comparativos |

Volkswagen Vento 2.0T vs Honda Civic Si: ¿cuál era mejor?

La potencia y el par bien abajo o bien arriba; con turbo o sin turbo. Eran las versiones sport de los medianos más modernos y referentes del mercado y así los enfrentábamos en auto test.

Tanto el Honda Civic Si como el Volkswagen Vento en su versión con motor 2.0 turbo eran dos de los sedanes más modernos, de mejor calidad y más deseados del mercado. Ambos ofrecían 200 CV de potencia de fábrica, una cifra que todavía hoy augura emociones al volante.

Volkswagen Vento vs Honda Civic

Pero la manera de entregar la potencia era tan diferente como la forma de obtenerla: en el Honda Civic la alimentación era normal y toda la fuerza se desarrollaba a altísimos regímenes. En el Volkswagen Vento, la apuesta era el turbo, al igual que los modelos actuales y de esa forma entregaba más energía en la zona media del tacómetro.

Te puede interesar
Honda Civic Si: así es la nueva versión deportiva con 200 CV y caja manual

Diseño exterior

Estéticamente es cierto que ninguno de los dos irradia deportividad visual pero no hay que olvidar que son dos sedanes del segmento medio. El Honda Civic incorpora llantas más vistosas de 17 pulgadas y, a diferencia del Vento, la sigla Si tomaba más protagonismo en diversos sectores de la carrocería.

Honda Civic Si cola

Por su parte, el Volkswagen Vento apela al formalismo y la solidez alemana, sumado a las llantas del mismo diámetro que su rival, algo que también ayudaba a llamar la atención.

Volkswagen Vento 2.0T Cola

Diseño interior

Adentro sucedía prácticamente lo mismo. El cuero tapizaba las butacas del Volkswagen Vento, cómodas pero de escasa sujeción y en este aspecto quizás merecía algo más de atención.

Te puede interesar
Volkswagen Vento 2023: se presentó el rediseño del sedán mediano

Volkswagen Vento 2.0T interior

En el Civic, en cambio, se encontraban asientos especiales con óptima retención lateral mediante pétalos abultados. Mostraba además tapizados mixtos (textil y cuero gamuzado) con el logo Si bordado en los respaldos y algunos detalles metálicos que realzaban el carácter junto al instrumental en tonos rojos en lugar del azul de la versión normal. También era más deportivo el volante, con excelente grip y el selector de cambios, con recorridos más cortos.

Honda Civic Si Interior

La calidad de terminación era pareja, aunque el Volkswagen sacaba una leve ventaja en los pequeños detalles. También estaba mejor insonorizado y las plazas traseras eran algo más cómodas, exceptuando el puesto central por la presencia del falso túnel de transmisión (piso plano en el Honda).

Te puede interesar
50 años del Honda Civic: repaso por todas las generaciones de un modelo emblemático

Equipamiento

En aquella época, el Volkswagen era referencia en materia de equipamiento. Aventajaba a su rival con techo corredizo, climatizador de dos vías y un ordenador más completo. La diferencia a favor se profundizaba en seguridad, ya que contaba con airbags laterales y windowbags (ahora de serie en muchos autos del segmento inferior), como también los ganchos Isofix y los faros de xenón.

Volkswagen Vento 2.0T tablero

Motores

La gran diferencia entre estos dos modelos se daba en las motorizaciones. El Honda recurría a un 2.0 denominado K20, similar al utilizado en los Civic Type-R en otros mercados. Se caracterizaba por la entrega de potencia y par a altísimos regímenes de giro, como en los autos de carrera: 200 caballos a 7.800 rpm y 19,2 kilográmetros a 6.100 rpm.

Te puede interesar
Se presentó el Volkswagen Vento 2022: más potencia y cambios en el diseño

Honda Civic Si Trompa

El Volkswagen arrasaba con su par de 28,5 kgm a un régimen bien bajo (más propio de un Diesel que un naftero) en el que el turbo soplaba con fuerza. Esta sobrealimentación sobre el 2.0 de inyección directa era la gran diferencia, que además le aportaba la misma potencia máxima pero a sólo 5.100 rpm.

Volkswagen Vento 2.0T Trompa

En la práctica, el Honda ofrecía un manejo más deportivo, más emocionante, con sus primeras cuatro marchas bien cortas que se podían llevar hasta el corte a 8.300 rpm. En el manejo de circuito, se podía mantener un régimen constante por sobre las 6.000 rpm, con un sonido incitaba a ensañarse con el acelerador.

Te puede interesar
Honda Civic RS: se viene una versión deportiva del sedán mediano

Prestaciones y consumos

Echemos un vistazo a las prestaciones. El Vento aceleraba de 0 a 100 km/h en 8,09 segundos, mientras que el Civic registraba un tiempo casi similar de 8,12. En las recuperaciones de 80 a 120 km/h es donde el Volkswagen sacaba chapa por su generosa entrega de par: 6,22 segundos contra 8,43 del Honda, siempre en cuarta marcha.

Volkswagen Vento 2.0T Lateral

En lo que respecta a los consumos, a 100 km/h los registros daban 6,9 litros cada cien en el Civic, valor que se incrementaba hasta los 7,2 litros en el caso del Vento. Lo mismo pasaba a 130, con 8,4 y 8,7 litros respectivamente. En la urbe, el sedán de la marca alemana demandaba 12,8 litros, mientras que el Honda se conformaba con 11,3. Igualmente hay que tener en cuenta que la densidad del tránsito al momento de las pruebas no era la misma que ahora.

Te puede interesar
El nuevo Honda Civic llegará a la región a fin de año: ¿en qué versión?

Honda Civic Si Lateral

Comportamiento

Los dos resolvían bien la puesta a punto para ofrecer buena tenida a alta velocidad sin martirizar a los ocupantes en los empedrados urbanos, donde se los sentía duritos pero sin exagerar.

Con esquema independiente a las cuatro ruedas, compartían ciertas inclinaciones en curvas exigentes, pero hilando fino el Honda se desenvolvía con mayor agilidad en trazados sinuosos o trabados y su control de estabilidad era menos intervencionista, permitiendo ciertos deslizamientos del tren posterior.

Al Volkswagen se lo sentía más aplomado y menos saltarín en rectas veloces, haciendo gala de su carácter más burgués y rutero. A la hora de frenar, ambos utilizaban distancias cortas, pero el Vento tenía un pedal con mejor tacto y soportaba mejor la fatiga en el uso intensivo.