noticias |

Clase X: la pick up que podría haber ido contra Hilux y Amarok en Argentina pero fue un fracaso mundial

En esta oportunidad te mostramos un ejemplar de una pick up que generó mucha polémica hace unos años. ¡Mirá de qué se trata!

La industria automotriz ha visto fracasar varios proyectos en todo el mundo. Quizás el más recordado de los últimos tiempos sea el de la Mercedes-Benz Clase X, una inédita pick up mediana que la marca alemana incluso tenía planeado fabricar en la planta de Santa Isabel, en Córdoba, aunque lo cierto es que al día de hoy ni siquiera se fabrica en Europa.

Pick up Mercedes-Benz Clase X frente

En el Viejo Continente sí llegaron a producirse algunas unidades y por eso en esta ocasión, gracias a la gente de @autosporahi pudimos acceder a imágenes de una pick up Clase X en algún lugar de nuestro país, lógicamente con patente chilena. Recordemos que se trata de una pick up que comparte plataforma con la Nissan Frontier y la Renault Alaskan, como parte de una asociación entre las tres compañías, que lógicamente no rindió sus frutos.

Te puede interesar
Así es la pick up que se vende en el país vecino y que nunca llegó a la Argentina

Claro que al igual que las pick ups que hoy se producen en el centro industrial de Córdoba, la Mercedes Clase X tenía un diseño propio con la identidad de la casa de Stuttgart, sobre todo en la imagen frontal y el interior, que a diferencia de las Nissan y Renault, presentaba cambios en el planteo general de la plancha, lógicamente para dar una imagen de mayor calidad percibida.

Pick up Mercedes-Benz Clase X trasera

A nivel mecánico, la Mercedes-Benz Clase X compartía la gama de bloques con las pick ups cordobesas (el 2.3 monoturbo y biturbodiésel) pero también sumaba una variante exclusiva llamada 350d, con un motor V6 de 3 litros y 258 CV, acoplado a una caja automática de siete velocidades. De esta forma, sería en la actualidad una rival directa para la Amarok V6.

Pick up Mercedes-Benz Clase X llanta

Como ya sabrás, todo terminó mal ya que en 2019 la filial argentina del Grupo Daimler emitió un durísimo comunicado de prensa que resaltaba: “Después de revisar el caso de negocio y en alineación con el socio colaborador (Nissan), se decidió no producir la Mercedes-Benz Clase X en Argentina”.

Te puede interesar
Hilux, Ranger, Frontier y S10: 4 versiones especiales de pick ups que se venden en Argentina

Una verdadera lástima, ya que la Clase X prometía ser un producto de excelente calidad, con el confort de marcha heredado de las pick ups de Nissan y Renault gracias a la suspensión trasera tipo multilink con resortes en lugar de ballestas. Esto sumado a una mecánica más potente de origen Mercedes-Benz, como la que tuvimos la posibilidad de mostrarte en esta oportunidad.

Pick up Mercedes-Benz Clase X caja

Mercedes-Benz Clase X, la pick up que fue un fracaso mundial

Si bien en Argentina el proyecto para fabricarla fracasó, lo cierto es que en Europa la Clase X comenzó a producirse en la planta española que Nissan tiene en Barcelona. El lanzamiento industrial tuvo lugar en 2017 y en 2018 la pick up de Mercedes-Benz llegó a los concesionarios de Europa, Australia y Sudáfrica. Las ventas ese año fueron de aproximadamente 16.700 unidades, cifra que cayó a 15.300 en 2019. Finalmente, en 2020 la marca alemana canceló el contrato de producción firmado junto a Nissan tres meses antes de cumplirse el tiempo pactado, debido principalmente a la pandemia de coronavirus, aunque la realidad es que las ventas tampoco acompañaron al modelo de la casa de la estrella. 

Merdeces Benz Clase X fracaso

Originalmente el acuerdo para producir la Mercedes-Benz Clase X en España contaba con una vigencia hasta 2026, pero en diciembre de 2019 la empresa germana decidió adelantar la fecha para mayo de 2020, que luego fue modificada una vez más cuando en marzo de ese año el mundo entero quedó paralizado por la llegada del Covid-19

Varios afirman que el fracaso de la Clase X en los mercados donde llegó a comercializarse fue debido a una mala percepción por parte de los usuarios, que esperaban un producto completamente nuevo y desarrollado íntegramente por Mercedes-Benz, como lo hizo Volkswagen con Amarok, por ejemplo. En su lugar, se encontraron con una camioneta que en sus entrañas no dejaba de ser una pick up de Nissan, pese a que llegó a ofrecerse una versión con motor V6 de origen Mercedes-Benz. La realidad es que los más adeptos a la casa de Stuttgart nunca aceptaron que un vehículo de la marca compartiera motor y transmisión con una generalista.