noticias |

Cada vez cuesta más comprar un auto 0km: ¿cuántos sueldos se necesitan?

En nuestro país, el valor de los autos es uno de los más elevados a nivel global, mientras que los sueldos están entre los más bajos. Mirá la última actualización.

En Argentina, para llegar a un auto 0km chico hacen falta 36,2 sueldos, 6 más que hace 4 meses, lo que se convirtió en el nivel más alto de los últimos años, de acuerdo a un informe del sistema de estadísticas de la entidad que agrupa a todos los concesionarios del país. 

autos-que-pagaran-el-impuesto-al-lujo

Cabe destacar que el estudio fue difundido en un tuit por el usuario @FinanzasArgy y para el mismo se tomó como base el precio de 2,6 millones de pesos, que es lo que cuesta aproximadamente un auto chico, y también se utilizó un sueldo promedio de 74.295 pesos. 

De esta forma, queda demostrado que el sueño de acceder al primer cero kilómetro está cada vez más alejado de los usuarios argentinos. Hace apenas un año se necesitaban en promedio más de 19 salarios para comprar un auto de 1,3 millones (lo que valía en ese momento uno de los modelos más baratos del mercado), mientras que un mes atrás la cifra estaba en 35 salarios.

AUTOS USADOS

Por su parte, el mismo informe tuvo lugar hace cuatro años y en aquel momento había quedado reflejado que el número de sueldos promedio para acceder a un cero kilómetro era de 11,2, mientras que al año siguiente esa cifra aumentó a 17,4 y luego a 17,7 en 2020. 

Más allá de que el valor de los autos sube mes a mes, lo cierto es que los sueldos no hacen lo mismo y en este contexto también entra en juego la inflación, que según el INDEC fue del 6,7% en marzo y se convirtió en el mayor registro mensual desde septiembre de 2018, cuando había subido 6,5% tras la devaluación. 

Te puede interesar
Julio: aumentan las ventas y Fiat Cronos y Toyota Hilux mantienen su liderazgo

¿Cuáles son los autos cero kilómetro más baratos en Argentina?

Actualmente es difícil encontrar modelos que estén por debajo de los 2,5 millones. El auto más barato es el Toyota Etios (aunque en su versión Aibo, con solo dos asientos) que se comercializa a un precio de lista de 2.200.000 pesos. Le sigue el Fiat Mobi a 2.260.500 pesos y después el Cronos (auto más vendido del país) a 2.486.900 pesos. 

camionetas para trabajar

¿Cuánto aumentaron los autos en el último año? 

Cabe destacar que más allá de lo que venimos hablando de los sueldos y la inflación, hay otro dato a tener en cuenta y es cuánto aumentó el valor de los cero kilómetro en el último tiempo. 

Así las cosas, si tomamos como base el Fiat Cronos (es el más elegido por los argentinos), mientras en abril de 2021 el sedán fabricado en Córdoba tenía un precio de lista de 1.642.900 pesos, ahora la misma versión (Drive 1.3) cuesta 2.708.200 pesos. Esto significa un incremento del 65% en apenas 12 meses. 

Fiat-Cronos-de-trompa

Por su parte, si analizamos el segmento de pick ups, que también goza de gran popularidad entre los usuarios argentinos, una Toyota Hilux SRX 4×4 costaba en marzo de 2021 unos 5 millones de pesos. ¿Cuánto vale ahora? Cotiza a 9.024.000 pesos (precio de lista), es decir un aumento del 80% en 13 meses. 

Te puede interesar
¿Honda o Toyota? La confusión de Alberto Fernández en su visita a una fábrica

¿Por qué son tan caros los autos en Argentina? 

La respuesta a esa pregunta la explicamos con más detalle en esta nota pero lo cierto es que más allá de los sobreprecios que lamentablemente abundan en los salones de venta, el elevado precio de los autos en nuestro país también tiene otras razones. 

Argentina es un país donde los impuestos son moneda corriente y los autos no están exceptuados de esta realidad. Incluso deben afrontar las cifras más altas del mundo. Hace unos meses, ACARA realizó un estudio junto con ADEFA y AFAC, y en conjunto demostraron que más de la mitad del valor final de un cero kilómetro son impuestos. 

POR-QUE-SON-CAROS-LOS-AUTOS

De esta forma, en nuestro país el Estado se queda con un 54,8% de lo que cuesta un vehículo, cifra que en Brasil, por ejemplo, es del 30,4%, mientras que en el otro extremo aparece Estados Unidos, donde los autos deben afrontar una presión impositiva de tan solo el 7,5%.