comparativos |

Seguridad: pick ups nacionales

Como muchos sabrán, las pick ups no son de los vehículos más seguros. Esto se debe a su elevado despeje respecto del suelo, ya que las “chatas” están catalogadas como una herramienta de trabajo pese a que la inercia del mercado y los usuarios modificaron el uso que se le da a un vehículo de este tipo. Debido a esta problemática del despeje, creemos que vale la pena detenernos para analizar la seguridad de las cuatro pick ups producidas en Argentina. Las protagonistas son: Ford Ranger Limited, Nissan Frontier LE, Toyota Hilux SRX y Volkswagen Amarok Highline. Todas en versiones tope de gama y dotadas de transmisión automática.

1- Ford Ranger Limited (7 airbags)

La Ranger puede no ser la pick up más vendida, pero si la más segura. Esto se debe a su gran equipamiento de seguridad sobre todo en asistencias a la conducción, las cuáles suelen escasear en este tipo de vehículo. Con respecto a airbags, cumple con 7 (conductor y acompañante, rodilla en el conductor, laterales tórax y cortina). Por supuesto que integra anclajes ISOFIX, ABS, y control de tracción y estabilidad.

Ahora nos centramos en el equipamiento destacable. Cuenta con controles anti vuelco y adaptativo de carga, al mismo tiempo que ofrece diversas asistencias a la conducción, como el sistema de mantenimiento de carril (utiliza una cámara instalada detrás del espejo retrovisor del parabrisas para monitorear las marcas de los carriles de la carretera y detectar los desvíos involuntarios fuera del carril), detector de fatiga, control electrónico de descenso, asistente de frenado de emergencia, y control de velocidad crucero adaptativo (interviene automáticamente en la aceleración y el frenado en función de la velocidad y distancia del vehículo que nos precede).

2- Toyota Hilux (7 airbags)

Junto con la pick up de la marca del ovalo, son las únicas que equipan 7 airbags, compuestos por frontales (conductor y acompañante), de rodilla para el conductor, laterales delanteros y de cortina en las cuatro puertas. A la ejemplar cantidad de bolsas de aire, se suman los anclajes ISOFIX, control de tracción (TRC) y control de tracción activo (A-TRC), control de estabilidad (ESP) y control de balanceo de tráiler. Además cuenta con asistente de descenso en pendientes (controla la velocidad de descenso del vehículo automáticamente, sin necesidad de accionar el acelerador ni el freno, dándole al conductor un mayor control en condiciones de off-road)

3- Nissan Frontier LE (6 airbags)

Una chata a la que el cambio de origen le sentó más que bien. La Frontier nacional elevó el nivel de seguridad para sus ocupantes en comparación con la mexicana. Al doble airbag sumó dos laterales y de cortina, totalizando seis bolsas protectoras, mientras que los ganchos ISOFIX, el apoyacabeza y cinturón inercial para el quinto pasajero, que no se ofrecían en el modelo importado, se complementan al equipo de serie. Dato no menor: el chasis es ahora cuatro veces más resistente que en la mexicana, y el esquema de suspensión independiente del tipo multilink hace más estable el tren posterior.

Además, equipa sensores de choque, los cuales miden la fuerza del impacto e inflan la bolsa de aire según la intensidad del golpe. Este sistema favorece la seguridad y reduce los riesgos. A su vez, y en caso de llevar la caja con carga, el sistema de frenado inteligente que posee se encarga de enviar fuerza adicional a las campanas traseras con el fin de equilibrar la balanza a la hora de una brusca frenada

4- Volkswagen Amarok (4 airbags)

Una de las más aclamadas y favoritas del público argentino. Si bien son cuatro los airbags que posee, los laterales incluyen protección para la cabeza de conductor y acompañante (no cuenta con traseros como las otras tres pick ups) y faltantes de asistencias a la conducción, la ubican en el fondo de la lista. Aun así, por supuesto cumple con lo necesario: ABS y ABS off road (solo en 4×4), control de tracción (ASR) y estabilidad (ESP), asistente de ascenso y control de descenso. Punto a destacar es la incorporación del sistema de frenado automático postcolisión. Este se encarga de accionar los frenos después de un choque con el propósito de evitar choques secundarios.

 

También podría interesarte: