Chevrolet-S10-Pick-up-Lateral

Donde el usuario de SUV no va a lamentar para nada el cambio es en el equipamiento. Estas pick ups en versiones full traen todo lo necesario: radio con conectividad full, navegador, sensor de estacionamiento, cruise control, etc. Hay pequeños extras, como el sensor de lluvia de la Ranger, el DVD de la S10, la posibilidad de ver tele en la Hilux o las butacas calefaccionadas de la Amarok, pero lo básico, teniendo en cuenta lo que se está pagando, está. El apartado de seguridad es un tanto más dispar: todas vienen con ESP (un dispositivo esencial en un vehículo de este tamaño y potencia que recién ahora, y no en todas, se está popularizando hacia versiones menos equipadas), pero las seis bolsas solo están disponibles en la Ranger. Amarok se contenta con cuatro y las otras dos ofrecen únicamente los airbags frontales. Por su parte, las Ford y VW son las únicas con quinto apoyacabezas.

Ford-Ranger-Pick-up-Lateral

En cuanto a la calidad, las pick ups también han mejorado, pero mantienen cierta rusticidad, algo que se nota en varios plásticos que no están a la altura de los SUV. La presentación interior denota el paso del tiempo que afecta la Hilux, que, pese a su nobleza, sufre en las rivales el salto generacional que dará recién el año próximo, cuando promete volver a ser referencia. Esto también se da en el apartado estético. Aunque es un terreno muy personal, el modelo de Toyota queda un paso atrás por su antigüedad.

Volkswagen-Amarok-Pick-up-Lateral