noticias |

Prueba de consumo: ¿cuánto gasta la Volkswagen T-Cross con motor turbo?

Nos subimos al exitoso SUV B en su versión tope de gama con el nuevo 1.0 turbocomprimido para corroborar sus bajos consumos. Esta vez, pasamos de la ciudad a la ruta en un viaje XL que tuvo como destino final las sierras tandilenses.

La idea era sencilla. Luego de realizar un mega operativo en ciudad con la nueva Volkswagen T-Cross TSI, nos quedó en el tintero probarla como corresponde en un viaje centrado principalmente en ruta y con una unidad que ya tenga miles de kilómetros y esté más “ablandada”, para así obtener registros más lógicos respecto de un motor con apenas 100 cuadras recorridas.

Coordinamos con los responsables de Volkswagen Argentina y para bien nos prestaron una Volkswagen T-Cross con más de 15.000 km recorridos, asentada en todo sentido. Con ella llenamos a tope el baúl modulable de 420 litros (entraron tres bolsos grandes, dos chicos, dos mochilas el equipo de mate y hasta un monopatín quitando la bandeja superior pero sin obstruir la visión), sentamos al encargado de la diversión en su butaca y partimos hacia la ciudad de Tandil en un recorrido poco usual donde predominó la tranquilidad en una ruta de doble mano.

Te puede interesar
Prueba de consumo: estos son los SUV que menos gastan combustible

El viaje

A contramano de la lógica impuesta por el GPS, que tiñe de color la ruta más corta y rápida hasta destino, pusimos directa con la Volkswagen T-Cross y partimos desde la ciudad de Quilmes hacia sierras tandilenses sin hacerle caso omiso a la gallega, que nos recomendaba tomar la RN 3 o la 29 para ahorrar un promedio de 60 kilómetros. Claramente, el recorrido sería otro, porque hubiera sido imposible controlar con precisión los consumos constantes en ambas ya que el tráfico es denso, sobre todo un día de semana por la mañana.

Así las cosas, subimos a la Buenos Aires-La Plata y encaramos luego hacia la RN 2. El recorrido tenía como primer destino el partido de Las Armas, por lo que la Volkswagen T-Cross debía poner proa hacia el sur de la provincia durante exactos 289 kilómetros. Lógicamente, y a pedido del único ocupante de las plazas traseras, me vi obligado a un pit stop para comprar una chocolatada con medialunas en el clásico parador de Atalaya que, nobleza obliga, ya no son tan irresistibles como antes. Consumado el desayuno (partimos a las 7:00 am), de vuelta a la ruta y a seguir midiendo los consumos.

Te puede interesar
El rey del consumo: ¿cuánto gasta el Citroën C4 HDi?

Volkswagen-T-Cross-Lateral

Hasta Las Armas, la Volkswagen T-Cross respetó a rajatabla las velocidades máximas, con tramos donde es inexcusable circular a 60 km/h, otros a 80, 100 y finalmente 120, velocidad que no fue superada en ningún momento en este prime. Los consumos que nos arrojó la Volkswagen T-Cross fueron contundentes: de un mínimo de 3,4 litros a 80 km/h hasta 7,3 a 120 (ver recuadro abajo), las cubiertas con 40 libras –con tres ocupantes más carga en baúl, según recomendación de fábrica–, una temperatura promedio de 15° y muy poco viento. Hasta aquí, todo cómo esperábamos.

Te puede interesar
Volkswagen T-Cross 2022: así es el rediseño del SUV, ¿qué cambia?

Culminada la primera etapa, tomamos la RN 74 para unir Las Armas con Tandil. Un tirón de 128 km extras donde se pierde el doble carril, y la mano y contramano dice presente. Hacía años que, particularmente, no encaraba este trayecto por lo que fue sorpresa encontrar varios kilómetros emparchados que, por suerte, no afectaron mantener una velocidad constantes ni muchos corregir constantemente la dirección. Eso sí, camiones de todo tipo y longitud, pick ups en un estado calamitoso que no tiene chances de aprobar una VTV, tractores y maquinaria agrícola que tiene que ir con ejes pisando la banquina por su tamaño y los clásicos “personajes” que van a 50 km/h tomando mate. Cosas que solemos encontrarnos a menudo cuando encaramos estos operativos.

