comparativos |

Volkswagen Nivus o Chevrolet Tracker: ¿cuál elegir?

Comparamos dos de las últimas novedades de uno de los segmentos más calientes del mercado. Mano a mano ambos productos de Volkswagen y Chevrolet. Vos, ¿con cuál te quedás?

VOLKSWAGEN NIVUS O VOLKSWAGEN TRACKER

La semana pasada Volkswagen inició la preventa del Nivus (VER NOTICIA), una de las novedades de la marca alemana para nuestro mercado, a la espera de la llegada de Taos (VER NOTICIA) para completar una nutrida gama de productos SUV en Argentina. En media hora, las 250 unidades disponibles se agotaron y la automotriz tuvo que agregar un nuevo lote a partir del día siguiente.

Otro lanzamiento en el segmento de los SUV este año fue la Chevrolet Tracker, que viene escalando en el ranking y quiere posicionarse entre los primeros puestos. Como siempre en auto test te ayudamos a elegir tu próxima compra, por eso en esta ocasión comparamos medidas, motores y equipamiento de dos de las novedades en este accidentado 2020.

Arrancamos con las medidas. Volkswagen pretende posicionar a Nivus un escalón por debajo de T-Cross, por eso la longitud es de 4,26 metros y la distancia entre ejes similar a Polo, con 2,56 metros. La Chevrolet por su parte tiene prácticamente las mismas dimensiones, apenas a 1 milímetro de diferencia en ambos casos: 4,27 y 2,57.

Donde hay una ventaja para Tracker es en el ancho y el alto, con 1,79 y 1,62 metros respectivamente, frente a 1,75 y 1,49 en el caso de Nivus. Esto debería impactar en el espacio para tres pasajeros en las plazas traseras, algo que comprobaremos una vez que manejemos el producto de Volkswagen.

Por último, para cerrar con las capacidades, la Chevrolet cuenta con un volumen de carga de 393 litros, contra 415 de Nivus. Algo similar ocurre con los tanques de combustible, de 44 y 52 litros respectivamente, que le garantizan al Volkswagen algo más de autonomía independientemente de las cifras de consumo.

Echemos un vistazo a las motorizaciones. En ambos casos, tanto Chevrolet como Volkswagen apelaron al ‘downsizing’ con fórmulas de tres cilindros y turbo, y cilindradas de 1.2 en el caso de Tracker y 1.0 en Nivus. Esta diferencia se traduce lógicamente en la potencia, de 132 y 116 CV. Curiosamente, el Volkswagen entrega un mayor torque de 200 Nm contra 190 de su rival, al mismo régimen de 2.000 rpm.

En lo que respecta a la transmisión, ambos optan por una caja automática convencional con convertidor de par y seis velocidades. Nivus ofrece levas al volante (Tracker en el selector, aunque no ofrece una función impulsional para pasar los cambios), mientras que la tracción es delantera en los dos casos. Chevrolet dejó en el camino la versión 4×4 con el salto generacional.

A la hora de hablar de multimedia, los dos cumplen con pantallas de 8’’ en Tracker y 10,1’’ en el caso de Nivus, que estrena el sistema VW Play desarrollado exclusivamente en el Mercosur, que elimina todos los comandos físicos. La Chevrolet por otra parte, saca ventaja con los planes de WiFi y Onstar.

En cuanto al equipamiento de seguridad, en sus versiones tope de gama ambos productos ofrecen de serie seis airbags, ESP y algunas ADAS: Tracker cuenta con alerta de colisión con frenado de emergencia y alerta de punto ciego, aunque Nivus se despega con el control de velocidad crucero adaptativo (ACC).

Por último, un punto neurálgico de este análisis, el precio. La Chevrolet Tracker en su variante Premier cuesta 2.063.900 pesos, mientras que los precios de la preventa del Volkswagen Nivus Highline estaban en 2.033.750, aunque posiblemente no haya más unidades disponibles y habrá que esperar un nuevo lote. De esta manera, ambos SUV están al borde del impuesto al “lujo”. Vos, ¿con cuál te quedás?

VOLKSWAGEN NIVUS

CHEVROLET TRACKER
VOLKSWAGEN NIVUS 9
CHEVROLET TRACKER 1

Para más información sobre Tracker y Nivus, ingresar a www.volkswagen.com.ar y www.chevrolet.com.ar

También podría interesarte: