noticias |

El verdadero clásico argentino: este Fiat 600 exhibe un estado de conservación soñado

En esta oportunidad te mostramos un ejemplar de un auto que supo ser uno de los más queridos de nuestra industria.

Durante muchos años el Fiat 600 fue considerado como sinónimo de primer auto en Argentina. Su producción en el país duró más de dos décadas y en ese tiempo el modelo caló hondo en el público argentino y se ganó un lugar en la historia como uno de los vehículos más importantes de nuestra industria. 

Fiat 600S 1979 Lateral

Por eso y porque no abundan unidades en buen estado en la actualidad, siempre es interesante hallar un ejemplar como el que nos mandó la gente de CDF Garage, que en otra oportunidad nos había mostrado otras joyas automotrices de su cochera. 

Braian de CDF nos contó un poco la historia de este Fiat 600 en particular, un ejemplar del año 1979. “El Fiat 600 fue comprado por la familia López en octubre de 1979, en el partido de Avellaneda. Luego, la familia se mudó a Mar de Ajó en 1998, donde el Señor López tenía una zapatería (el auto conserva el llavero con el logotipo del local). Siempre fue preservado como la joya familiar, dándole muy poco uso, hasta el año 2019 que, sucesión mediante, lo adquirió una persona de CABA, que lo tuvo unos años y luego llegó a mis manos, por suerte”, relata el actual propietario del auto. 

Fiat 600S 1979 Tablero

Respecto al proceso de restauración que tuvo el Fiat 600 en este último tiempo, Braian destacó: “Nosotros al auto le hicimos un trabajo estetico en el cual pulimos cromados y corregimos, refinamos su pintura, finalizando con la aplicación de un sellador acrílico. La verdad que el auto esta en tan buen estado que tuvimos poco trabajo comparado con otras unidades trabajadas”. 

Te puede interesar
Ford Ranger usada: versiones, motores, suspensión y todo lo que puede fallar

Breve historia del Fiat 600

Se trató del primer auto fabricado por la marca italiana en nuestro país. Los primeros “Fititos” salían de la planta de Caseros, provincia de Buenos Aires, que había iniciado la producción del 600 un 8 de abril de 1960. 

Tres años más tarde, en 1962, la fabricación del Fiat 600 se trasladó a la planta de El Palomar, donde ahora se producen modelos actuales como el Peugeot 208. No obstante, mientras en ese lugar se ensamblaban todos los componentes de la carrocería, las partes mecánicas como caja y motor se fabricaban en Córdoba. 

Fiat 600S 1979 Trompa

El Fiat 600 siempre tuvo la particularidad de tener el motor en el sector posterior, una solución similar a la que utilizaba el histórico VW Escarabajo. Pero a diferencia del “Bocho”, no se trataba de un impulsor Boxer sino que era un cuatro cilindros convencional con 633 cm3 de cilindrada (en las primeras unidades, luego fue aumentando para incrementar la potencia) y una potencia de 22 CV. Así las cosas, uno de sus atributos principales era el consumo de combustible, sumado a una maniobrabilidad y agilidad en ciudad que pocos modelos podían igualar. 

A lo largo de su trayectoria el Fiat 600 tuvo varias versiones: los modelos del 62 al 66 se denominaron 600D, los del 65 al 72 se llamaron 600E, del 70 al 77 utilizó la denominación R y por último, del 76 al 82, los últimos seis años que se mantuvo en producción, el 600 recibía la denominación S, como la unidad protagonista de esta nota, que ya adoptaba varias diferencias en el diseño exterior frente a las primeras unidades de la década del 60. 

Fiat 600S 1979 Motor Fiat 600S 1979 Fiat 600S 1979 (2) Fiat 600S 1979 Interior Fiat 600S 1979 (1)