noticias |

Precio del combustible: llenar el tanque cuesta casi cinco veces más que hace 4 años

Con el último aumento, el combustible tuvo un incremento del 363% en los últimos cuatro años. ¡Mirá cuánto salía llenar el tanque y lo que cuesta ahora!

El sábado pasado, el precio del combustible tuvo su quinto aumento en lo que va del año, con un incremento del 6% aproximadamente en todas las compañías petroleras. A raíz de esto, la empresa consultora Focus Market realizó un relevamiento de cuánto subió el costo de llenar el tanque a lo largo de los años, con resultados elocuentes.

COMBUSTIBLE PRECIO

Según el informe, en 2015 llenar el tanque de un auto mediano (unos 55 litros) con nafta súper costaba 638,55 pesos, cifra que en 2016 aumentó a 854,15 pesos. Sin embargo, la mayor diferencia se da en los valores interanuales entre 2018 y 2019, ya que el tanque lleno pasó de costar 1.388,20 a 2.223,65 pesos, una suba del 60%.

Por su parte, con el aumento actual, y un precio de aproximadamente 85,80 pesos por el litro de nafta súper en la Ciudad de Buenos Aires, llenar el tanque ahora significa desembolsar 4.693 pesos. De esta forma, el precio del combustible tuvo un incremento del 363% en los últimos cuatro años.

COMBUSTIBLES AUMENTO

Claro que si consideramos cargar nafta premium los valores se incrementan notoriamente, porque llenar el tanque pasaría a costar aproximadamente 5.423 pesos. Desde el último aumento, en varias localidades del interior el precio de los combustibles más caros supera las 3 cifras.

Un dato de color: un conductor que realiza aproximadamente 15.000 kilómetros en un año, va a gastar (solo en combustible) con un auto mediano que consume en promedio 9 litros cada cien kilómetros, 1.350 litros, que equivalen hoy por hoy a 115.830 pesos. Por su puesto es un valor que tiene muchas variables posibles entre condiciones de utilización y distancia a recorrer por año, pero puede darte una idea aproximada de lo que se gasta en combustible en la actualidad en la Argentina.

Te puede interesar
Consumos cinco puertas segmento B: ¿cuál gasta menos?