noticias |

La increíble restauración de esta Coupé Chevy Serie 2 de 1973 que estuvo abandonada

En esta ocasión te mostramos una unidad de uno de los vehículos más emblemáticos de nuestra industria. ¡Mirá cómo estaba esta Chevy!

A la par de otros modelos contemporáneos como el Ford Falcon y el Chevrolet 400, la Chevy supo consolidarse como uno de los mejores autos clásicos de nuestra industria. Por eso siempre es llamativo cuando aparece una historia como la de esta nota, que involucra a una coupé Chevy de 1973 Serie 2 que estuvo parada durante muchos años y luego alguien se encargó de rescatarla.

Chevy Serie 2 1973 restauración 1

Nuestros seguidores de @retrovintagephotos encontraron hace unos meses esta unidad de un hermoso color naranja del año 73. Como podés observar en las imágenes, tras haber quedado escondida en algún depósito su estado era muy triste y transmitía un claro síntoma de abandono total.

Sin embargo, alguien logró recuperar la coupé Chevy para dejarla impecable, aunque con algunas modificaciones fuera de serie que seguramente serán motivo de cuestionamiento para algunos, sobre todo los más puristas. A modo subjetivo hay que decir que los cambios son sutiles y a nuestro juicio le quedan bien. Invitamos a que nos digan qué piensan del estado final de esta Chevy SS con nada menos que 50 años encima.

Te puede interesar
La rural de Renault más buscada en los 80: mirá el estado de esta versión 4×4

Chevy Serie 2 1973 restauración Chevy Serie 2 1973 restauración 2 Chevy Serie 2 1973 restauración 3 Chevy Serie 2 1973 restauración 4 Chevy Serie 2 1973 restauración 5

Breve historia de la Chevy en Argentina

Además del noble y confiable Corsa, el Chevy es uno de los modelos más emblemáticos que tiene la marca del moño en nuestro país. Su lanzamiento a nivel local tuvo lugar en diciembre de 1969 y llegó para convivir con el 400, que estaba apuntado a un segmento inferior. Muchos creyeron que lo desplazaría pero la realidad es que coexistieron hasta 1974.

CHEVY COUPE 1

La primera versión del Chevy tenía cuatro puertas, un motor de seis cilindros con 3,8 litros y 130 CV que estaba asociado a una caja manual de tres velocidades. Más adelante llegaría la recordada silueta coupé, e incluso versiones apuntadas a clientes más exclusivos como la Malibú, sumado también a la alternativa de la caja automática.

Te puede interesar
Inmaculado: encuentran a la venta un sedán Peugeot 0km que fue furor en los 80

Pero volviendo a la coupé, en 1972 llegaba una pequeña actualización que se denominó Serie 2, que incorporaba una serie de cambios que la hacían más moderna y le daban un aspecto más deportivo para estar a tono con la competencia. El detalle más apreciable era que dejaba atrás el techo vinílico característico de las primeras coupé.

La Serie 2 se fabricó hasta 1978 y las primeras unidades se denominaban “franja escorpión”, naturalmente debido a la ubicación en los laterales de las franjas que identificaban a esta versión. 

Bajo el capot la Chevy Serie 2 utilizaba un motor de 250 pulgadas cúbicas (que podía identificarse por las respectivas insignias en los guardabarros delanteros) o 4.097 cm3, que tras recibir una serie de cambios en el carburador y la admisión podía desarrollar 170 HP, sumado a un torque de 33,3 kgm. De esta forma, según cifras de las revistas de aquella época la Chevy Serie 2 aceleraba de cero a cien en 11,1 segundos y alcanzaba ua velocidad máxima de 180 km/h. ¿Quién fue el responsable de hacer esta y otras pruebas? Sí, el mismísimo Carlos F. Figueras. 

En definitiva, un auto que de por sí caló hondo en el público fierrero pero sobre todo gracias a la presencia de versiones deportivas, que además tuvieron gran protagonismo en el automovilismo nacional con su participación en el Turismo Carretera junto a su histórico archirrival, el Ford Falcon.