noticias |

Hyundai, de la nada a la gloria: un repaso por su veloz crecimiento

El Colorado Figueras analiza el momento que atraviesa Hyundai, una de las marcas coreanas que sigue conquistando diferentes mercados con niveles de diseño e innovación inimaginables años atrás.

En los 80/90, épocas en que las políticas económicas permitían la importación de productos provenientes de cualquier parte del mundo, desató un furor en el mercado del automóvil. Un dólar amordazado con respecto al peso hizo que varios emprendimientos privados descubrieran una veta importando autos con bajos aranceles pero con escaso o nulo respaldo en repuestos y servicios de post venta. Dacia (una copia rumana del Renault 12), Olcit (del Citroën Visa), Lada de origen ruso (con licencia de Fiat) y Niva 4×4, Tavria (ucraniano) entre otros, se comercializaban a precios más convenientes que los modelos producidos en el país.

¿Cuál es el peor auto que manejó Carlos Figueras?

En ese momento también aparecieron los primeros Hyundai de Corea del Sur (que se transformó en un monstruo industrial construyendo barco de cargo y hoy hasta celulares) con su modelo Pony que mostraba una estética derivada del poco atractivo Austin Marina británico con motor Mitsubishi de 1,4 y 1,6 litros y una potencia entre 70 y 80 caballos. Años antes, en 1968, había iniciado la producción de un modelo derivado del Ford Cortina.

HYUNDAI-1

Tuve la experiencia de manejar el Hyundai Pony y debo concluir que estaba lejos, en todos los aspectos, de autos que se fabricaban en Argentina. Se trataba de un auto de cuatro puertas tipo hatchback de líneas convencionales y un nivel de terminación y materiales que dejaban que mucho que desear. Insonorización deficiente, plásticos y ensambles de baja calidad, motores desactualizados y un comportamiento que se encontraba por debajo de los estándares de la época.

Sin embargo, el precio era su mayor atractivo para esa franja que deseaban llegar a un cero-kilómetro económico. Nada hacía sospechar en la década del 80 que la marca pasaría a ser un protagonista en el mercado mundial a través de los años transformándose en el sexto fabricante del mundo. Pero con determinación y esfuerzo todo se logra llegando a niveles de calidad competitivos. Lo mismo pienso hoy de los autos que llegan de China a nuestro mercado. Año tras año van mostrando mejoras en calidad y diseño (generalmente copias de modelos europeos) aunque todavía les queda un camino por recorrer para rivalizar con las marcas europeas en el mercado mundial.

HYUNDAI-VIEJO

¿Se viene una nueva pick up Hyundai?

A partir de fines de la década del 90 Hyundai se propuso ser protagonista en la liga mayor, y lo logró. No era suficiente su penetración en el mercado asiático, debían llegar a Europa y Estados Unidos con productos de calidad y estéticas asimilables. Para eso nada mejor que contratar a diseñadores reconocidos para cambiar la imagen de la marca abandonando la estética barroca que los caracterizaba, camino que también decidió transitar Kia ya como parte del grupo Hyundai-Kia desde 1998.

HYUNDAI-TUCSON-1

En los 90, en mis viajes a Europa llamaron mi atención los distintos modelos de Hyundai que circulaban por las calles de París teniendo en cuenta que los franceses tienen una definida tendencia a “compran francés”. Más tarde fueron generalizándose en otros países y era bastante habitual ver coupés Génesis en distintas ciudades europeas. Luego llegaron los SUV que salieron a competir dentro de ese competitivo segmento.

HYUNDAI-COUPE

Así como los franceses se inclinan a comprar sus propias marcas, los alemanes funcionan de manera similar pero con una diferencia: son más racionales y analizan varios factores antes de tomar una decisión, entre ellas el precio y qué se les ofrecen a cambio, además de que se trata de uno de los mercados más exigentes del mundo (¿o el más?). En 2019 Hyundai fue la primera marca no germana de patentamientos superando al resto de los fabricantes europeos y japonesas. La clave del éxito del grupo coreano fue calidad + diseño, algo que muchos de sus rivales asiáticos aún no han llegado a entender.

Cuando se quiere y hay convicción, es posible plantarse ante los históricos fabricantes europeos y americanos presentándoles batalla con productos confiables y altos niveles de calidad. Hyundai-Kia lo hizo.

Por Carlos F. Figueras

HYUNDAI-I30 HYUNDAI-VELOSTER NUEVO-HYUNDAI-I30 HYUNDAI-KONA NUEVO-HYUNDAI-TUCSON

 

También podría interesarte: