noticias |

Usados: Renault Clio segunda generación

La segunda generación del pequeño de Renault sigue dando lucha, basado en una gran cantidad de versiones, motores y carrocerías, además de una imagen de calidad y un prestigio que conserva entre el público. Muy buen valor de reventa.

Con una estética totalmente renovada, cambios en casi todos los aspectos de la mecánica y por ende un nivel de confort y comportamiento general mejorado, la segunda generación del Clio llegó a la Argentina en 2000. El Clio 2 fue aun más exitoso que el primero, a juzgar no sólo por la cantidad de unidades vendidas sino también por la gran variedad de versiones, carrocerías (sólo le faltó una rural), rediseños, ediciones especiales y años que se mantuvo, incluso hasta hoy, “en cartelera”.

El Clio pertenece al segmento más grande e importante de muestro mercado y el brasilero, donde también se produjo (inicialmente llegaba desde ese país). Los autos chicos populares fueron los impulsores del sector cuando la crisis se apoderó de nuestro país. En ese momento Renault respondió con una acertada política de ofrecer motores chicos y económicos, además de una carrocería de tres volúmenes que significó una alternativa más tentadora al Mégane, a partir de entonces algo inaccesible, y que fue el deleite de taxistas y remiseros. El Clio se volvió un auto popular, alejándose un poco del posicionamiento más top dentro del segmento que el modelo había compartido desde siempre con el Peugeot 206, justamente su principal rival por nivel de equipamiento y percepción de calidad.

Virtudes del modelo

El modelo cuenta con buen confort de marcha, una agradable vida a bordo y una mecánica robusta y confiable, aunque los plásticos dejan un poco que desear. El valor de reventa siempre fue de los mejores del segmento, característica que la marca viene heredando de modelo en modelo desde hace décadas.

El Clio siempre fue un auto equilibrado, bien equipado y de buen precio, por lo que se vendió muy bien. Esto hace que hoy haya una oferta muy nutrida en todas sus versiones de motor y carrocería, incluso del Diesel y del tres puertas Mercosur. Por una leve diferencia el motor que más se ve es el 1.2, y luego el 1.6 de 110 CV. Naturalmente te va a costar un poco más encontrar el Sport francés, pero hay unos cuantos y en buen estado, aunque su valor de reventa no es tan alto. Siempre hablando del francés, hay muchos más con motor 1.6 que con el 2.0.

El Clio 2 no es para nada el más barato del segmento a nivel repuestos. Son especialmente caras sobre todo las partes del motor, muchas de ellas importadas. Cuando salió el Sandero, el Clio se reposicionó como entrada de gama, diferenciándose del nuevo modelo a costa de pérdida de equipamiento, motores y algunas carrocerías.

Versiones

La segunda generación del Clio llegó en el 2000, inicialmente importada desde Brasil, aunque un tiempo después comenzó a producirse también en Argentina. Las primeras versiones eran todas de cinco puertas, y según el equipamiento estaban la RN y la RT. Los motores disponibles para ambos niveles eran el conocido 1.9 Diesel de 65 CV y el naftero 1.6/8v de 90 CV. A los pocos meses estrenó un nuevo motor 1.6 de 16 válvulas con potencias de 100 y 110 CV. La versión RT quedó con este motor como única opción, mientras que la RN continuó con el anterior de 8 válvulas y 90 CV, aunque fue finalmente reemplazado por el 1.6 de 100 CV al año siguiente.

Antes de terminar el 2000 el modelo ya ofrecía una variante tricuerpo, pero la inclusión del tercer volumen no fue del todo armónica ni natural, y de Francia llegó la variante deportiva denominada Sport, con motores 1.6 y 2.0 de 110 y 172 CV. Se diferencia por el paragolpes delantero y los guardabarros sobredimensionados, la entrada de aire de mayor tamaño, la óptica doble, las llantas de 15 pulgadas, los faldones laterales y un menor despeje.

