noticias |

Apareció una unidad 0km del auto más barato que vendía Fiat en los 90

Estaba guardado en el fondo de un depósito. No te pierdas el estado de este clásico de Fiat del último milenio.

El Fiat Uno es uno de esos autos que no necesita introducción ya que posiblemente se trate de uno de los modelos más famosos del mercado argentino y de la región. Lo curioso es que nació como un vehículo de prestigio con un posicionamiento ‘top’ y luego con el paso del tiempo se convirtió en la mejor opción como primer cero kilómetro gracias a una política de precios agresiva, que también trajo consigo mermas en la calidad y el equipamiento.

Fiat Uno S 0km frente

Fiat Uno: de ícono aspiracional a vehículo económico

Y la unidad que vas a conocer hoy es una muestra de eso porque la gente de @retrovintagephotos encontró lo que quizás sea el Fiat Uno mejor conservado del mercado argentino. Se trata de una unidad 0 kilómetro sin rodar ni patentar que apareció en el fondo del depósito de una concesionaria.

Fiat Uno S 0km kilometraje

Como se puede apreciar en las fotos, el auto está impecable y sirve para conocer lo más barato que podíamos encontrar en el mercado de cero kilómetro a fines de los 90 y principios de los 2000, cuando Argentina fue golpeada por una gran crisis que tuvo un fuerte impacto en todos los ámbitos.

Te puede interesar
Igual que 0km: no te pierdas el estado de conservación de este Renault clásico de los 80

La versión S: el Fiat Uno más básico y espartano

El “Unito” en cuestión es de color blanco y pertenece a la versión S. En aquella época el auto se convirtió en un gran aliado del Plan Canje y con esta variante el exitoso modelo de Fiat alcanzaba su máximo nivel de abaratamiento en todo sentido.

Fiat Uno S 0km trasera

Desde la falta de esmero en las terminaciones, pasando por faltantes insólitos como espejo exterior derecho o luz de marcha atrás izquierda, hasta un nivel de equipamiento básico y espartano, donde se destacaba la ausencia de paragolpes pintados, cubrellantas, aire acondicionado, estéreo, entre otros.

Te puede interesar
La serie de Guillermo Coppola y su fanatismo por los convertibles

Una novedad que presentaba el Fiat Uno a fines de los 90 era la incorporación de la inyección electrónica. El motor en cuestión no brillaba por sus prestaciones aunque rápidamente fue aceptado por los usuarios gracias a su confiabilidad y bajo costo de mantenimiento. Fue así como el Fiat Uno se convirtió en un clásico entre la juventud y como segundo auto de un gran sector de la población.

Del lujo a la popularidad: la transformación del Fiat Uno en Argentina

El Fiat Uno se presentó inicialmente como un vehículo de nicho que apuntaba un sector limitado de la población, algo que quedó demostrado con aquellas versiones SCR de principios de los 90 que dejaron gratos recuerdos entre los fanáticos de la marca y el modelo y hoy son de las variantes más buscadas.

Claro que con el correr de los años, el Fiat Uno se abarató al punto de convertirse en el mejor aliado del público joven que buscaba acceder a su primer cero kilómetro. Y eso se ve reflejado en las últimas unidades, que ni por asomo tenían las terminaciones ni el nivel de equipamiento de aquellos SCR que incluso hoy siguen siendo un objeto de deseo para varios mortales.