noticias |

El Renault 12 cumple 50 años: ¿el auto más querido por los argentinos?

Hacemos un repaso por la historia de un modelo emblematico en Argentina. Vos, ¿tuviste uno?

En los primeros días de mayo de 1971, en la planta de Santa Isabel (Córdoba), operada por la empresa IKA-Renault, se presentaba el Renault 12, modelo que había sido lanzado en Europa en 1969. Se trataba de la versión denominada TL que disponía de un motor 1,3 litros con árbol de levas lateral que entregaba 50 CV –poco después llevado a 54 CV– potencia que transmitía al eje delantero mediante una caja manual de cuatro marchas. Aceleraba de 0 a 100 km/h en poco menos de 17 segundos y su velocidad máxima era de 145 km/h. Debido a mis años en esta actividad tuve ocasión de manejar casi todas las versiones del R12, incluso la más deportiva que llegó siete años más tarde con una potencia de 110 CV y tapa hemisférica de cilindros Alpine con carburador de doble cuerpo.

Te puede interesar
Renault lanza una campaña para prevenir estafas en las ventas por plan de ahorro

RENAULT 12 ALPINE

El modelo, apenas presentado, se transformó en el rival directo del Fiat 128 ofreciendo un estilo más familiar destacándose a través del tiempo por su robustez estructural y buen rendimiento junto a una mecánica convencional largamente probada que no presentaba complicaciones de mantenimiento. Así fue como se transformó en el auto elegidopor la familia en nuestro mercado por su buena habitabilidad y generoso baúl. Al TL, poco más tarde se sumó el TS con motor de 1,4 litros que elevaba su potencia a 60/65 caballos y luego la rural conocida como Break.

Te puede interesar
Renault presentó una nueva serie limitada del Stepway C.A.B. en Argentina: precio y equipamiento

RENAULT 12 ALPINE

Si bien sus performances eran limitadas no desentonaba frente a sus rivales de época. Fueron miles de kilómetros en los que estuve al volante de un R12, un auto sumamente confiable, con un comportamiento dinámico correcto y suspensiones equilibradas que priorizaban el confort de marcha en todo tipo de terrenos, incluso en caminos de ripio de montaña en los que manifestaba su rigidez estructural pero también recuerdo que entre los aspectos criticables figuraba en primer orden un selector de cambios “gomoso” de recorrido extenso y poco preciso. Las virtudes enumeradas hicieron que también se transformara en el auto elegido por muchos pilotos para competir en la categoría Turismo, destacándose especialmente en pruebas de montaña en manos de pilotos experimentados como Jorge Recalde. En contraposición, los circuitos o autódromos no eran su fuerte, ámbito en el que nunca destacaron.

Te puede interesar
Renault Kangoo: el referente de los multipropósitos alcanza 50.000 unidades fabricadas

RENAULT 12 ALPINE 1

De la versión Alpine con tapas de cilindro importadas de Francia desarrolladas por el departamento de competición, se produjeron en el país casi 500 unidades. Sus 93 CV DIN (110 SAE) le permitían acelerar en 11 segundos de 0 a 100 km/h llegando una velocidad máxima de 175 km/h. Sin embargo, no todo se limitaba a sus prestaciones deportivas también se había trabajado en las suspensiones logrando menor rolido con amortiguadores un 90% más rígidos y barra estabilizadora más generosa derivando en más eficiencia de tracción lo que pude comprobar a comienzos de 1978 cuando la empresa me invitó a hacer un test drive del modelo en el autódromo “Oscar Cabalén” de Alta Gracia. Las diferencias con las versiones normales eran enormes, no sólo en aceleración y capacidad de viraje, también habían mejorado los frenos y la selectora de caja era más precisa con recorridos más cortos. Dentro de su segmento, el Alpine había pasado a ser el rival a tener en cuenta para los Fiat IAVA 1.3 aunque su precio era más elevado. En cuarta desarrollaba poco menos de 28 km/h cada 1.000 rpm por lo tanto a 175 km/h el motor giraba a 6.400 rpm y entre cambios, en plena aceleración, se podía utilizar hasta las 7.000 algo poco habitual en un auto deportivo de esos años. El consumo en ciudad estaba en los 11,5 litros/100 km y a 100 km/h en el orden de los 10 litros. Las distancias de frenado si bien mejoraba los valores logrados por los TL y TS, necesitaba 50 metros para detenerlo a 100 km/h, 6 metros menos que las versiones más domésticas, un valor que hoy sería inaceptable pero lógico para los autos de la década del 70.

Te puede interesar
Megane E-Tech: Renault mostró el crossover 100% eléctrico en Argentina

RENAULT 12 ALPINE 3

No hay dudas que el Renault 12 se ganó el corazón de los argentinos y aún hoy hay una generación que lo recuerda con cariño por su innegable confiabilidad transitando por todos los caminos del país. Quinientas mil unidades que fueron vendidas avalan su éxito en nuestro mercado hasta que en 1994 se discontinuó su producción. Un icono intocable y referente de la industria nacional a medio siglo de su lanzamiento.

RENAULT 12 ALPINE 2