noticias |

Opinión: cómo la Amarok cambió el paradigma del segmento de pick ups para siempre

Analizamos el suceso de la Volkswagen Amarok en Argentina. Las claves de cómo cambió el segmento.

Cuando los ingenieros de Volkswagen tuvieron la arriesgada idea de desarrollar su propia pick up mediana desde cero, quizás nunca se imaginaron que con ese vehículo iban a cambiar para siempre un segmento que en la actualidad es uno de los más importantes en varias partes del mundo.

Volkswagen-Amarok-Master-Test-arena-frente

Le pese a quien le pese (sobre todo a los fanáticos de Hilux y Ranger, las más representativas del nicho) cuando la Volkswagen Amarok apareció en 2010 el segmento de pick ups medianas apretó F5. Por supuesto que había aspectos que fueron motivo suficiente para generar controversias, pero lo cierto es que Volkswagen logró diseñar y fabricar con sus propios recursos una producto para competir en un segmento que nunca había explorado y donde tenía las mismas chances de triunfar que de fracasar.

Cuando salió en 2010, hace más de diez años, la Volkswagen Amarok era la pick up más segura, la más cómoda, la de mejor posición de manejo y también una de las más potentes, solo superada por la Frontier de aquellos años.

Te puede interesar
Volkswagen Amarok II: más detalles de la pick up que se presenta la semana que viene

volkswagen amarok caja de carga

Si bien hoy, en 2022, ya no es la más segura y de alguna manera es la más anticuada, hay que reconocer que su planteo inicial fue tan moderno cuando llegó al mercado que logró mantenerse vigente y que los años no le pasen factura.

En términos estéticos, innovar en el segmento de pick ups medianas es muy difícil. En este sentido, los muchachos de Wolfsburgo fueron conservadores y apelaron al lenguaje de diseño utilizado en todos sus modelos de aquella época. El resultado fue acertado y la prueba está en que la Amarok prácticamente no cambió su estilo en la última década.

Te puede interesar
¿Se viene una Amarok sustentable? Volkswagen podría fabricar una pick up eléctrica

volkswagen amarok frente

Pero uno de los aspectos donde la “chata” de Volkswagen pateó el tablero y elevó la vara fue en el planteo del interior. No en la calidad de los plásticos, que estaba en la media del segmento (sin la presencia de materiales blandos, por ejemplo), pero sí en la postura al volante y la ergonomía.

Con su columna de dirección regulable en altura y profundidad y una butaca cómoda y anatómica (que luego evolucionó en la actual Ergo Confort en las V6 más equipadas que es un bálsamo), la Volkswagen Amarok tenía la mejor posición de manejo del segmento. Y no solo eso: hoy, diez años más tarde, todavía ninguna de sus rivales la pudo igualar en este aspecto. Y eso que hasta ahora no hice mención del comando de la caja manual, uno de los más agradables por tacto y precisión.

Te puede interesar
Los argentinos se interesan por autos seguros: ¿cuáles son los más buscados?

Volkswagen Amarok V6-asiento

Respecto del equipamiento, que en 2010 una pick up mediana tuviera control de estabilidad era, lamentablemente, algo impensado. Pero Volkswagen cambió ese planteo y de alguna manera obligó al resto de las marcas a colocar ese dispositivo de seguridad activa tan importante e indispensable, que en la actualidad es exigido por ley.

Si hablamos de confort, la Amarok fue una de las primeras en ofrecer elementos como climatizador bizona y asientos calefaccionados, sin olvidar el eficiente ABS Off Road que modificaba los parámetros electrónicos para mejorar las distancias de frenado en diferentes circunstancias, y al día de hoy también es una exclusividad.

Te puede interesar
Volkswagen Amarok: ¿en qué pruebas se destacó del Master Test de arena?

Volkswagen-Amarok-Master-Test-arena-2

Pero no todo es color de rosas y la realidad es que actualmente la Volkswagen Amarok quedó en desventaja frente a la competencia, por la falta de ADAS, más airbags y una dotación de confort más completa. Pero nadie puede negar que en su momento innovó en varios aspectos.

Además de la posición de manejo, un atributo que todavía ninguna pick up pudo igualar de la Volkswagen Amarok es el comportamiento dinámico en ruta. Gracias a la eficiencia de las suspensiones y que el paquete de elásticos del eje trasero está ubicado por fuera del chasis, la Amarok puede encarar curvas de todo tipo con total seguridad y sin comprometer su estabilidad, aunque cualquier maniobra siempre estará fiscalizada por el ESP. 

Por último y quizás uno de los aspectos más polémicos: la motorización. Cuando apareció la primera Amarok tenía un pequeño 2.0 que gracias a la acción de dos turbos entregaba una potencia similar a sus rivales con 3 litros de cilindrada. Ese impulsor fue el centro de críticas, sobre todo de los usuarios más exigentes que decían que no era el motor apropiado para una pick up. 

Y a decir verdad, quizás algo de razón tenían, porque años más tarde Volkswagen presentó la bestial Amarok V6, que al poco tiempo se convirtió en un caballito de batalla en la gama de la pick up nacional, representando hasta un 40% de las ventas en nuestro mercado. 

Volkswagen-Amarok-V6-Motor

En síntesis, si bien creo que ya es hora de una renovación más profunda (que seguramente comencemos a paladear en unos años), nadie puede negar el gran acierto de Volkswagen y su primera pick up mediana desarrollada íntegramente desde cero. Un producto que en la actualidad es el modelo más vendido de la marca en Argentina, y el segundo más exitoso de su segmento. 

Volkswagen-Amarok-V6-Lateral-2