En 2003 el Clio 2 recibió el primer rediseño, al tiempo que estrenó nuevo motor Diesel, un moderno 1.5 dCi de 65 CV con turbo y common rail (inyección directa), de excelentes consumos. En ese momento los niveles de equipamiento pasaron a llamarse Authentique, Expression y Privilège. También llegó el motor naftero 1.2 de 75 CV, que quedó como única opción para las versiones base Authentique. Como parte de las innovaciones en la gama, también llegó por primera vez la carrocería de tres puertas de origen Mercosur, hasta entonces disponible en el Sport francés. También salió el Clio Yahoo, que se vendía por Internet con distintos opcionales de equipamiento y los dos motores nafteros. En 2006 recibió un segundo rediseño muy sutil y cambiaron de nombre las versiones: Dynamique, Confort y Luxe, comparables en ese mismo orden con las anteriores.

No olvidar revisar

Ya a 100 kilómetros por hora se comienza a sentir el viento que se filtra por los burletes. Esto sucedía incluso en los cero kilómetro, lo que habla de una pobre calidad de los burletes.

Las versiones Sport, pese a estar fabricadas en Francia, son propensas a generar mayor cantidad de ruidos de plásticos debido a la mayor dureza de las suspensiones.

La caja de cambios copia los tirones de la transmisión cuando acelerás o desacelerás bruscamente, lo que se traduce en molestos cabeceos del pomo del selector. Esto es típico de los Renault de baja gama.

Si le ponés gasoil de mala calidad se puede tapar la válvula principal de la inyección, y además de que disminuye la potencia vas a ver que tira mucho humo en baja.

El Sport tiene un fleje de plástico negro en la zona baja del paragolpes delantero. Es lo primero que vuela la primera vez que pasás una cuneta o un lomo sin reducir la velocidad. Despeje complicado.

También en el Sport, las tapitas de las llantas (cuando no las llantas enteras) parecen ser el deleite de todo tipo de ladrones, profesionales y hasta ocasionales.

Las contrapuertas hacen mucho ruido. Si las tuviste que quitar por alguna razón, nunca quedan como salieron de fábrica.

Cuando se gasta el embrague, que suele suceder con una frecuencia mayor de la esperada, el pedal tiene mucho juego libre.

Los inyectores del motor diesel common rail cuestan alrededor de 1.400 pesos cada uno. Que no digan que les falta una limpiadita y luego tengas que cambiar uno o dos.

Lo que tiene

RN, Authentique y Dynamique: Radio con CD, comando satelital, cinturones inerciales (4), apoyacabezas (2), respaldo trasero rebatible completo. Opcional: aire acondicionado, levantavidrios delanteros, cierre central eléctrico, espejos eléctricos delanteros y doble airbag.

RT, Expression y Confort: (RN c/opcionales +) Luces antiniebla delanteras y traseras, llantas, volante regulable en altura, apertura a distancia de puertas y baúl.

Privilege y Luxe: (Expression +) ABS, espejos eléctricos (no disponibles en el Expression), cierre automático de puertas.

Sport 2.0: (Privilege +) Tapizados de cuero, ordenador de a bordo, airbags laterales, butaca regulable en altura. A partir del 2003: control de estabilidad, CD changer, climatizador automático, faros de xenón.

Distinciones

En 2003 el Clio 2 recibió el primer rediseño, que se centró principalmente en la trompa. Las ópticas pasaron de ser medio rectangulares a adoptar un formato más bien triangular. La parrilla aumentó de tamaño, lo mismo que la toma inferior del paragolpes, que cambió por completo, incorporando una guarda de plástico negro. No hubo cambios en el interior. En 2006 vuelve a recibir un nuevo rediseño, esta vez más sutil. Desaparecen los plásticos negros de los paragolpes y la zona baja queda dividida en tres partes. En la cola, el portapatentes se reubicó en el paragolpes.

LOS MOTORES

Motor Potencia Vel. máxima Aceleración Consumo 120
1.2 76 CV 161 km/h 14,4 seg 6,3 l/100 km
1.5 dCi 65 CV 157 km/h 15,4 seg  5,6 l/100 km
1.6 90 CV 169 km/h 12,0 seg 7,1 l/100 km
1.6 110 CV 185 km/h 11,1 seg 7,8 l/100 km
1.9D 65 CV 152 km/h   16,6 seg 6,1 l/100 km

 

Dejanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También podría interesarte: