consejos |

5 malos hábitos que pueden perjudicar tu auto

En la mayoría de los casos el usuario se olvida que el auto es una maquina totalmente aceitada y con esfuerzos internos constantes, que en algunos casos se rompe por fallas de origen. Sin embargo, hay varias costumbres que el conductor tiene y que aumentan la posibilidad de generar una avería en el motor.

A continuación, les acercamos 5 malos hábitos que pueden acortar la vida útil de tu auto.

1- Acelerar en exceso el motor en frío.
Uno de los hábitos que más estrés le genera a un motor es el de acelerar excesivamente el motor antes de que alcance la temperatura adecuada. El mejor consejo pasa por conducir con suavidad durante unos minutos, en los que el motor y su aceite irán alcanzando la temperatura adecuada y el aceite fluirá con mayor facilidad. Recordemos que la capacidad de lubricación del aceite es muy dependiente de la temperatura de este y que por lo tanto, en frío, el estrés que sufrirá nuestro motor si elevamos en exceso su régimen, y su lubricación no es óptima, será muy alto.

2-Circular con la reserva de combustible.
Evitar exprimir hasta la última gota de combustible es importante. Y no solo por el hecho de que, podes quedarte tirado sin combustible. Cuando circulamos aprovechando hasta la última gota, estamos haciendo que la bomba de combustible necesites un mayor esfuerzo para absorberlo. Además, un nivel muy bajo puede hacer que la bomba absorba sedimentos que con el tiempo van decantando y formándose en el fondo del tanque. Esos sedimentos pueden producir averías en la bomba de combustible, tapar el filtro, e incluso llegar a los inyectores.

3- Mantener el pie en el pedal del embrague.

Otra de las averías más frecuentes es, sin duda, la del embrague. El pedal del embrague, que cuando lo accionamos en realidad desacopla la transmisión y que solo hay que utilizarlo al momento de cambiar una marcha.

-Hay que evitar apoyar el pie en el pedal del embrague cuando queramos descansarlo.
-Al momento de cambiar de marcha, asegúrate de pisar a fondo el pedal.
-No soltar demasiado rápido el embrague.
-Cuando nos encontremos detenidos, por ejemplo en un semáforo, no dejar el pie izquierdo en el pedal del embrague. Esto ocasiona un desgaste innecesario del ruleman de empuje.

4- Mantener la mano en la palanca

Es muy frecuente ver como la mayoría de las personas utilizan el pomo de la palanca de cambios para apoyar las manos durante la conducción. Esto produce un desgaste y deformación en algunos elementos internos. Es importante limitarse a usar la palanca solo para realizar los cambios de marcha, y no para descansar la mano.

 

 

5- Motores Turbo
Un hábito muy común, perjudicial para los motores turbo, y que muchas personas no saben, pasa por apagar el motor inmediatamente cuando llegamos a destino. Esta acción, puede acortar la vida útil del turbo de nuestro vehículo.
Antes de quitar el contacto es necesario dejar que la turbina se detenga progresivamente y la temperatura se atenúe. El tiempo que debemos dejar al turbo reposar depende mucho de nuestra conducción durante los últimos minutos, debería oscilar entre unos segundos y uno o dos minutos.
Mientras más exigencia le hayamos dado al motor en los últimos minutos, más tendríamos que esperar a la hora de apagar el motor.

También podría interesarte: