consejos |

Los 6 mejores sedanes para ir de viaje

En esta oportunidad te contamos cuáles son, para nosotros, los seis mejores sedanes para salir de viaje en familia. ¿Coincidís?

Hace unas semanas armamos un informe con las mejores pick ups para ir de viaje. A raíz del éxito que tuvo esa nota, luego de un largo debate nos pareció oportuno hacer un análisis similar, pero en este caso con sedanes, que son claramente vehículos pensados para la familia

toyota-corolla-sedanes-para-ir-de-viaje

Si bien creemos que las pick ups son la alternativa ideal a la hora de salir de vacaciones, los sedanes familiares también pueden ser una buena opción para recorrer kilómetros y kilómetros de nuestras rutas sin cansarse detrás del volante. Sobre todo si se trata de un mediano, que se disfruta en esas condiciones gracias a su motor potente y un correcto desempeño dinámico, más allá de un habitáculo amplio y un baúl generoso. 

Al igual que en el informe de las pick ups, en este caso elegimos sedanes que ofrecen un buen equilibrio entre comportamiento, consumo, equipamiento de seguridad, posición de manejo y espacio interior. También, vale aclarar que para ser justos elegimos tres modelos del segmento B y tres del C, ya que no todos tienen la posibilidad económica de acceder a un auto de segmento superior. 

Te puede interesar
Se presentó un nuevo sedán que apunta a Toyota, Honda y Volkswagen

Los mejores sedanes compactos para ir de viaje

Nissan Versa

Se caía de maduro que el Versa entraba en esta nota. Ganador del Master Test de sedanes, el modelo fabricado en México tiene el mejor equilibrio entre todos los ítems que nombramos al comienzo. A nivel dinámico el chasis demuestra que está para más, y si bien la suspensión está orientada hacia el confort, en ruta siempre transmite seguridad al conductor. 

Si hablamos del consumo, el 1.6 de 119 CV (16 válvulas y cadena) maneja cifras lógicas por sus características. En ciudad el consumo es algo elevado (11,8 litros cada cien kilómetros), pero en ruta necesita entre 5,4 y 6,7 litros circulando a 100 y 130 respectivamente, que le permiten una autonomía de 759 y 611 kilómetros. 

Respecto del equipamiento de seguridad, eleva la vara con la presencia de ADAS: a los seis airbags y controles de tracción y estabilidad, le suma el sistema de frenado autónomo de emergencia y el alerta de punto ciego. 

Nissan-Versa-interior-2

Por último, la habitabilidad para cuatro pasajeros es correcta gracias a una distancia entre ejes de 2.620 mm, que se complementa con una posición de manejo cómoda cortesía de columna con doble regulación, además de un amplio baúl con 482 litros. Por su parte, la terminación y calidad de materiales está un escalón por encima de la competencia. 

Te puede interesar
Nissan presentó la renovación para uno de sus sedanes más lujosos

Chevrolet Onix Plus

Al igual que el producto de Nissan, el Onix Plus es un sedán con un correcto equilibrio entre desempeño dinámico y confort de marcha. La respuesta de la dirección es destacada, pero penaliza con la falta de barra estabilizadora en el eje posterior, que le resta algunos puntos a la hora de salir a la ruta. 

El consumo es uno de los puntos fuertes de este sedán, gracias a su pequeño motor tricilíndrico de 1 litro y 116 CV. A 100 y 130 km/h necesita entre 5 y 6,7 litros para recorrer cien kilómetros, con autonomías de 880 y 656 kilómetros respectivamente. Por su parte, en ciudad maneja cifras en el orden de los 9 litros. 

En lo que respecta al equipamiento de seguridad, hay que decir que toda la gama cuenta con seis airbags y controles de tracción y estabilidad. La versión full Premier agrega el alerta de punto ciego, aunque quizás le vendría bien sumar el frenado autónomo como su hermana mayor, la Tracker. 

Chevrolet-Onix-Plus-interior

Puertas adentro, la posición de manejo también es un punto a tener en cuenta, con una butaca cómoda (que tal vez no baja lo suficiente) y un volante de doble ajuste que incorpora los mandos del equipo de audio y la computadora de a bordo. Atrás el espacio es correcto (2,60 m de entre ejes) y el baúl ofrece 476 litros

Te puede interesar
Cruze, Focus, Vento, Corolla y más: ¿cuál es el mediano con mejor rendimiento de combustible en ciudad?

Fiat Cronos

El Cronos no es el mejor en ninguno de los aspectos que tuvimos en cuenta a la hora de armar esta nota (salvo la capacidad de baúl). Sin embargo, creemos que tampoco es el “peor” y ofrece un balance positivo en la ecuación final. Las suspensiones orientadas al confort lo perjudican un poco cuando salimos a la ruta, pero no tiene vicios extraños y cualquier maniobra desacertada estará fiscalizada por el ESP

En los consumos el sedán cordobés tampoco se destaca ya que el motor es uno de los más “veteranos” y grandes (1.8 Etorq de 130 CV). A 100 y 130 km/h el consumo es aceptable, con 6,9 y 8,1 litros cada cien kilómetros, que se traducen en autonomías de 695 y 641 kilómetros. 

