noticias |

Diseño: el Onix Plus Turbo con wifi, al detalle

Nada queda del viejo Prisma, el nuevo Onix Plus representa un gran salto generacional en todo sentido. Manejamos la versión Premier Turbo y, en esta entrega, hablamos del diseño. ¿Te gusta?

Todo auto desarrollado desde cero tiene el chasis como principal actor, el cual adoptará la batería de componentes para darles forma a las líneas que buscarán cautivar al público. Proyectada junto a la china Saic Motors –que adquirió una parte de GM en 2010– para transformarse en un producto global, la plataforma GEM (Global Emerging Markets) es una de las estrellas del Onix Plus, ya que, además de recibir una gama variada de modernos propulsores y elevar la vara en comportamiento dinámico, reformula por completo el diseño del antecesor a tal punto que se acerca al Cruze. Es así que resalta el lenguaje global de la marca y se caracteriza por sus líneas, ahora menos redondeadas y más atléticas, que brindan un aspecto dinámico de la carrocería a tal punto que firma el Cx (coeficiente aerodinámico) en 0,30. De los mejores en su categoría.

El frontal es su mayor reseña, con un fino listón cromado que aloja el moño dorado y una parrilla en color negro de generoso tamaño, que le agrega un carácter más deportivo pero que no pierde la elegancia ya vista en su hermano mayor. Bien por las ópticas con proyectores pero con lámpara halógenas (los led diurnos están debajo del antiniebla).

En el lateral se aprecian una bonitas llantas de 16 que, junto a los neumáticos de talón elevado, quedan algo chicas respecto del espacio que pueden alojar los guardabarros y una terminación en bajada progresiva del techo y la luneta, que busca emular a las coupé. Atrás es, quizás, la zona menos interesante, con un grupo óptico afilado, tres insignias (modelo, versión y motor) que copan la chapa y un paragolpes con un difusor en color negro mate que le resta elegancia y le suma dinamismo.

 

Así como evolucionó en diseño también lo hizo en cotas. Desde la distancia entre ejes, de 2.600 mm (+194 mm), longitud total (+41 mm), así como el ancho (+72 mm), el Onix Plus se acerca más al Cruze que al propio Prisma, salvo por la capacidad de baúl, que perdió 31 litros: antes 500, ahora 469.

¿Te interesa COMPRAR un Onix Plus? Obtené la cotización Auto Test dejando tus datos AQUÍ

Estas dimensiones ofrecen un mayor confort para los ocupantes, hasta 36 mm más de espacio en las plazas traseras, donde el famoso túnel de transmisión es casi imperceptible. Sentados en la butaca principal, la armoniosa plancha bitono para el Premier centra todo en la pantalla del equipo multimedia y los mandos del climatizador.

Un nuevo volante de correcto tamaño y con el clásico corte inferior, junto con un instrumental que amerita un display de mayor tamaño (buena dotación de información), se aprecian desde la butaca con apoyacabezas fijo. Si bien es confortable, preferimos uno que permita ubicarlo a gusto. Muy logrado a nivel diseño pero con exceso de materiales rígidos, aunque de muy buena terminación en general y todos los recovecos alfombrados en los bajos. Si puertas adentro se lo compara con el Prisma, le damos los dos pulgares arriba.

También podría interesarte: