noticias |

Experiencia Interlagos: más de 10.000 CV en modelos M

BMW Group organizó este fin de semana el M Festival, un evento soprendente para la prensa y clientes de la marca alemana con el fin de probar varios de sus modelos M en el histórico circuito internacional de Interlagos. Un evento de tres días en el cual se invitó a más de 1200 clientes seleccionados para girar los días sábado y domingo a bordo de 22 autos que en conjunto sumaban más de 10.000 CV. Pero primero nos tocó a nosotros, 6 medios argentinos y 40 brasileños para darle sin respiro a cuatro modelos M: Z4 M40i (340 CV), X3 M Competition (510 CV), M850i (530 CV) y X2 M35i (306 CV). Cabe mencionar que a nuestro país el Z4 llegará solo en versión sDrive30i (ver nota).

Por Julián Frecia

El viernes por la mañana luego de un exquisito desayuno, arrancamos temprano para el Autódromo de Interlagos. Un circuito que desde chico quise conocer -ni hablar de girar un par de vueltas- , por su especial trazado pero sobre todo por mi fanatismo hacia el gran Ayrton Senna. Mi ansiedad por pararme en el freno para después bajar por la “S de Senna” era un pensamiento que me invadía.

Llegamos al circuito a eso de las 10 am, nos registramos y fuimos separados en grupos. Nos tocó girar recién a las 14:50 hs por lo cual tuvimos tiempo de sobra y la verdad que nos vino bien. Aprovechamos para deleitar el despliegue que realizó la marca alemana. Una completa locura. Eran 8 boxes repletos de los modelos actuales más extremos: M2 Competition, M3, M4, M5 F90, i8, M850i, Serie 1, el nuevo X7, su línea ecológica, Mini Cooper John Cooper Works y hasta se encontraba un box especialmente dedicado a sus motos. Era nada más ni nada menos que M Town, un parque de diversiones para todo amante de esta marca alemana.

Por momentos, mientras sacaba un par de fotos, mi cabeza giraba por acto reflejo al escuchar un 8 cilindros despertarse o llegar a boxes largando contra explosiones. Sin dudas me sentía en el paraíso.

Luego de pasar más de una hora y media sacándole fotos a las bellezas del evento, la marca nos dio una charla sobre cómo mejoró BMW su liderazgo en marcas premium en Brasil y momentos previos a testear, una presentación sobre los cuatro modelos que íbamos a exigir y probar.

Las tan esperadas 14:50 hs habían llegado. Nos dieron una charla técnica, me puse la capucha antiflama y el casco con Go Pro. Ahora sí.

Z4 M40i

Me tocó arrancar con el que más ganas tenía de manejar. Un Z4 M40i rojo con la hermosa disposición de tracción trasera. No era el más potente, pero presentía que iba a ser el más divertido. Compacto, el más liviano de los cuatro y 340 burros más que suficientes. No me equivocaba, el roadster cumplió las expectativas. El motor 6 cilindros y 3 litros fue una constante adicción desde el momento en que salimos de boxes. No en vano Toyota decidió utilizar la misma motorización para su legendario Supra.

Posee un comportamiento dinámico muy cercano al de un karting, digno de un excelente deportivo que te incentiva cada vez más a exigirlo y tratar de alcanzar ese límite para el que fue construido. La verdad que es impresionante lo que la marca germana logró con este roadster. Un auto verdaderamente ideal para el típico fierrero. Acelera, dobla, frena y tiene un diseño hermoso.

Potencia: 340 CV
Torque: 50,9 kgm (500 Nm)
Aceleración: 4,5 seg

M850i

Me baje del Z4 rojo y me subí a la primicia del evento, el M850i o como BMW los cataloga en su patente “The 8”. Me gustó la transición ya que quería ir de menor a mayor. En mi opinión, es fundamental a la hora de subirte a un auto que no conoces y de semejante potencia.

El V8 de 530 CV hizo notar sus 76,4 kgm (750 Nm) de torque. Un par máximo que estaba ansioso por sentir. Ni bien estamos por salir de boxes y entrar a la recta seguida de la “S de Senna”, el piloto uruguayo me da el “ok” para pisarlo a fondo y los 8 cilindros se ocuparon de que no piense en nada más que en su hermoso y característico sonido y la aceleración que producía. La zona de frenada se acercaba y comencé a frenar un poco antes que con el Z4 debido a sus 355 kg de más (1890 kg totales). Algo lógico y esperable si consideramos las dimensiones de este Gran Turismo. Sin embargo, en las curvas sorprendió. Te daba la sensación de que estabas en un auto bastante más pequeño, pero al fin y al cabo, BMW hace eso. Magia con pura ingeniería.

Algo que me hubiera gustado y que se lo comenté al piloto, es un poco de mayor velocidad en los cambios, sobre todo a la hora de rebajar uno no tiene tanta libertad. Al no tener doble embrague, los pases de marcha son algo más lentos.

Potencia: 530 CV
Torque: 76,3 kgm (750 Nm)
Aceleración: 3,7 seg

X3 M Competition

Era el turno de probar los SUV. En este caso arrancamos al revés, me tocó el X3 en su variante más picante. Si, es un SUV, pero les aseguro que el ruido que hace, es superior a los otros dos modelos que ya había probado. Un motor 6 cilindros exprimido y que produce 510 CV, es más deportivo que el clásico SUV.

La X3 en versión Competition fue sin dudas algo excepcional. El ruido que ingresa al habitáculo se apodera de tu conciencia, ordenándote que le des la mayor cantidad de nafta que el pedal permita. En las curvas uno no siente ese elevado centro de gravedad que en otros vehículos de este tipo te hace cuidarte en las curvas. Podes agarrar curvas a 160 km/h sin ningún problema alguno. La tracción que se tiene es instantánea y muy eficaz. Nos quedamos con ganas de probarla en piso mojado donde seguro se lucía aún más, pero todo no se puede. Después del Roadster, la X3 se lleva el 2do puesto.

Potencia: 510 CV
Torque: 50,9 kgm (500 Nm)
Aceleración: 4,1 seg

X2 M35i

Lamentablemente la prueba llegaba a su fin y me quedaba por probar el cuarto y último auto, el X2 con el motor 2.0 de 4 cilindros, que si bien se encontraba en variante M con 306 CV, era la que menos potencia desarrollaba.

Es el motor menos potente, pero el que mejor exprime cada cm3 de su cilindrada. Si lo comparamos con el Z4, tiene dos cilindros menos y 2000 cm3, dando como resultado una diferencia de solo 34 CV. Bastante bien aunque si lo notamos en el sonido. Un cuatro cilindros nunca va a sonar como un seis.

Su bajo centro de gravedad se hace notar en las curvas, donde se lo sintió más que plantado transmitiéndote una constante seguridad a la hora de ir de piano a piano. Además después del Z4, es el más liviano, fundamental para no perder la trazada ideal en el circuito.

Potencia: 306 CV
Torque: 45,8 kgm (450 Nm)
Aceleración: 4,9 seg

 

Dejanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También podría interesarte: