noticias |

Chevrolet Corsa y Classic: todo lo que tenés que saber si estás buscando un usado

El Corsa fue durante gran parte de su vida comercial el caballito de batalla de General Motors en la región. Confiabilidad y robustez eran sus principales atributos. Actualmente es una de las mejores opciones para el que busca subirse a un auto por primera vez.

El Chevrolet Corsa es uno de los modelos más queridos y exitosos de General Motors en nuestro mercado. Comenzó su carrera comercial como un vehículo de origen europeo (nació como Opel), pero en pocos años logró cautivar al usuario del Mercosur. 

Chevrolet-Corsa-Classic-3-puertas

En 1997, el Chevrolet Corsa comenzó a producirse en la planta de Rosario (donde hoy se fabrica el exitoso Cruze), donde se mantuvo en la línea de montaje durante casi 20 años de manera ininterrumpida. En total, se fabricaron 919.972 unidades

Sin embargo, el objetivo de esta nota no es contar la historia del Corsa, sino hacer un repaso por su trayectoria para remarcar sus virtudes y falencias. Si bien es un modelo que se dejó de comercializar hace seis años, lo cierto es que en el mercado de usados el Chevrolet Corsa siempre fue y será un verdadero cheque al portador. 

Te puede interesar
Compró un Renault Laguna hace más de 20 años y tiene menos de 10.000 km: mirá en qué estado está

Diseño y características

Si hablamos de la estética, lo cierto es que el Chevrolet Corsa prácticamente se mantuvo sin grandes cambios durante toda su vida comercial (casi dos décadas). Cuando irrumpió en el mercado allá por 1995, revolucionó con sus líneas redondeadas que le aportaron modernidad y le permitieron mantenerse vigente pese al paso de los años. 

En su momento lucía más actual que los Volkswagen Gol, Fiat Palio y Ford Fiesta, principales rivales a los que apuntaba en el segmento de los compactos accesibles. Recién en 2001 adoptó un leve rediseño con algunos retoques en ópticas y paragolpes, pero que no modificaban demasiado su diseño general. 

Chevrolet-Corsa-Viejo-2

Por último y ya para encarar su última etapa de vida comercial, en 2011 tuvo su primer y único rediseño profundo que afectó solamente al cuatro puertas y la rural (el tres puertas se discontinuó y fue reemplazado por el Celta), con una lavada de cara en trompa y cola que le aportó una cuota más de modernidad a una línea que ya estaba quedando anticuada. 

Chevrolet-Classic-Frente

Por último, si hablamos de las versiones, a fines de la década del 90 la gama era una de las más amplias con carrocerías de tres, cinco y cuatro puertas, una rural y hasta una pick up. Sin embargo, con la llegada del no tan exitoso Corsa II, el Chevrolet Corsa I pasó a denominarse Classic (el nombre Corsa lo acompañó hasta el 2011) y en el camino fue perdiendo (además de equipamiento y motores) algunas carrocerías como el cinco puertas y la pick up, que ya para mediados del 2000 no se ofrecían. 

Te puede interesar
Hot Sale: conocé todos los beneficios que ofrecerá Chevrolet

Interior

Algo curioso es que el Chevrolet Corsa siempre se caracterizó por su habitabilidad. Gracias a una generosa distancia entre ejes, el espacio interior era uno de los mejores del segmento. Tal vez por eso el Chevrolet Corsa se ganó el cariño y respeto de miles de taxistas y remiseros que aprovecharon estas virtudes en los sedanes y las rurales. 

Chevrolet-Corsa-Viejo-Interior

La contra en este caso era para la posición de manejo, ya que el volante no regulaba en altura y la butaca tenía una altura exagerada. En los primeros Chevrolet Corsa el asiento del conductor se podía regular, pero ese fue uno de los tantos ítems que perdió de equipamiento a lo largo de los años. 

Por su parte, la plancha de a bordo casi no tuvo cambios en sus más de 20 años de vida. El diseño era simple pero agradable, y ya en los últimos modelos el panel adoptaba tonalidades claras que le aportaban un toque distintivo a la presentación general. Lógicamente podían encontrarse detalles mejorables pero el nivel de calidad no escapaba de los estándares básicos del Mercosur. 

