noticias |

Mano a mano con Pagani: eléctricos, SUVs, Argentina y el empresariado local

Desde Monza, Italia – Este año se cumplen dos décadas de la creación de Pagani Automobili, la automotriz que Horacio Pagani creo y de cuya fábrica te contamos todo en esta nota.

Y hoy culminó el Pagani Raduno, un road trip que reunió a los clientes de la marca, quienes recorrieron distintas localidades de Italia desde el martes 28 de mayo y que tuvo hoy domingo el cierre en el circuito de Monza.

Aprovechando la ocasión, Auto Test dialogó en exclusiva con el constructor santafesino:

¿Este fue el Raduno más largo de todos los realizados?
—Sí. Este Raduno es interesante porque empezó en Cerdeña con 35 autos el martes y ahora estamos en Monza en un lugar extraordinario.

Hoy hicieron una develación de un motor como si se tratara de una novedad. ¿Es así?
—No, es el motor de la Roadster pero que llegó el viernes a la noche con los ingenieros de la AMG. Lo trajeron todo desarmado, lo empezaron a armar acá y hoy lo pusieron en marcha. Eso fue una cosa linda porque se documentó todo el montaje y luego la puesta en marcha.


Estuvimos en el Salón de Ginebra donde festejó sus 20 años, y más que preguntarle sobre ese día de 1999, quiero saber cómo fue el siguiente a la presentación.
—Siempre es una gran responsabilidad. Incluso este evento de hoy, porque hay mucha expectativa por parte de la gente y del cliente. Es una satisfacción por un lado, pero también un compromiso a seguir trabajando y poniéndole todo: energía, pasión, disciplina. No es siempre fácil.

Como usted en su momento, hoy son muchos los argentinos que deciden irse debido a la difícil situación económica. ¿Qué le puede aconsejar a aquellos que apuestan por un país extranjero?
Argentina nunca fue fácil. Cuando vine también era un momento difícil. Todos los lugares tienen sus complicaciones. Cuando llegué a Italia tampoco era una período muy fácil por la economía italiana y hubo momentos realmente difíciles. Si uno viene con la vocación de querer hacer algo, de trabajar, es bueno hacerlo. En definitiva como me dijo un amigo, un mentor: ‘a lo sumo lo peor que puede pasar es que vuelvas’. Así que si uno es joven, es bueno probar. No solo acá, sino también en cualquier lugar, probar otras culturas. Salir del provincialismo, salir de que somos los mejores del mundo, con el mejor cielo, con el mejor asado. Poder estar en otro lado es bueno para enriquecerte espiritualmente y culturalmente.


¿Y qué le puede aconsejar al emprendedor argentino?
No puedo dar consejos, simplemente sugerir o comentar. A los empresarios argentinos hay poco que enseñarles. El empresario argentino ha peleado siempre, ha combatido contra la inflación, contra períodos difíciles, donde te ponías a fabricar algo y después te abrían la importación… Hay poco por enseñarles. Conocen todas las cosas mejor que cualquiera. No me permito dar un consejo, al contrario, creo que hay que pedirle consejos a ellos. Conozco a Andreani (NdeR: de Casilda como Pagani) y muchos otros empresarios pero a él lo pongo de ejemplo por su creatividad, apuesta en Argentina, sus inversiones, ser positivo y de no rendirse nunca. Pero esto vale también para otros empresarios. Tampoco en Italia es fácil… este no es el paraíso terrestre. Acá también hay que trabajar con mucha disciplina y cada tanto también te cambian las reglas. Por otro lado, a quien empieza, que tenga disciplina, pasión, seriedad, que antes o después el resultado llega.

¿Por qué cree que los argentinos logramos destacarnos y que, a pesar de nuestra situación geográfica o de nuestros límites, los terminamos venciendo?
—Yo pienso que hay gente capaz que se destaca. Tenemos médicos famosos que llegan de Sudáfrica o la India. En todos lados ha gente que se destaca. En Argentina hay gente que tiene mucho talento como (Julio) Palmaz, el inventor del stent. Hay mucha gente que demostró algo.

¿Pero cree que hay algo que tenemos de distinto que nos hace destacar?
¿Puedo serte crítico? Argentina es una nación muy rica si la comparamos con Japón: ellos tienen un territorio con movimientos… terremotos, y sin embargo son la cuarta potencia mundial. Nosotros tenemos uno en el que cualquier cosa que se siembra, crece. De un lado tenemos 6 mlil kms de costas, con una riqueza de la que se podría vivir solo pescando. Del otro, tenemos la cordillera, y no creo que de este lado (Argentina) sea tan distinta a la de Chile, pero los chilenos viven de eso. Así que no creo que de este lado sea tan diferente. Sin embargo, los argentinos estamos siempre a los tumbos. No creo que sea un problema de políticos. Siempre se le echa la culpa a los políticos, ya sean de un lado o del otro. Para mí hay algo que no estamos haciendo bien nosotros, porque si no, no es posible que estemos siempre a los tumbos.

Volviendo a los autos, usted adelantó que están trabajando sobre uno eléctrico. En ese sentido, Mercedes-Benz quizás no está tan adelantado en los eléctricos como en los convencionales como para proveer de un tren motriz. ¿Tiene visto un proveedor distinto?
—Estamos trabajando en este proyecto y no es verdad que Mercedes no lo tiene, ellos siempre tiene todo a un nivel muy alto y con ellos estamos también trabajando. Pero es un proyecto muy libre, así que estamos desarrollando muchas cosas nosotros.

Participó en Lamborghini del proyecto LM que hoy se convirtió en el Urus. ¿Es impensable un Pagani SUV?
—No es impensable. Todo es pensable y practicable. Digamos que tal vez un Pagani hecho así, con la misma tecnología que usamos para hacer estos autos costaría 3 millones de euros, y no sé si la gente estaría dispuesta a pagar por un auto así. En este momento no está dentro de nuestro programa.

Por Lucas Amestoy

Dejanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También podría interesarte: