noticias |

Industria automotriz, dólar y mercado: la ecuación que no cierra

La realidad económica que atraviesa nuestro país golpea de lleno a la industria automotriz. Imperdible análisis del Colorado Figueras.

figueras industria automotriz foto

No estoy capacitado para hacer un análisis económico de lo que sucede en el país, pero hay datos indiscutibles que hablan de la realidad que viven distintos sectores incluyendo el mercado y la industria automotriz. El gobierno insiste en que la población debe ahorrar o invertir en pesos y olvidarse del dólar. Pero en economía la confianza es factor fundamental más allá de las medidas que tomen los funcionarios.

Hace un par de domingos en el programa PPT de Jorge Lanatta se mostró un gráfico que dice más que mil palabras. En 2017 con 1.000 pesos se podían comprar 54 dólares, hoy se necesitarían más de 7.500 pesos la misma cantidad, por eso la gente guarda sus dólares en cajas de seguridad o debajo de una baldosa en la cocina. Para la industria automotriz el problema se agrava con la liberación por cuentagotas de los imprescindibles insumos importados necesarios para terminar los distintos modelos de producción local. A esto se suman los concesionarios que deben hacer muy bien las cuentas teniendo en cuenta la reposición de los vehículos que venden.

Carlos Figueras: ¿Qué pasa con la industria automotriz? 

También el gobierno apunta a que las terminales exporten más pero fabricar un auto en Argentina tiene un costo superior en alrededor de un 20 o 25% respecto a uno que sale de la línea de montaje en Brasil, nuestro principal socio. Hasta hace unos meses los autos con precio en dólares correspondían a su equivalencia en pesos a cambio oficial. Por esa razón hubo una gran demanda de autos importados porque aquellos que tenían dólares de ahorro compraban a un precio inferior al de principios de año.

ford-industria-automotriz-fabrica

Hoy las cosas han cambiado. Tengo varios ejemplos cercanos de personas que intentaron cerrar una operación en esas condiciones (no solo de autos importados de alta gama) y la única forma de concretar la compra al precio publicado es llevar dólar billete sin tener en cuenta la cotización de la moneda americana en pesos. Esto se debe a que la concesionaria trata de cubrirse ante una posible suba del dólar que lo llevaría a no poder reponer la unidad vendida. Aunque el gobierno pueda ver esa situación como “especulativa” lo cierto es que sólo intentan continuar en actividad o de lo contrario bajar la persiana y dejar una buena cantidad de empleados en la calle.

Todas las medidas que intenta imponer el gobierno son inviables porque, como dijo Aristóteles: “La única verdad es la realidad”, frase que siglos más tarde adoptó y popularizó el presidente Perón. Sin embargo, en Argentina hace años que vivimos en una nube de irrealidad, más allá de las ideologías de los gobernantes. Y la industria automotriz siempre se ve afectada.

ford-industria-automotriz-fabrica

También podría interesarte: