noticias |

Ford F-150 híbrida: ¿de cuánto es el ahorro de combustible frente a la V8?

Comparamos todas las cifras de consumo de la nueva Ford F-150 híbrida frente a su hermana 100% naftera.

Seguramente uno de los aspectos más interesantes y diferenciales de la nueva Ford F-150 híbrida frente a su gemela (porque son literalmente idénticas) sean los valores de consumo. Es sabido que los motores V8 a la escuela americana no son un gran aliado del bolsillo, y si bien dudamos que sea de importancia para el potencial usuario de esta pick up, nos pareció interesante hacer una comparación concreta entre ambas mecánicas. 

Pero antes de las cifras, analicemos los bloques. En primer lugar tenemos un V8 de 5 litros que es la antítesis del ‘downsizing’ y las bajas emisiones. Se denomina Coyote y también es utilizado en otros modelos de la marca de Detroit como el Mustang, aunque en el caso de la Ford F-150 entrega 400 CV y 542 Nm de torque. La transmisión corre por cuenta de una caja automática de diez velocidades. 

Por su parte, en la Ford F-150 híbrida los de Detroit le soltaron la mano al “ve ocho” y en su lugar colocaron un viejo conocido. Hablamos del V6 3.5 EcoBoost (similar al que utiliza la F-150 Raptor) que eroga 400 CV y 667 Nm, pero trabaja en conjunto a un bloque eléctrico de 45 CV y 300 Nm. Entonces, la potencia combinada entre ambos impulsores es de 436 CV junto a un torque descomunal de 772 Nm que se ve plasmado en las sensaciones a la hora de acelerar, lógicamente. 

Ford-F-150-Hibrida-Motor

De esta forma, la Ford F-150 se convierte en la primera pick up electrificada de Argentina, con todo lo que eso implica. Su planta motriz busca ser lo más eficiente posible, donde el motor térmico funciona como generador para recargar la batería (de 1.5 kWh), algo que también sucederá en las frenadas. Sin embargo, hubo momentos en los que pese a ir con pie de pluma el V6 quedaba encendido, según la computadora “por potencia”. 

Vamos a las cifras. Naturalmente el consumo de combustible de la Ford F-150 híbrida es inferior al de la V8. Sin embargo, no hay que olvidar el hecho de que estamos ante una camioneta que supera holgadamente las 3 toneladas de peso, con lo cual la diferencia no es tan sustancial como en otros vehículos. 

Ford-F-150-Hibrida-Trompa-

Así las cosas, circulando a velocidades constantes (que es donde quizás más interviene el motor térmico y entran en juego otros factores como la aerodinámica) la diferencia no es tan apreciable. A 100 km/h, la Ford F-150 híbrida consume 9,3 litros cada cien kilómetros, unos 2,1 litros menos que su par 100% naftera. La autonomía a esa velocidad es de 1.053 kilómetros, que en la V8 son 1.152 debido a que el tanque de combustible se redujo de 136 a 98 litros por cuestiones que tienen que ver con el sistema híbrido. 

Circulando a 130 km/h, la diferencia de consumo entre ambas versiones de la Ford F-150 es mínima. La híbrida demandó 14,1 litros para recorrer el centenar de kilómetros, mientras que la V8 estuvo muy cerca, con 14,9 litros. 

Lógicamente la cosa cambia en el ámbito citadino porque ahí entran en juego algunas “ayudas” en la versión electrificada. Con cifras bastante dispares debido a la variación de las condiciones de tránsito, finalmente tras una semana de uso obtuvimos un consumo de 14 litros, que brindan 700 kilómetros de autonomía. ¿Cuánto había dado la V8? 16,4 litros, aunque siempre manejando con pie de pluma, ya que ante el mínimo abuso el Coyote demandará picos de 20 litros. 

Ford-F-150-motorFord-F-150-en-el-barro

Te puede interesar
¡Una belleza! Así es esta Ford F-100 de 1980