noticias |

A los saltos: manejamos la Ranger Raptor

Nos subimos a la variante más radical de la pick up Ford en el mismísimo circuito de pruebas de la Fortaleza de Oreste Berta: saltos, asfalto y un poco off road sin despeinarnos.

Hace algunos meses pudimos manejar la Raptor por los caminos de Mendoza, pero nos dejó con ganas de más: aquella experiencia fue por algunos caminos secundarios de polvo y sobre rutas provinciales.

En esta ocasión, la mesa estaba servida: el circuito de pruebas en Alta Gracia. Para su lanzamiento oficial Ford además sumó algunas secciones con saltos, subidas, descensos y curvas de alta velocidad.

La primera vuelta pudimos comprobar una de sus virtudes más anticipadas: le encanta saltar. No tiene problema en ir a los tumbos sin siquiera mosquearse producto, en parte, de la suspensión Fox específica que le permite un 32% más de recorrido.

En curvas rápidas se pone de costado sin mosquearse y solo es cuestión de llevarla con ligeras peinadas al acelerador. Los controles de tracción y estabilidad son algo invasivos pero suponemos que con otros modos su intervención podría ser menor.

En las secciones de asfalto también giró sin problemas y convalidamos las primeras sensaciones en Mendoza: si estás buscando una pick up “rápida” que te tire contra la butaca, esta no es. En las secciones off road de trepadas y descensos, subió y bajo sin dificultad alguna.

La segunda vuelta fue a cargo del “Coyote” Villagra, en un paseo digno del Dakar con saltos, cruzadas y secciones rápidas de asfalto a manos de uno de los mejores pilotos de la especialidad: “es una chata de carreras, agarrate”. Y no mintió.

Dejanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También podría interesarte: