noticias |

Ford Territory: ¿cuánto gasta el nuevo SUV?

Analizamos y medimos las prestaciones del debutante motor 1.5 turbo de 143 CV. ¿Es gastador? ¿Cómo se comporta con la CVT? ¿Es una camioneta rápida? Todas las respuestas, en la tercera y última parte del test.

Ford Territory

Cuando estuvimos en San Pablo en 2019, desde Ford no nos anticiparon qué motor tendría el Territory. Nuestras elucubraciones fueron atinadas: el 1.5 turbo de 143 CV es un bloque novedoso para Ford en nuestro mercado y, por ahora, la única opción disponible para toda la gama Territory.

Es un motor moderno, sobrealimentado, con inyección directa y un interesante torque de 225 Nm, pero que, por lo menos en nuestro caso, no se vio reflejado en las cifras que registramos. A modo de referencia, la Chevrolet Equinox tiene un motor idéntico (1.5 turbo) pero que acusa 172 CV en el dinamómetro, aunque las cifras tampoco lo beneficiaron al producto del moño. Curiosa tendencia en el segmento.

Fueron 11,7 segundos para el cero a cien y un kilómetro cubierto en 33,4. La recuperación, de 80 a 120 en lógicos 8,5 segundos. Todo medido, como corresponde en modo sport.

Hasta ahí las cifras. En sensaciones se lo nota remolón y la CVT, de 8 velocidades, contribuye a reacciones -y algo de rumorosidad– que no lo benefician demasiado. No cuenta con levas al volante pero sí la opción secuencial desde el selector.

A la hora de los consumos, la Ford se muestra como una gran aliada (de tu billetera) en ruta y no tanto en ciudad. A 100 y a 130 pide entre 6,7 y 7,1 y en ciudad se dispara a 11,5 una cifra que, teniendo en cuenta su eficiencia, podría ser menor. Con estas cifras el mixto se mantiene por debajo de los 10 “cada cien” (9,2) lo que le augura una autonomía de 565 kilómetros.

Antes de hablar de su comportamiento, es imposible no pasar por alto la impecable presentación del motor, encapsulado y con unos plásticos a medida dignos de un vehículo del segmento premium. Gratísima sorpresa que nos encontramos bajo el capot que casi nos hizo olvidar la falta de amortiguador.

La tracción va exclusivamente a las ruedas delanteras, que tienen un caucho pensado para ciudad, con una pisada enorme de 235 y un talón muy jugado de 50 acoplado al rodado 18” de las llantas. Aunque a priori asuste a los conservadores del confort, el conjunto en sí es muy cómodo en ciudad donde solo le puede jugar una mala pasada el enorme voladizo delantero.

En ese ámbito se comporta muy cómodamente, con una suspensión bien calibrada (independiente atrás) que hace que el calzado no vaya en detrimento del confort. Claro que un pozazo de esos que seguro tenés camino a casa o al trabajo va a repercutir en el interior.

En ruta va muy bien plantada y como ves en las imágenes puede tomar curvas cerradas sin perder la línea y con un rolido poco pronunciado.

Como solo viene en tracción simple no tiene mucho sentido hablar de su comportamiento off road. Simplemente se va a beneficiar de un despeje mayor y no mucho más por el caucho, porque las puertas no envuelven cuando cierran y porque si pensás hacer una travesía o atravesar caminos complicados, nuestra sugerencia es que busques en nuestras pruebas otro SUV.

FORD TERRITORY CONSUMO 5

FORD TERRITORY CONSUMO FORD TERRITORY CONSUMO 2 scaled FORD TERRITORY CONSUMO 6 Ford Territory 5 FORD TERRITORY CONSUMO 4

 

También podría interesarte: