noticias |

El Golf Cabriolet que no tuvimos: un Volkswagen Eos en Argentina

Al parecer ingresaron dos o tres unidades de este curioso coupé cabriolet de Volkswagen que nunca llegó a comercializarse en Argentina. Te contamos un poco su historia.

A mediados de los 2000, una época donde los autos convertibles todavía tenían un papel importante en el mercado mundial, Volkswagen decidió reemplazar al histórico Golf Cabriolet con un vehículo más transgresor y llamativo con estilo propio. Nacía así el Eos, que apelaba a la silueta “Coupé Cabriolet” para competir de igual a igual frente a Peugeot 307 CC y Renault Megane, que utilizaban el mismo mecanismo para plegar el techo metálico.

Volkswagen Eos frente

Si bien la filial argentina de la marca alemana amagó incontables veces con importar el Volkswagen Eos, la realidad es que el vehículo nunca llegó de manera oficial, a pesar de que se trajeron algunas unidades para exposiciones en salones y stands. Al parecer, según pudieron averiguar nuestros amigos de @retrovintagephotos, esas unidades todavía están en el país y en esta oportunidad aprovechamos el hallazgo de un ejemplar con motor turbodiésel para contar un poco la historia de este particular vehículo que no tuvo gran éxito en los mercados donde se comercializó.

Te puede interesar
Fallas en más de 100 Volkswagen Golf

Como la mayoría de modelos, el Volkswagen Eos nació como un concept car que fue presentado en el Salón de Ginebra en 2004. La variante definitiva fue develada en 2005 en Frankfurt, mientras que la versión norteamericana se introdujo un año más tarde en Los Ángeles.

Volkswagen Eos frente trasera

Si bien este coupé cabriolet utilizaba la arquitectura del Golf de quinta generación, a diferencia de sus antecesores que compartían diversos componentes de la carrocería con el hatch tradicional, el Eos tenía su propio estilo (lo cual quizás le jugó en contra porque nadie puede negar que su diseño causó polémica) con paneles completamente nuevos respecto del Golf.

El Volkswagen Eos se fabricó en Portugal entre 2006 y 2015 y sus principales mercados eran principalmente Europa y Estados Unidos. Por el lado de las motorizaciones, como compartía plataforma con el Golf se beneficiaba con casi todas sus alternativas mecánicas, donde podíamos encontrar desde un modesto 1.6 aspirado de 115 CV hasta el poderoso VR6 con más de 250 CV. Las transmisiones podían ser una caja manual de seis o la ponderada DSG de doble embrague, también con seis velocidades.

Te puede interesar
Se retrasó el Golf MK8 para el 2020

Volkswagen Eos frente acción

Claro que la evolución del mercado fue marcando el destino del Volkswagen Eos. No es ninguna novedad que las ventas de los autos convertibles cayeron de manera drástica en los últimos tiempos, y para colmo Volkswagen nunca desarrolló un reemplazo con una nueva plataforma, y para 2014 el Eos era el único modelo de la marca que utilizaba la antigua plataforma llamada PQ25.

Cabe destacar que en 2010 el Volkswagen Eos recibió un rediseño profundo en la trompa que lo emparentó con el estilo de la marca en aquel entonces, un lenguaje de diseño que incluso conservaría durante varios años más. Sin embargo, esta actualización no favoreció su desempeño comercial y finalmente la marca alemana cesaría la producción del Eos en 2015. Respecto a un reemplazo, la realidad es que Volkswagen no tuvo ningún vehículo cabrio de este tamaño hasta la llegada del T-Roc europeo, que a diferencia del Eos toma la base de un vehículo del segmento B.

Te puede interesar
Un anuncio que duele: Volkswagen deja de fabricar el Golf

Volkswagen Eos frente perfil Volkswagen Eos trompa