noticias |

Peugeot 208 nacional: ¿alcanza el 1.6 aspirado?

En esta cuarta entrega pusimos a prueba el motor 1.6 asociado al nuevo 208 argentino y su caja de 6 velocidades. ¿Consume mucho? ¿Anda fuerte? Las respuestas y nuestras sensaciones, en esta nota.

No tenemos dudas de que así como a nosotros, cuando te enteraste de que seguía el 1.6 aspirado quizás te desanimaste un poco. Entre tanto tren de modernización que bajo el capot esté el “mil seis” de toda la vida es algo que no nos termina de cerrar, pero a las cuentas de la marca sí.

El Grupo PSA nos venía malacostumbrando con motores de tres cilindros, turbo y eficiencia por doquier con lo cual imaginábamos que el 208 se subiría a esa tendencia. Ojo con esto no decimos que el EC5 es un motor ineficiente, pero sí que el 208 estaba para más. ¿La buena noticia? va a haber nuevos motores y no, no serán los THP de 165 ni HDI como dijeron algunos colegas (por lo menos por el momento): Serán esos 1.2, aspirado y turbo.

La idea es que apuntalen al 1.6 por debajo (82 CV) y por encima con la futura variante GT Line (130 CV). ¿Y el eléctrico? Es una posibilidad, pero Gabriel Cordo Miranda (el 1 del Grupo a nivel local) dejó bien en claro que el primer electrificado será un DS así que habrá que estar atentos a lo que sucede con la división premium francesa y recién ahí elucubrar teorías y pronosticar fechas de arribo del e-GT, que se venderá en Brasil. Veremos.

Volvamos al 1.6. Lo hemos manejado en infinidad de autos del Grupo (32, según las cifras oficiales), incluyendo el 208 MK I. Cuando probamos este matrimonio en el C3, y a modo de referencia (el C3 es más alto y pesado), el nuevo 208 se mostró más lento en el cero a cien y medio segundo promedio en el resto de las prestaciones: 11,7 para alcanzar los 100 km/h, 18,2 para el cuarto de milla y 33,3 para el kilómetro (todas cifras medidas en modo Sport). Es un motor doméstico, que tiene un mejor rendimiento en la zona baja del cuentavueltas, y que recibió algunas modificaciones en la zona del embellecedor y en el cárter de aceite para cumplir con las reglamentaciones de pruebas de choque peatón y también entrar en el vano motor.

¿Y los consumos? Medidos en modo eco, fueron los esperados a velocidades constantes, con un inesperado urbano. Detalle: el tanque se aumento de 44 a 47 litros respecto del europeo para poder cubrir mejor las mayores distancias regionales. A 100 km/h manejamos un promedio de 6,6 litros cada cien (con el uno seis girando a 2.500 rpm) y a 130 se eleva apenitas hasta los 7,7 litros (a 3.300 RPM). En el urbano no hubo manera de bajar los 11 y 12 litros cada cien, con una media de 12,1.

Según Peugeot la caja tiene una nueva calibración que aporta mayor progresividad en el pasaje de marchas y optimizada en aceleraciones bruscas (8,5 para el 80/120) para que el vehículo “responda más rápidamente sin exigir tanto al motor”. Cuenta con una opción secuencial en el selector que no es lo más práctico pero, como siempre decimos, seguramente uses poco o nada esa función.

208 nacional motor 1 208 nacional motor 208 nacional motor 2

También podría interesarte: