noticias |

La historia detrás del Toyota Corolla que alcanzó 2 millones de km sin abrir el motor

El protagonista de esta historia es un Toyota Corolla de 1993 que alcanzó un kilometraje récord. Conocé todos los detalles.

El Toyota Corolla es uno de los autos más vendidos del mundo y, sin importar donde se fabrique, también es uno de los más confiables. Hace tiempo volvió a superar otra prueba de durabilidad gracias a una unidad que alcanzó nada menos que ¡2 millones! de kilómetros.

Toyota Corolla 2 millones km

El Corolla en cuestión pertenece a Graeme Hebley, un repartidor de diarios de Nueva Zelanda. Hebley adquirió su Toyota en el año 2000 y en aquel entonces el auto, una rural de 1993, llevaba acumulados en su odómetro 80.000 kilómetros, cifra para nada elevada considerando sus siete años de antigüedad.

Te puede interesar
Así sería el nuevo Toyota Corolla que llegará en 2025

Pero debido a su trabajo Hebley comenzó a utilizar con mucha regularidad su Toyota Corolla, al punto de recorrer un promedio de 5.000 kilómetros por semana. Los viajes eran desde Wellington, capital de Nueva Zelanda, hasta Nueva Plymouth, una distancia de aproximadamente 354 kilómetros.

Claro que para recorrer esa distancia en un período tan corto Hebley estaba prácticamente obligado a realizar todos los servicios de mantenimiento al día. Su Toyota Corolla realizó un cambio de aceites y filtros cada dos semanas durante los últimos 22 años.

Toyota Corolla 2 millones km 1

Algo para destacar y que es otra demostración de lo confiable que es el Toyota Corolla es que en todos estos años el motor del auto de Hebley nunca fue abierto. Tampoco la transmisión. Eso sí, la correa de distribución fue reemplazada casi 20 veces y también se cambiaron los rulemanes de rueda. El resto del auto, “joya nunca taxi”.

Te puede interesar
El sedán de Volkswagen que es más barato que Toyota Corolla y lo supera en varios aspectos

Algunas razones que explican por qué este Toyota Corolla alcanzó 2 millones de kilómetros son sencillas: más allá de la confiabilidad característica del modelo, también hay que considerar el cuidado que recibió a lo largo de los años, con todos los services realizados en tiempo y forma.

¿Cómo no podrías amar este auto? Podría durar más que yo en este momento”, sentenció orgulloso el propietario de este Toyota Corolla en un diálogo con el sitio de Nueva Zelanda NZHerald. Una muestra de que con el mantenimiento adecuado, un Corolla puede durar miles y miles de kilómetros sin ningún problema.