noticias |

¿Único en el país? Te mostramos el mejor Volkswagen Polo de Argentina

Se trata de un ejemplar del sedán de Volkswagen con más de 25 años y muy bajo kilometraje. Te mostramos todos los detalles.

El primer Volkswagen Polo que llegó a nuestro país lo hizo allá por 1995 con una única motorización diésel aspirada y venía importado desde España. En realidad, no era otra cosa que un Seat Córdoba con el emblema de la marca alemana y otros cambios menores. Aquellas unidades importadas se beneficiaban con un mayor nivel de calidad y confort pero no es fácil encontrar en la actualidad un ejemplar en buen estado, mucho menos con pocos kilómetros.

Volkswagen Polo Classic frente

En esta ocasión, gracias a los amigos de @FierrosVintageArgentina, que en otra oportunidad nos permitieron mostrar un Volkswagen Golf mexicano en impecable estado, traemos a auto test un Polo Classic de aquella primera línea en condiciones inmaculadas que van a sorprender a más de uno.

Se trata de una unidad de 1996 con tan solo 24.000 kilómetros de fábrica. Claro que como se puede apreciar en las fotos, el estado de conservación coincide con el kilometraje porque en el exterior la pintura brilla como cuando el Polo era cero kilómetro y casi no tiene detalles que valga la pena señalar.

Te puede interesar
Polo y Virtus GTS y Vento GLI: ¿cuáles son las diferencias de la gama deportiva de Volkswagen?

Volkswagen Polo Classic kilometraje

Lo mismo ocurre puertas adentro, donde vemos la clásica plancha de a bordo del Polo de los 90, con una arquitectura similar, lógicamente, a los Seat Córdoba e Ibiza de la época (recordemos que este vehículo tomaba esa silueta tanto por dentro como por fuera).

El equipamiento en esta versión era algo limitado (existían niveles con levantavidrios, cierre centralizado, espejos eléctricos, aire y dirección) por eso solo anotamos estéreo con pasacassette (lo que evidencia la época), luneta térmica, cuatro cinturones inerciales y luz antiniebla trasera. Esta unidad en particular tiene como agregado los rompeniebla delanteros.

Te puede interesar
¿Cuáles son los autos más baratos y seguros en Argentina?

Volkswagen Polo Classic trasera

Como mencionamos al comienzo, el motor es un 1.9 aspirado que a lo largo de los años utilizaron varios modelos del grupo Volkswagen. La última en incorporarlo en nuestro mercado (con algunas modificaciones) fue la familia Fox/Suran en el año 2008.

La potencia era de 64 CV y el torque de 12,4 kgm entregados a 2.200 RPM. Era un bloque con funcionamiento eficiente y sin mayores vibraciones (una vez que tomaba la temperatura adecuada). No descollaba en prestaciones pero sí en consumos, con una autonomía que permitía ir y volver de la costa con un tanque sin repostar, e incluso sobraban unos litros.

Te puede interesar
Test Drive Volkswagen Polo Highline 1.6

Volkswagen Polo Classic motor

Cuando llegó al mercado, el Volkswagen Polo tenía la tarea de reemplazar al viejo Senda y complementar la gama del Gol, que en la misma época lanzaba su segunda generación denominada AB9. En el caso del Polo, quedaba en precio por debajo del Renault 19 (un exponente de segmento superior aunque con características bastante similares).

Volkswagen Polo Classic trompa Volkswagen Polo Classic interior

Repaso del Volkswagen Polo por nuestro mercado

Luego de esa etapa como importado que duró unos meses, el Volkswagen Polo comenzó a producirse en la planta de Pacheco a fines del 96. De esa forma, la gama se amplió y llegaron los motores nafteros 1.6 y 1.8, además de una mayor variedad a nivel versiones y equipamiento.

Te puede interesar
Test Drive Volkswagen Polo GTS

Volkswagen Polo Classic prueba

Unos años más tarde, en 1999, Volkswagen decidió potenciar al diésel y presentó una versión del Polo con un moderno y potente TDI de 90 CV, que no fue tan exitoso en ventas como el resto de las versiones y por eso es más difícil encontrar una unidad con esta motorización. En este caso, venía con un nivel de equipamiento full e incluía detalles y accesorios que no todos los Polo incorporaban.

En 2001 se lanzó el primer rediseño para el Volkswagen Polo nacional, que conservó las motorizaciones pero con modificaciones tanto en el exterior como en el interior (este último recibió cambios más profundos) que le permitieron ponerse al día frente a sus rivales de segmento.

Te puede interesar
Volkswagen Vento, Ford Focus, Toyota Hilux y mucho más: resumen semanal de noticias

Finalmente, en el año 2005 el Polo presentó su último restyling antes de su discontinuación definitiva, que tuvo lugar cuatro años más tarde, en 2009. De esa forma, la planta de Pacheco concentró toda su producción en la Suran, que se había lanzado previamente, y también comenzó a prepararse para la llegada en 2010 de la Amarok.