comparativos |

Sandero RS o Polo GTS : ¿cuál está mejor equipado?

Analizamos las listas de equipamiento de los modelos deportivos de Volkswagen y Renault y te contamos si están a la altura, ¿qué le falta? ¿tienen buenas pantallas? ¿son seguros? Todas las respuestas.

Equipamiento y confort

El segmento B+ fue ganando en tecnología y dotación para acentuar ese plus respecto del B tradicional. Tanto RS como GTS se posicionan como cúspide de gama o, en criollo, son los más equipados y caros de sus respectivas familias de modelos.

Vamos con el menos conocido: el Volkswagen se apoya en la variante Highline de Polo pero con agregados. Incorpora unos muy bienvenidos faros full LED, acceso y arranque sin llave, indicador de presión de neumáticos, llantas de 18”, palanca de freno de mano forrada en cuero, espejos exteriores con rebatimiento eléctrico y las nuevas butacas tipo bucket. Por lo demás, en términos de confort, mantiene la buena dotación del Highline aunque nos hubiera gustado que incorporara techo solar.

Por su parte, en el RS, Renault prefirió invertir tiempo en meter mano en los fierros y confió en la dotación de la variante Intens (full) de la gama convencional de Sandero, donde destacamos limitador y control de velocidad crucero, climatizador automático, sensores de estacionamiento (traseros) y cámara, espejos eléctricos con luces de giro incorporadas y volante y selector con detalles de cuero y cromados. Le podemos exigir sensores delanteros y también, por qué no, techo.

La posición de manejo es un apartado crítico en este tipo de vehículos. Si bien lograr una posición de manejo cómoda es prioridad en todos los vehículos del mercado, en un deportivo es importante estar a gusto sobre todo en un día de pista. Volkswagen entendió todo y le calzó al GTS unas butacas deportivas con apoyacabezas integrado y regulación en altura (todo manual). El volante acompaña con doble regulación para poder ubicarse de la mejor manera posible. Sandero apostó por unas butacas tricolor, con apoyacabezas tradicional y también regulable en altura aunque escoltada por un volante que no regula en profundidad. Ambos tronos, con sus respectivas siglas y un buen agarre.

En términos de seguridad, ambos se quedan cortos: pese a que en el segmento algunos competidores ya incorporaron ADAS, los dos salen a la pista con apenas cuatro bolsas de aires y los dispositivos activos y pasivos de seguridad básicos (ABS y ESP) aunque Polo saca una cabeza mínima con el detector de fatiga.

Por último, ambos llevan en sus entrañas ruedas de auxilio temporales, una solución pésima para nuestras rutas y ni hablar para el autódromo.

Instrumental y multimedia

Parecidos pero diferentes, ambos apelan a una central multimedia con conectividad full y tableros con detalles sports, aunque las recetas son bien opuestas. Sandero finalmente se pasó al Media Evolution, lo que implica que ahora es compatible con android auto y car play. La central es de 7 pulgadas, táctil pero con una definición, respuesta mejorables, la poco intuitiva tecla de volúmen y no tiene mapas nativos justamente para espejarlos desde tu celular. Tampoco tiene el eco coaching (sí disponible en el GT Line) pero en un deportivo sería algo contradictorio, ¿no?

Frente a nuestros ojos mantiene la fórmula del tablero híbrido, con relojes analógicos (y unos aros rojos que le quedan muy bien) y el flanco derecho digital. Allí se encuentra el ordenador con la data “de siempre” de Sandero: consumos promedio, instantáneos, autonomía, etc.

El GTS hereda el Discover Media de 8 pulgadas, uno de las mejores centrales por definición, respuesta y cantidad de funciones y configuración. Está complementado por el dock station para dejar el celu e incluso la posibilidad de ir cargándose con una entrada USB que tiene en su base. En la guantera tiene una entrada de CD y auxiliar, pero sospechamos que es para actualizar los mapas: lamentablemente no teníamos un disco de música a mano para probar.

Pero las buenas noticias no se quedan ahí, porque el tablero es el Active Info Display que hereda de Passat (y otros modelos del Grupo). Básicamente es otra pantalla de 10,25 pulgadas que muestra relojes u otra información y se puede configurar a gusto. Incluso, como se ve en las fotos, podés ubicar el navegador nativo entre los dos relojes. Definición y maleabilidad a un par de toques de distancia.

A la hora de la precisión, el Polo marca exactamente la velocidad real mientras que Sandero se ubica en el margen habitual del 3%

POLO GTS 7 SANDERO RS 8

POLO GTS 13 SANDERO RS 13 POLO GTS 11 SANDERO RS 14 POLO GTS 8 SANDERO RS 9 POLO GTS 10 SANDERO RS 11

También podría interesarte: