noticias |

Porsche 911 octava generación: también híbrida

El modelo de la marca alemana se renovó con un diseño que mantiene los rasgos originales que lo hicieron tan famoso hace más de 50 años. Por el momento se presentó la versión coupé con un motor potenciado. Más adelante arribarán nuevas variantes de carrocería y mecánicas, entre ellas una híbrida.

El Porsche 911 es uno de los autos más emblemáticos de la historia automotriz y pese a tener 55 años de vida todavía se muestra vigente. De hecho se acaba de develar, en el Salón de los Ángeles (Estados Unidos), la octava generación (se conoce internamente como 992) que presenta múltiples novedades.

En primera medida se mostró sólo la versión 911 Carrera de tracción simple (S) e integral (4S), o sea que es la variante con carrocería coupé, en un futuro se sumarán las descapotable y Targa. Si bien todavía no se informaron las medidas generales se indicó que el sector frontal es más ancho y los pasaruedas más amplios (tiene que permitir llantas de hasta 21 pulgadas).

Mecánicamente se confirmó que el motor naftero 3.0 con seis cilindros bóxer (opuestos) recibió mejoras en los dos turbocompresores y en el sistema de inyección por lo que incrementó su potencia a 450 CV (30 CV más que antes). El mismo se acopla a una transmisión automática de doble embrague (PDK) de ocho relaciones.

La potencia extra hace que mejore sus prestaciones, aunque para darse cuenta hay que estar con el cronómetro. El S acelera de 0 a 100 km/h en 3,7 segundos y obtiene una velocidad máxima de 308 km/h, mientras que el 4S necesita de 3,6 segundos para el “cero-cien” y alcanza los 306 km/h.

El conductor podrá seleccionar diferentes modos de conducción que varían algunos parámetros del vehículo como las ayudas electrónicas, la sensibilidad del acelerador y el pasaje de relaciones. A los conocidos Normal, Sport, Sport+ e Individual (lo configura el propietario), se le sumó Wet, ideado para ser utilizado cuando se transite por superficies mojadas o con baja adherencia.

Por otra parte, el habitáculo muestra algunos cambios de estilo, y parece estar inspirado en el Panamera y Cayenne. El tablero de instrumentos es nuevo y aunque mantuvo el tacómetro analógico central, ahora está rodeado de dos pantallas que brindan información, y son configurables. Además, dispone de una pantalla más grande (de 10,9 pulgadas) para el nuevo sistema multimedia.

Dentro del equipamiento se destaca que puede tener asistente a la frenada, detección de peatones, alerta de cambio de carril, control de velocidad activo y visión nocturna, entre otros elementos más convencionales.

Por el momento estos son los datos que se conocen de la octava generación del 911, pero próximamente se anunciarán las llegadas de nuevas opciones mecánicas, entre ellas una híbrida que fue posible desarrollar gracias a una plataforma que se actualiza en un gran porcentaje.

Dejanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También podría interesarte: