noticias |

Opinión: ¿por qué en Argentina no hay más oferta de SUV derivados de pick ups?

Analizamos un segmento del mercado que no es tan popular en nuestro país pero que tiene alternativas en otros países que nunca conocimos.

El segmento de SUV derivados de pick ups no es uno de los más populares en Argentina y eso se debe, en parte, a que las opciones no abundan como en otras regiones del mundo. Aquel que quiera un vehículo de índole familiar pero que al mismo tiempo herede la robustez de una “chata” en Argentina hoy en día tiene dos alternativas: Toyota SW4 y Chevrolet Trailblazer.

Ford Everest Titanium perfil

Eso nos hizo pensar en qué otras marcas tienen fuera de nuestro país un producto de esas características y la realidad es que opciones hay varias. Seguramente por una cuestión de rentabilidad ninguna de las marcas que vamos a mencionar a continuación optó por seguir la estrategia de Toyota y Chevrolet, sobre todo teniendo en cuenta que el nivel de ventas frente a sus hermanas pick ups puede resultar hasta anecdótico.

Te puede interesar
Chevrolet Trailblazer 2025: así sería la renovación del SUV que compite contra Toyota SW4

Basta con analizar el caso de la SW4, que gracias a que se produce localmente tiene mucha más llegada y éxito que su rival de Chevrolet, que desde hace meses prácticamente ni figura entre los 50 vehículos más vendidos de Argentina.

TOYOTA SW4 7

Pero yendo al caso de Toyota, en 2022 según cifras de ACARA se patentaron 24.628 Hilux y 3.726 SW4. Entre ambas suman 28.354, lo que da como resultado apenas un 13% de participación para el SUV, que desde hace meses lidera cómodamente un segmento donde sólo compiten dos exponentes.

Te puede interesar
¿Toyota o Chevrolet? Así comparábamos los únicos SUV derivados de pick ups del mercado hace 10 años

Pero si vamos a otros mercados, el primer modelo que aparece deriva de la conocida pick up Ranger. Hablamos del Ford Everest, que casualmente todo indica que ya tiene luz verde para fabricarse en la planta de Pacheco junto con su hermana pick up. Habrá que ver si finalmente llega a venderse en nuestro mercado o su producción quedará limitada a la exportación, ya que en otras regiones del Mercosur esta clase de vehículos aparentemente tiene más aceptación que en Argentina.

Te puede interesar
¿Se viene un nuevo SUV de Toyota para ubicarse por encima de Corolla Cross?

Ford Everest accion

Otro caso es el de Mitsubishi, que supo ofrecer a fines de los 90 una versión “cerrada” de su pick up L200. La versión actual deriva de la quinta generación de la chata y, al igual que sus rivales, hereda la gran mayoría de componentes. Según el mercado este SUV puede denominarse Montero Sport o Pajero Sport, un nombre que por obvias razones no podría aplicarse en nuestro mercado.

Y así llegamos al caso de Nissan, que también supo comercializar en nuestro mercado a mediados del 2000 un SUV que derivaba de Frontier. En aquel momento llegó importada de Brasil como X-Terra, pero en los mercados donde sigue con vida se denomina Terra “a secas”. El desarrollo de la generación actual habría comenzado en 2011, pero recién en 2018 vio la luz un SUV que comparte la plataforma de la pick up que hoy se produce en Santa Isabel. ¿Conservará esta alternativa la próxima generación que se presentará en breve? Eso lo veremos en un futuro.

Te puede interesar
Quiere la revancha: trascendió cómo sería la nueva generación de Chevrolet Trailblazer

NISSAN X-TERRA

Así las cosas, estos tres modelos se comercializan desde hace varios años en diferentes mercados pero nunca los vimos por Argentina. El caso de Everest es un ejemplo de que tal vez la tendencia comience a cambiar, sobre todo teniendo en cuenta el auge que tuvieron los SUV de todos los segmentos en el último tiempo.

Por sus características creemos que son opciones ideales ya que combinan la robustez y capacidad off road de una pick up con un mejor nivel de comodidad, versatilidad y confort de marcha. Otra razón que explica su poca demanda está en el precio y esto se debe en parte a que no están beneficiados con el IVA del 10,5% como sus hermanas pick ups y, como si fuera poco, también están afectadas por los impuestos internos, lo cual encarece considerablemente su valor y al final del día la opción más racional sería ir por una pick up, más allá de que tampoco se caracterizan por ser vehículos accesibles.