noticias |

Amarok Trendline, V6 Comfortline o V6 Extreme: ¿cuál es la mejor para el trabajo?

En auto test manejamos la columna vertebral de la gama Amarok para contarte cuál es la que mejor se adapta a vos ya sea full trabajo, full ocio o un intermedio de ambas. Te contamos y mostramos las pick ups de Volkswagen en un día de trabajo pesado.

Durante el primer semestre en Argentina se vendieron 14.067 Amarok, en un segmento que crece día a día y que muchos encuentran como alternativa de SUV, como vehículo lúdico pero que también admite una versatilidad tan grande que puede ser “tirada” en una minera o en un campo y va a ser igual de funcional para ese objetivo.

Amarok trabajo

Como siempre contamos, al producto de Volkswagen lo manejamos incontable cantidad de veces. Pero en serio, porque desde aquél lanzamiento en Bariloche 2010 no paramos de subirnos a cada una de las evoluciones que tuvo la otrora “RP1”: hicimos pruebas, viajes al norte, al sur, las cargamos y las embarramos. Y más.

Pero casi siempre por separado o con versiones homogéneas, por lo que se nos ocurrió proponerle a Volkswagen algo un pelín diferente: llevarnos tres Amarok antípodas y ponerlas en una cancha bien diferente como un centro de logística.

Para eso, le pedimos una mano a nuestros amigos de Expreso Orca, que nos cedieron sus instalaciones, un autoelevador y parte de sus cargas para poner a prueba las capacidades de toda la gama, desde la base hasta la más full, pero que comparten una caja de 1,55 por 1,22 (1,62) y 508 (525 en las 2 litros) de alto.

Trendeando

Muchos dirán que el periodismo no es una profesión o un laburo serio, pero chistes al margen, con las primeras luces del alba estábamos en la zona de Soldati para ponernos mano a la obra con tres Amarok: Trendline, Comfortline y Extreme.

Volkswagen Amarok trendline

El CTC, o Centro de Transferencia de Cargas es un lugar espectacular de logística o, como dicen ellos mismos, de “crossdocking”. Está vivo, lleno de color y con un runrún constante. Hay reglas muy claras porque una de las máximas prioridades es la seguridad de quienes trabajan ahí. Una vez que Pato, responsable de Expreso Orca nos puso en autos respecto del área de trabajo y las reglas, estacionamos las Amarok y empezamos a hacer las mediciones.

Te puede interesar
Nueva Amarok: así es el interior de la pick up más esperada de Volkswagen

La primera que pasó por el área de carga fue la que, a priori, estaba más pronta para poner manos a la obra. Nos referimos a la Trendline, la versión entrada de gama a la familia Amarok que porta el 2.0 turbo que, quien suscribe, no manejaba desde justamente la presentación mundial en Bariloche donde nos tocó en suerte esta misma versión aunque, lógicamente con otra configuración.

Volkswagen Amarok trendline accion

Para la alternativa “de laburo” Volkswagen pone a disposición una camioneta con un equipamiento correcto para el día a día que incluye llantas de aleación de 16”, tercera luz de stop, asiento del conductor regulable en altura, volante también en profundidad, sensor de estacionamiento trasero, cuatro airbags y controles de tracción y estabilidad.

¿Multimedia? Radio RCD 230G con CD, MP3, USB, SD Card, entrada auxiliar, conectividad iPod y Bluetooth para ir escuchando música o podcasts.

Volkswagen Amarok trendline interior

Orientado al laburo, suma: paragolpes negros (para darle sin remordimientos en la rutina), pisos vinilicos (para manguerear si alguien se subió con el calzado sucio), protector de carter, iluminación de caja de carga para cuando el sol nos suelta la mano, consola central con posavasos porque la hidratación es importantísima, guantera con llave y encendedor por si nuestro compa tiene el mal hábito. A eso le sumamos el caucho más ameno y generoso de la familia Amarok: 245/70, una pisada lógica con un perfil bien grueso que brinda un plus a la hora del confort de marcha.

