noticias |

Toyota quiere meterse en el segmento de los SUV compactos con un modelo regional

Todo indica que en Brasil ya inició el desarrollo de un inédito exponente para el segmento B de Toyota para competir en uno de los nichos más importantes del mercado.

Si hay un segmento que le falta conquistar a Toyota ese es el de los SUV compactos. En el Mercosur, la marca nipona no tiene un producto desarrollado en la región para competir en esa recalentada franja y por eso ahora en Brasil ya hay rumores de que podría venirse un inédito exponente, aprovechando el lanzamiento en Tailandia del nuevo Yaris.

Toyota Raize perfil 1

Según lo informado por el sitio brasileño Motor1, Toyota ya está en proceso de hablar con proveedores de piezas en el país vecino y el proyecto de un SUV compacto ya sería realidad bajo el código D90B. La intención de la compañía que actualmente lidera el mercado argentino en ventas es alcanzar un amplio volumen de producción para abastecer a toda la región latinoamericana.

Te puede interesar
Toyota presentó el nuevo Yaris 2022 en Argentina: precio, versiones y equipamiento

Así las cosas, lo que se sabe por ahora es que el proyecto D90B utilizará la arquitectura DNGA, que es una “simplificación” de la plataforma global TNGA, la misma que sirve de base para modelos como los Corolla y Corolla Cross. Se trata de una base que en otros mercados utilizan modelos de Daihatsu, marca que ahora está bajo el ala de Toyota.

Toyota Raize frente

Vale aclarar que sobre esta plataforma se diseñó el Toyota Raize, un pequeño crossover de 4 metros de largo que también podría servir de base para el diseño del futuro SUV brasileño. Claro que en términos estéticos los rumores también apuntan al Yaris asiático que se presentó hace unas semanas, que ya está en estudio para fabricarse en la región.

Te puede interesar
Toyota presentó la nueva generación del Yaris en carrocería sedán

De esta forma, el futuro SUV para el segmento B de Toyota compartiría varios aspectos con el compacto recién lanzado. Más allá del diseño, también se espera que compartan diversos componentes del interior, donde el Yaris mostró una marcada evolución en términos de calidad percibida y arquitectura.

Toyota Yaris Ativ frente

Más allá de esto, lo cierto es que todavía es muy pronto para hacer especulaciones sobre el próximo SUV de Toyota fabricado en la región. Todo indica que el proyecto verá la luz recién en 2025, con un desarrollo pensado para mercados emergentes, aunque para Brasil deberíamos esperar un elevado nivel de seguridad (como el Yaris) y la confiabilidad de siempre de Toyota.