noticias |

La historia del Chevrolet Corsa ¿más potente de Argentina? Motor V8 y tracción trasera

El desarrollo de esta particular unidad contó con el apoyo económico de Chevrolet y el proyecto tuvo lugar en un taller argentino. ¿Cómo está el auto ahora?

El Chevrolet Corsa fue uno de los modelos más exitosos de la marca del moño en nuestro país. Llegó a nuestro país en el 94 y luego comenzó su producción local en la planta de Rosario, donde se fabricó de manera ininterrumpida durante casi 20 años. Nadie puede negar que fue un vehículo que caló hondo entre los fanáticos de la marca y se ganó el corazón de sus usuarios en base a su nobleza y confiabilidad. 

Chevrolet-Corsa-perfil

Pero lo cierto es que el Corsa nunca fue un auto con pretensiones o aspiraciones deportivas, sino todo lo contrario. Paradójicamente, hace 15 años se presentaba un prototipo que daría que hablar y que actualmente es muy recordado dentro del universo fierrero. 

El proyecto estuvo a cargo de Luis Zschocke y nació gracias a la combinación de varios factores, entre los que se encontraba un grupo de mecánicos con una idea muy loca en la cabeza y una marca que tenía la premisa de avivar la imagen de un producto como el Corsa, que ya tenía sus años en el mercado.

Chevrolet-Corsa-frente

Así las cosas, lo que nació como una charla entre amigos que tenían el anhelo de crear algo diferente y especial, concluyó en un proyecto que contó con el apoyo económico de la propia marca, con la condición que debía terminarse en un tiempo determinado para salir en una especie de reality show

De esta forma, Zschocke puso a disposición su taller y Chevrolet el auto, un Corsa tres puertas base, sumado a todos los recursos que necesitaba un proyecto de esa envergadura. 

Chevrolet-Corsa-trasera

El resultado, como ves en las imágenes, es brutal. Fueron exhaustivas horas de trabajo y noches sin dormir para que el auto pudiera finalmente salir a la calle. Por supuesto que el principal diferencial está ni bien abrimos el capot, ya que se trocó el confiable y querido “uno seis” de 90 CV por un obsceno V8 5.7 de origen Corvette que recibió varias modificaciones para alcanzar los 490 CV. Sí, un Corsa que declara un peso por debajo de la tonelada con casi 500 CV. 

Para la transmisión se optó por una caja automática con convertidor de par, que mandaba toda la fuerza a un eje trasero de pick up S10. Además, este Corsa contaba con refuerzos en el chasis para bancarse toda la potencia extra, sumado a una jaula y butacas deportivas. Por fuera, quizás lo único que daba a entender que no se trataba de un Chevrolet Corsa común y corriente eran las llantas y una llamativa toma de aire en el capot. 

Chevrolet-Corsa-rueda

Con semejantes modificaciones, según datos de la época el Corsa V8 podía acelerar de cero a cien en 3,8 segundos y alcanzar una velocidad máxima de ¡275! km/h. Claro que con semejante descarga de fuerza a las ruedas traseras era toda una tarea llevarlo derecho y había que animarse a pisar a fondo el acelerador para buscar toda la potencia disponible. 

¿Y cuál fue el destino de este ejemplar tan particular de uno de los autos más vendidos de Argentina? Según nuestros amigos de RetroVintage, el auto apareció en venta con un precio de 5.000 dólares. Y al parecer, si bien pasaron 15 años y en el camino el auto tuvo algunas modificaciones extra, su estado de conservación es digno de apreciar. 

Chevrolet-Corsa-trompa

Te puede interesar
El sedán más lujoso de la historia de Volkswagen: ¿conocías este modelo?