noticias |

Ford Ranger: mirá cómo cambió su diseño a lo largo del tiempo

En esta ocasión, te mostramos la evolución del diseño de la exitosa pick up de Ford. A vos, ¿cuál te gusta más?

La historia de la Ford Ranger en nuestro país comenzó a fines de 1995, cuando llegaron las primeras unidades importadas de Estados Unidos. Era una pick up con una orientación más urbana, con poco despeje al piso y gran lujo gracias a un completo equipamiento de confort sumado a un motor naftero 4.0 V6 de 160 CV.

FORD RANGER-

En 1997 Ford inició la producción de la Ranger en la planta de Pacheco con algunos cambios estéticos, luego de trasladar la fabricación de la legendaria F100 hacia Brasil, en una jugada arriesgada pero que resultó exitosa para la filial local del óvalo. Las primeras unidades eran cabina simple, impulsadas por el motor Maxion 2.5 de 116 CV, gran potencia para la época.

Ver noticia: ¿Se viene la Ecosport India con motor turbo?

Con la fabricación nacional de la nueva Ford Ranger, tiempo después se adaptó la variante cabina doble de manera exclusiva para la región. Cuatro años más tarde, en 2001, la pick up mediana del óvalo tuvo un pequeño lavado de cara sumado a la incorporación de una versión Limited que utilizaba un motor 2.8 turbodiesel de 135 CV.

FORD-RANGER-1

El segundo restyling de la Ranger, más profundo que el anterior, se presentó en 2004. Tenía modificaciones estéticas en la trompa, con nuevas ópticas, capot y paragolpes, y también en el sector posterior con faros renovados. Un año más tarde, la Ranger sumaba un potente motor 3.0 denominado Power Stroke que desarrollaba 163 CV y elevaba así la vara de potencia máxima en el segmento de pick ups, junto con la Hilux.

En 2009, la Ford Ranger presentó su tercer y último rediseño hasta la llegada de la generación actual. Los principales cambios radicaban principalmente en el frente, con un diseño más agresivo que intentaba emular a las pick ups full size de Ford comercializadas en Estados Unidos por aquellos años.

Finalmente, en 2012 llegó la última generación de Ranger, denominada T6 que por primera vez se convirtió en un vehículo global. Esta línea significó un cambio rotundo en cuanto a equipamiento, motorizaciones y tecnología, y en el mercado argentino ya va por su segundo restyling.

Así las cosas, con casi 24 años de producción local en la planta de Pacheco, que ya tiene luz verde para fabricar la futura generación (Ver noticia), la Ford Ranger se mantiene estoica en los primeros puestos de ventas, y forma parte de la ‘Raza Fuerte’, slogan utilizado desde hace varios años por la firma del óvalo para sus exponentes todoterreno.

FORD-RANGER-2

FORD-RANGER-3 FORD-RANGER-4 FORD-RANGER-5 FORD-RANGER-6 FORD-RANGER-7