En lo que respecta al equipamiento de seguridad, queda bastante relegado frente a sus rivales directos ya que solo dispone de cuatro airbags (en las versiones tope de gama, el resto dos) y el ya mencionado control de estabilidad. A eso se suma el sistema de monitoreo de presión de neumáticos. 

Fiat-Cronos-interior

Por último, llegamos a uno de los puntos más sobresalientes del sedán de Fiat, que es sin dudas uno de sus argumentos de compra: la comodidad interior (para cuatro) producto de sus 2,52 metros de entre ejes, sumado a un baúl con plausibles 525 litros, uno de los más grandes del segmento. 

Te puede interesar
¿SUV nuevo o mediano usado? ¿Cuál elegir? Precio y características

Los mejores sedanes medianos para viajar

Volkswagen Vento

Naturalmente un sedán del segmento C se despega en jerarquía y comportamiento de un tricuerpo compacto. En el caso del Vento, como buen modelo de marca alemana, tiene uno de los mejores equilibrios dinámicos del segmento producto de un esquema de suspensión trasero independiente, que le da otra polivalencia en el mix ciudad/ruta. 

En cuanto a los consumos, recordemos que el Vento es un sedán que apuesta al “downsizing” con el conocido y eficiente 1.4 TSI de 150 CV. A 100 km/h el consumo es de 5,2 litros cada cien kilómetros (1.078 km de autonomía), mientras que a 130 la cifra se incrementa pero a lógicos 6,6 litros (833 km de autonomía). 

Por el lado del equipamiento, queda en falta con la ausencia de ADAS (que debería incorporar este año con el rediseño que estrenó en Estados Unidos). De serie cuenta con seis airbags y controles de tracción y estabilidad, y además suma detector de fatiga. 

Vw Vento interior

El puesto de mando es bien alemán, con una butaca que baja lo suficiente e incorpora múltiples regulaciones eléctricas. El espacio trasero también es un punto a destacar gracias a una distancia entre ejes de 2,68 metros, que se complementa con un baúl enorme de 510 litros. 

Te puede interesar
Cronos, Versa, Onix, Yaris o Logan: ¿cuál es el más equipado del segmento?

Chevrolet Cruze

Si bien es único sedán de este segmento con “palo” en el eje posterior, el desempeño en ruta del Cruze también es uno de los mejores. El chasis acompaña a las reacciones del motor y se lo siente bien plantado a velocidades constantes, donde se nota que el reglaje de suspensiones está más apuntado a lo dinámico. 

A la hora de los consumos, el 1.4 de 153 CV resulta eficiente. A 100 y 130 km/h gasta unos 6,1 y 7,6 litros cada cien, que le permiten autonomías de 852 y 684 kilómetros respectivamente. Mientras, en la urbe le bastan 9,4 litros para recorrer el centenar de kilómetros. 

En el rubro seguridad, el sedán argentino también sobresale gracias a la presencia de algunos ADAS como el alerta y mantenimiento de carril y el frenado autónomo de emergencia. A su vez, como todo Chevrolet incorpora el sistema OnStar que siempre aporta un plus de seguridad a la hora de salir de viaje. 

Chevrolet-Cruze-interior

En el habitáculo, adelante el conductor cuenta con butaca eléctrica y doble regulación de volante, lo que permitirá una posición de manejo excelsa. Por su parte, el espacio disponible atrás es bueno y el piso plano ayuda a acomodar bien los pies aunque la distancia al techo puede ser ligeramente conflictiva. Por último, el baúl, de 440 litros, cumple correctamente con su tarea. 

Te puede interesar
Peugeot 307, Ford Focus, Chevrolet Vectra y Citroën C4: ¿cuál era el mejor mediano?

Toyota Corolla

En su última generación, el Corolla mejoró mucho sus capacidades dinámicas ya que utiliza una plataforma nueva que le permitió montar una suspensión multibrazo en el eje trasero. Además, su altura disminuyo, algo que trajo como consecuencia un menor centro de gravedad que colabora en las sensaciones. 

Toyota-Corolla-medianos-mas-rapidos

Yendo a los consumos, recordemos que en su gama térmica está impulsado por un 2.0 aspirado de 170 CV y un particular sistema de doble inyección (directa e indirecta). Así las cosas, a 100 km/h consume 6,7 litros cada cien kilómetros (a 130 km/h asciende a un promedio de 8 litros), mientras que en ciudad las cifras rondan los 11,2 litros. 

Tanto la posición de manejo como el espacio en las plazas traseras (2,70 metros de entre ejes) acompañan los atributos que explicamos más arriba. Por último, el baúl, de 470 litros, está a tono con lo que ofrecen otros sedanes de este segmento. 

Toyota-Corolla-interior