Volkswagen-T-Cross-Cola

Prestaciones y habitabilidad sobradas

Con los consumos registrados y sabiendo que a la vuelta tomaríamos de nuevo la RN 2, en este último tramo le dimos rienda suelta al motor de la Volkswagen T-Cross al momento de realizar un sobrepaso. Vale mencionar que la 74 estaba poco concurrida, por lo que tuvimos paño de sobra al momento de adelantar a cada uno de los vehículos que mencionamos anteriormente.

Te puede interesar
Prueba de consumo Ford Maverick: ¿cuánto gasta la pick up?

La respuesta de este tricilíndrico “mil” de 116 CV respecto al “uno-seis” MSI de 110 CV es notable. Con un muy leve lag sin importar las rpm, es para destacar su contundencia. Y es en ruta, cargados y con una sola mano donde se aprecian realmente las ventajas de este moderno propulsor turbocomprimido. Se puede ir tanto a 60 como a 120 km/h y pisar el gas a fondo para que la caja, rápida y sin tironeos, rebaje dos o más cambios para que el TSI comience a ser exprimido al máximo. Para tener una idea, el MSI hace el 80-120 en 10,7 segundos, mientras que en esta oportunidad el 1.0 de inyección directa, distribución variable doble y turbo TGV que adoptó la Volkswagen T-Cross necesitó 7,7 segundos.

Volkswagen-T-Cross-Baul

Más allá de las prestaciones, que son realmente muy buenas si se las compara con otros modelos de mismo segmento, es la puesta a punto del chasis de la Volkswagen T-Cross lo que termina de redondear un conjunto eficiente. Suspensiones muy equilibradas tanto en ciudad como en alta, una dirección liviana y por demás precisa, y una destacada posición de manejo, que puede parecerse más a un sedán que a un propio SUV.

Te puede interesar
Volkswagen T-Cross 1.0 vs Jeep Renegade 1.3: ¿el comparativo más interesante del año?

Luego de atravesar por completo la 74, llegamos a la siempre bella ciudad de Tandil, en un día nublado que nos deparaba una lluvia intensa que asomó por la tarde y no se detuvo hasta la noche siguiente. Allí, también calculamos los consumos en ciudad y en tramos mixtos para ser más precisos a la hora de anotar el promedio general en estos 1.200 km al volante de esta Volkswagen T-Cross.

Volkswagen-T-Cross-Tandil

Si nos centramos en lo que a viajes respecta, la Volkswagen T-Cross TSI cumple sobradamente a nivel prestaciones, consumo, mucho mejor insonorizada que sus hermanos Polo/Virtus (sí, en ralentí es inevitable escuchar el “traqueteo” del tres cilindros), y no defrauda en absoluto en habitabilidad para cuatro ocupantes junto a su correcto baúl con piso modulable (para destacar la cantidad y capacidad de portaobjetos disponibles), sobre todo si se tiene en cuenta su reducido tamaño, de apenas 4,19 metros de largo por 1,76 de ancho.

Y prueba de ello es el confort en general de la Volkswagen T-Cross y todo lo que ofrece hasta para los ocupantes traseros, como la doble salida de ventilación y los dos puertos USB. “Papá, me gustó mucho la T-Rex –en alusión a la publicidad donde la VW se estacionaba sola entre dos dinosaurios–, ¿Podemos quedárnosla?”, a lo que respondí con un clásico puchero infantil.

VOlkswagen-T-Cross-Interior

Te puede interesar
Prueba de consumo Hilux, Amarok, Ranger, Frontier y más: ¿cuánto gastan las pick ups?

¿Cuánto gasta la Volkswagen T-Cross?

VOlkswagen-T-Cross-Tablero

En el recorrido que cubrió un rango de 1.200 km, el 75% en ruta con tres ocupantes y baúl lleno (aproximados 180 kg de lastre), estas fueron los promedios que fue informando el ordenador, con máximos y mínimos según el trayecto. De esta manera, y con el tanque de 52 litros de la Volkswagen T-Cross, se pueden recorrer hasta 1.100 km a 100 km/h y superar los 650 km en ciudad.

Te puede interesar
Peugeot 208: prueba de consumo, ¿cuánto gastan los motores 1.6 y 1.2?

Velocidad – RPM    Mínimo          Máximo

A 80 km/h – 1.450    3,4 litros        4,3 litros
A 100 km/h – 1.900 4,5 litros        5,7 litros
A 120 km/h – 2.150 6,4 litros        7,3 litros
A 130 km/h – 2.500  7,1 litros        8,1 litros

Ciudad – 40 km/h    7,8 litros        10,6 litros

Promedio general    6,1 litros        8,2 litros

Volkswagen-T-Cross-Surtidor