noticias |

Chau 1.8: Fiat finaliza la producción del motor más criticado

A partir de ahora la familia Stellantis se concentrará en la gama de impulsores GSE y Firefly. ¿Qué pasará con los modelos que todavía se ofrecen con ese motor?

Stellantis anunció en Brasil el cese de producción del conocido (y criticado) motor 1.8 de la familia Etorq. El coloso automotor cerrará las instalaciones de la planta ubicada en la localidad de Campo Largo, y aseguró que esta decisión fue tomada para acompañar la estrategia global de neutralizar las emisiones de carbono para el año 2038.

Fiat Cronos Precision Premium motor

Cabe destacar que en el país vecino, el motor 1.8 ya no cumplía con las normas antipolución denominada Proconve L7, y por eso había sido discontinuado de varios modelos del grupo en aquel mercado.

Te puede interesar
Febrero: ¿cuánto vendieron Fiat Cronos y Peugeot 208, los líderes del mercado?

Según el sitio brasileño Motor1, en su última etapa el impulsor se fabricaba únicamente para exportación y solo se montaba en una serie de modelos específicos. Con respecto a los empleados de la fábrica, de acuerdo a lo informado por los voceros de Stellantis ya recibieron una propuesta de traslado hacia otras fábricas de la empresa.

Algo curioso es que por el momento no se dieron especificaciones sobre qué sucederá con los modelos que en Argentina utilizan esta mecánica. Hasta hace unos meses el Fiat Cronos era uno de esos, pero con su última actualización el impulsor más grande fue descontinuado del catálogo.

Fiat Cronos Precision Premium en ruta

Los únicos exponentes que todavía ofrecen para Argentina el 1.8 son la Fiat Toro (en su versión de entrada de gama Freedom, solo disponible con tracción simple y caja automática de seis) y el Jeep Renegade, que se comercializa en la versión Sport y se combina tanto a una caja manual de quinta como una automática de sexta.

La planta de Campo Largo lleva más de 20 años en actividad, pero Fiat recién montó sus operaciones en 2008. En ese entonces, las instalaciones pasaron a llamarse FPT (por Fiat Powertrain Technologies) y uno de los primeros impulsores en salir de la línea de montaje fue el conocido 1.6 Etorq de 16 válvulas que utilizaba la familia Palio, Siena y Strada y también el Punto, entre otros.

Te puede interesar
Marzo: Fiat Cronos y Peugeot 208 fueron los autos más vendidos del mercado

STRADA4

Luego del 1.6 llegaría el 1.8, que también ofreció primero el Punto y luego fue incorporado en los modelos que se presentaron más tarde como Argo, Cronos, Bravo (acá esa versión nunca llegó porque a la Argentina venía importado de Europa), Dobló y Toro, así como también al Jeep Renegade. En su etapa final, como mencionamos más arriba, el impulsor venía asociado a una caja manual de cinco marchas o una automática de seis y entregaba aproximadamente 130 CV.

Te puede interesar
Fiat Cronos: ¿por qué es el más elegido por los usuarios argentinos?

A partir de ahora, la prioridad del grupo Stellantis serán los motores de la familia GSE y Firefly, que están fabricados en Betim. Recordemos que gracias a esta fusión entre marcas que surgió en 2020, en Brasil hay diferentes modelos que comparten mecánica, como por ejemplo el Peugeot 208 y la familia Argo/Cronos, que utilizan el 1.0 de origen Fiat.