noticias |

Operativo urbano a bordo de dos Yaris (Parte 2)

 

Para ver la parte 1, hace click aqui

¿Embrague o variador continuo?

Doblamos a la derecha, luego a la izquierda, encaramos una avenida. Frenamos en el semáforo. Luz verde, soltamos el freno, peinamos el acelerador, y el resto es historia. Luego de probar el 2NR-FE de 1.5 litros con 16 válvulas, y tecnología Dual VVT-i (ajusta continuamente la apertura y cierre de las válvulas a demanda) y la caja manual de seis relaciones, me tocó subirme a la opción con caja automática de variador continuo (CVT). Comentarios disparejos hemos escuchado sobre este tipo de transmisión.

Hay quienes la adoran y quienes la aborrecen. Personalmente, y basándome en la que equipa el Yaris (de origen japonés montada en el Corolla y la RAV4), el comportamiento para la rutina urbana no deja baches. Sin tironeos ni patinamientos y con una fluidez entre el pasaje de las siete pseudo marchas tanto en directa como en modo manual-secuencial, resulta ideal para quienes disfrutan de un andar sereno. Además, y siendo un plus dentro del segmento, tendremos la posibilidad de pasar los cambios desde la palanca o las siempre divertidas levas detrás del volante. Otra clara ventaja de la CVT recae en el mantenimiento. Según el manual de usuario, el líquido de la transmisión debe ser reemplazado cada cuatro años o 40.000 km en la manual y 80.000 km en la automática. Un claro ahorro para el bolsillo del usuario.

Consumos

La diferencia se achica

En la ciudad de La Plata, y una buena parte en CABA, medimos los promedios en tránsito moderado –a una velocidad máxima de 45 km/h– y otro en plena hora pico, con el clásico y estresante embotellamiento. También pusimos a prueba los números en accesos y autopistas, siempre en periplos llanos. Las siguientes cifras fueron realizadas sin el aire acondicionado encendido, con una sola persona a bordo y la presión en neumáticos detallada en el manual de usuario para ambos Yaris (32 libras delante, 30 detrás). ¿Quién dijo que los automáticos son derrochadores de combustible?

TRAYECTO                                             HATCHBACK MT                           SEDÁN CVT

Ciudad – Tránsito moderado                   8,6 l/100 km                                       8,9 l/100 km

Ciudad – Tránsito intenso:                       11,2 l/100 km                                      11,7 l/100 km

A 80 km/h constante                              4,1 l/100 km (6ta a 2.000 rpm)         4,6 l/100 km (D a 1.450 rpm)

A 100 km/h constante                            5,1 l/100 km (6ta a 2.500 rpm)          5,4 l/100 km (D a 1.650 rpm)

Circuito mixto                                           7,8 l/100 km                                          8,1 l/100 km

FOTO 02

A simple vista me generó simpatía el restyling y los detalles deportivos del S, al mismo tiempo que destaco la eficiencia del conjunto mecánico, su bajísimo consumo, y el equipamiento que suelen incorporar los Toyota. Sin embargo, hubo un aspecto que me tomó por sorpresa y para bien: la vida a bordo y el confort en calles empedradas donde suele ser el talón de Aquiles de todo auto. Habitáculo más que generoso para su segmento, el cual recibió halagos por parte de amigos y todo aquel que ingresaba”.

Julián Frecia

FOTO 03

Una buena capacidad de baúl para los bártulos es fundamental para la familia. No soy fanático de los autos japoneses, pero debo admitir que el Yaris me sorprendió gratamente. La trompa llama mucho la atención y me sorprendió el andar de esta caja CVT, que según los que más saben no es de las mejores. Los miserables consumos y la comodidad en las plazas traseras es otro punto a destacar. Solo critico la falta de regulación en profundidad del volante y un instrumental más esmerado y no tan simple”.

Leandro González y Estefanía De Sousa

 

Te puede interesar
Llega a la región el sedán de Toyota que competirá contra Fiat Cronos y Chevrolet Onix