Chevrolet-Corsa-Classic-Interior

Te puede interesar
¿El Peugeot 307 CC con menos kilómetros del país? Mirá el estado de esta unidad

Equipamiento

Cuando salió al mercado a pelear con los exponentes más modernos del segmento B, el Chevrolet Corsa ofrecía una gama amplia en cuanto a versiones. Si hablamos de dotación, la tope de gama (se denominaba GLS) tenía de serie aire, dirección, luneta térmica, indicador de temperatura exterior, luces regulables desde el interior, faros antiniebla, levantavidrios y espejos eléctricos, entre otros. 

Chevrolet-Corsa-Wagon

Por supuesto que en esta época no podíamos reclamarle airbags ni ABS, algo que el Corsa ofreció recién en la gama Classic desde el 2014, lógicamente por la ley que entró en vigencia ese año y obligaba a todos los autos 0 km a equipar dichos elementos de serie. 

Como mencionamos al comienzo, el auto fue perdiendo equipamiento y calidad con el paso de los años, pero lo cierto es que en su última etapa como vehículo de entrada de gama a la familia de Chevrolet, la dotación era más que aceptable, sobre todo en las variantes más equipadas. 

Chevrolet-Classic-Interior-Nuevo

Te puede interesar
“Capricho cumplido”: Carlos Figueras y su Fiat Coupé de 1994

Motores

A lo largo de su historia el Chevrolet Corsa ofreció una amplia gama de motorizaciones, que también fue muy ciclotímica con el paso del tiempo. Desde el primer naftero 1.4, pasando por un 1.0, 1.4 16 válvulas (tuvo un efímero paso por la vida del Corsa), el archiconocido 1.6 (que también tuvo una variante de 16 válvulas muy poco vista) y por último nuevamente un 1.4 que utilizó el último tiempo. 

Tampoco hay que olvidar un diésel de 1,7 litros de origen japonés con modestos 60 CV pero un consumo de combustible miserable. 

Chevrolet Corsa Motor Chevrolet Corsa Diesel Motor

Te puede interesar
¿Qué usado te comprás con lo que vale el 0km más barato?

Comportamiento

Una de las virtudes del modelo que también contribuyó a su éxito era el confort de marcha. El andar en ciudad era suave y podía “filtrar” muy bien los empedrados con un ajuste de la suspensión claramente mullido y respaldado por neumáticos de perfil alto. 

Claro que la contrapartida estaba a la hora de salir a la ruta, donde el Chevrolet Corsa manifestaba una tenida bastante conflictiva a alta velocidad. Con inclinaciones evidentes, el auto demostraba que no estaba concebido para un manejo de índole deportiva ni exigente. 

Chevrolet-Corsa-VIejo

Más allá de eso, el tren delantero se destacaba por su robustez, lo que le permitía al Corsa encarar caminos de tierra y en mal estado sin ningún tipo de inconvenientes. En este sentido también sobresalía el generoso despeje (aunque una infinidad de usuarios recurrieron a la “plancha”) y los ajustes, ya que no se sentía un solo ruido proveniente de la suspensión. 

Te puede interesar
¿El único Renault 12 0km? La historia de una de las últimas unidades producidas en Argentina

Conclusión

Al comienzo de la nota dijimos que el Chevrolet Corsa es un cheque al portador. Lo cierto es que hoy, en 2022, el querido modelo de la marca del moño es el segundo modelo más vendido entre los usados, solo superado por el que supo ser uno de sus principales rivales, el VW Gol. 

Por su simpleza mecánica, la robustez de las suspensiones, la habitabilidad, un equipamiento aceptable y su agilidad y comportamiento en el tránsito urbano, el Chevrolet Corsa es una de las opciones más interesantes si estás buscando un primer auto. Como se suele decir en la jerga, reúne todos los requisitos de las “tres B”: Bueno, Bonito y Barato.

Chevrolet-Corsa-Classic-Cola Chevrolet-Corsa-Frente Chevrolet-Corsa-4-Puertas