Momento de cargar: no somos físicos ni mucho menos, pero tenemos en claro las limitaciones de cada caja y nos propusimos devolver siempre los vehículos en buen estado asi que para la Trendline dispusimos un pallet de 800 kilos. Al igual que en los MasterTest, usamos una regla muy simple y visual: medimos el espacio entre pasarrueda y rueda para ver el impacto de la carga. En el caso de la Trendline, vacía y con 5 elásticos en el eje trasero, arrancó en 24 centímetros y luego de la maniobra de carga, quedó en 17, es decir, 1 centímetro cada 114 kilos.

Te puede interesar
La nueva Amarok que Volkswagen decidió no traer para competir contra Toyota Hilux: ¿acierto o error?

Volkswagen Amarok trendline trasera

Jamón del medio

Como dijimos en el video, rotulamos a la V6 Comfortline con una frase con la que titulamos múltiples veces en auto test: “lo mejor de dos”. Por un lado, porque bajo el capot lleva el poderoso V6 que puede ser un aliado inquebrantable para menesteres que así lo requieran pero manteniendo cierto look y tesitura rústica. Posiblemente el mejor síntoma son sus llantas de 17” en caucho 245/65 que acompaña con esta idea de empujar y ser cómoda más que visualmente explosiva.

Volkswagen Amarok V6 Comfortline frente

En cuanto al equipamiento, la “Comfy” está algo más nutrida que la base de las 2 litros ya que además de lo mencionado lleva consigo paragolpes color carrocería (adelante) y trasero negro, tapizados de tela (“Kemisu”), tapa para la consola delantera, luces de lectura, espejo con comando eléctrico y desempañador, control de velocidad crucero, entre otros.

La gran diferencia de la gama V6 respecto de las 2 litros es que la suspensión tiene un cambio importante: le saca dos elásticos para totalizar 3 en el eje trasero. Eso obviamente repercute en la capacidad de carga que se reduce en la Comfortline a 867 kilos, una licencia, creemos mínima, que permite que pese a esta merma de componentes la capacidad está cerca del promedio general del segmento.

Volkswagen Amarok V6 comfortline comportamiento

Para las V6 pedimos un pallet algo más pequeño siguiendo la tesitura de no romper nada. Pese a los casi 900 kilos, decidimos ir con 500 kilos más que nada para cuidar la Extreme. Así las cosas, la Comfortline casi no se mosqueó con la media tonelada. En la prueba de carga con el elevador pasamos de una brecha de 20 centímetros a apenas 17, es decir, 1 centímetro cada 166 kilos.

Te puede interesar
A la espera de la renovación: cuánto cuesta la pick up Volkswagen Amarok en julio

Volkswagen Amarok V6 comfortline caja de carga

No entendía nada

La Extreme no estaba del todo cómoda en el CTC. No por una cuestión de verguenza ni mucho menos sino porque ella sabe que su misión es otra. Ok, sí, se trata de una pick up también, pero queda claro que la tope de gama tiene un rol más lúdico o de transporte familiar.

Amarok Extreme frente

A ver, cada uno la usa para lo que quiere y justamente por eso decidimos traerla al CTC, cargarla y contarle al potencial cliente (o al que ya la tiene) hasta donde puede llegar.

Al igual que con la Comfortline, utilizamos el mismo pallet de 500 kilos que queda a tiro del límite de 545. Con el elevador en ralentí le subimos la carga y vimos como el “hueco” original pasó de 19 centímetros a 15, es decir, 1 centímetro cada 125 kilos.

Amarok Extreme accion

Huelga decir que la Extreme es el pináculo de gama Amarok y por eso se florea con un equipamiento nutrido que contempla tapizados de cuero (Nappa), estribos ovales negro mate, la icónica barra deportiva, asientos delanteros con regulación eléctrica, antiniebla con cornering, espejos exteriores cromados y rebatibles, monitoreo de presión de neumáticos, cámara de retroceso y faros de xenón como lo más destacado.

La multimedia corre por cuenta de la radio «Discover Media»con CD, MP3, USB, SD Card, Entrada Aux, conectividad iPod y Bluetooth, App-Connect y navegador.

Amarok Extreme interior

A la cancha

Así las cosas, con las tres opciones sobre la mesa, en auto test las probamos y te contamos una vez más cuáles son las virtudes y las capacidades para que, como siempre, seas vos el que tenga sobre la mesa las herramientas necesarias, tal vez nunca mejor dicho, que se adapten a los que necesitas vos para tu vehículo y viceversa.