comparativos |

Estética off road: Ka Freestyle vs Uno Way vs Onix Activ

Son tres compactos que ofrecen como distintivo una imagen con detalles estéticos que les dan un estilo off road. Tienen motores de baja cilindrada y eficientes, y por sus dimensiones son ideales para la ciudad. ¿Cuáles son las diferencias entre ellos?

comparativo perfomances

Carrocería

Las tres versiones, que vienen de Brasil, se basan en un tratamiento estético en el que exhiben detalles en plásticos oscuros (pasarruedas, baguetas laterales y paragolpes) y barras en el techo (llantas también, en el caso de los Ford y Chevrolet). Todo esto es más notable en el Fiat, marca que tuvo gran éxito con sus variantes Adventure en el pasado. Si bien es algo subjetivo, en la redacción coincidimos en que el Onix es el más agraciado de los tres, aunque no les quitamos mérito a sus rivales, que no pasan desapercibidos.

¿Te interesa COMPRAR un Onix Activ? Obtené la cotización Auto Test dejando tus datos AQUÍ

Por otra parte, el Ford es el más largo (3,95 m), superando por escasos 2 centímetros al Chevrolet y por 13 cm al Fiat (que sumará próximamente una variante más similar en cuanto a medidas con el Argo Trekking). Pero es el Onix el que mayor distancia entre ejes ofrece, con 2,53 metros (2 y 15 cm más que el Ka y Uno, respectivamente), lo que repercute en una mejor habitabilidad para el de la compañía del moño, seguido por el del óvalo. El dato curioso es que, pese a ser el más compacto, el baúl del “italiano” es el más grande, con 290 litros, aunque también el más desprolijo con alfombras que podrían estar mejor presentadas. Lo sigue el Activ con 280 y, lejos, el Freestyle es el peor en este aspecto, con 257 litros. La mala nota para los tres es que ninguno tiene manija para abrir el portón y hay que recurrir a la llave o al comando interno.

En cuanto al equipamiento de confort, entre Ka y Onix no hay mayores diferencias, aunque el único con un servicio distintivo es el Chevrolet con el OnStar, el conserje virtual que puede ayudar al conductor en muchas cuestiones (gratis por tres meses, después ofrece tres planes pagos). El Uno queda relegado en este sentido, sin cámara de retroceso (todos tienen sensores traseros) ni control crucero, pero a su vez es el único con Tilt Down (cambia el ángulo para ver el cordón al estacionar) en el retrovisor derecho.

¿Te interesa COMPRAR un Uno Way? Obtené la cotización Auto Test dejando tus datos AQUÍ

Seguridad

Sin dudas, es el Ford el modelo con más equipamiento de seguridad general. En “activa” Ka y Uno sobresalen con control de estabilidad y ayuda en pendiente, pero el Fiat cuenta con monitoreo de presión de neumáticos, mientras que la peor nota es para Activ sin ESP, que a su vez empata con el Way en el subrubro “pasiva” con doble airbag, cinco apoyacabezas, cinturones de tres puntos en todas las plazas y ganchos Isofix, elementos que también tiene el Freestyle, a los que suma airbags laterales y de cortina.

El trío cuenta con frenos a disco adelante y tambor atrás, pero los más eficientes son los del Ka, con un 100-0 en 41,3 metros contra 44,3 del Onix y extensos 46,5 m para el Uno, único con neumáticos de uso mixto que penalizan esta prueba (y son más ruidosos) en pos de mejorar la circulación en terrenos con baja adherencia.

Vida a bordo

Ninguno se destaca por una óptima posición de manejo, ya que los tres volantes solo regulan en altura, por lo cual tuvimos que poner especial atención en las butacas (todas con reglaje en altura): en el Chevrolet uno queda muy elevado, mientras que al Ford le faltaría algún punto más longitudinalmente, por lo que el Fiat quedó como el más equilibrado.

La climatización manual es en todos de buen funcionamiento, pese a tener más de 10.000 kilómetros los tres. Y cerramos con insonorización destacada para el Ka, decente para el Uno y punto a mejorar para el Onix, que no posee buenos aislantes acústicos (tendrá su chance de hacerlo en su nueva familia que se está desarrollando en Brasil).

Para cerrar el rubro analizamos los sistemas multimedia (todos con pantalla táctil + algunos comandos físicos), en los que le damos puntos a favor al Ka (Sync3) por tener una gran respuesta táctil, la interface más amigable y dos puertos USB. El del Onix es el My Link que ostenta la pantalla más grande (7”) y conectividad Android y Apple (al igual que el Ford). El Uno tiene menos pulgadas (6,2), pero cuenta con DVD y navegador nativo (el único que conserva una entrada auxiliar junto al puerto USB) –y tenemos que decir que ni Pérego (Motorola G5 Plus) ni Tonelli (Google Pixel 3) pudieron establecer conexión Bluetooth–.

¿Te interesa COMPRAR un Ka Freestyle? Obtené la cotización Auto Test dejando tus datos AQUÍ

Prestaciones/manejo

Respecto de mecánicas, todos tienen motores nafteros acoplados con transmisiones manuales de cinco marchas; si bien todas están bien relacionadas, el selector del Ford es el más agradable, seguido por el del Chevrolet, dejando tercero al Fiat con recorridos y vástagos largos (y algo gomoso en su accionar).

El propulsor del Ka es el más potente, con 123 CV y 15,4 kgm, y moderno de la comparativa. Es un 1.5 (Ti-VCT) de tres cilindros, cuatro válvulas por cilindro, doble árbol de levas con variador de fase independiente y bomba de aceite con presión variable. Lógicamente obtiene los mejores procesos de aceleración y no es el que más consume (además, tiene el tanque de combustible más grande, con 52 litros).

En el caso del Uno, se propulsa con el Firefly 1.3 de cuatro cilindros y 99 CV, con un dato no menor, es el único con cadena de distribución. Es un cuatro cilindros con block en aluminio y ocho válvulas. Tiene prestaciones muy similares a las del Chevrolet, aunque con un menor consumo (y el tanque más chico con 48 litros, lo que repercute directamente en la autonomía). Ofrece 13 kgm a 4.000 rpm, aunque es el que más “enroscado” va de los tres: a 130 km/h gira a 4.200 rpm contra 3.800 rpm del Activ y 3.600 rpm del Freestyle.

Por último, el Onix es el más antiguo, con su 1.4 de cuatro cilindros y ocho válvulas de 98 CV y 12,9 kgm. Es el más lento en las aceleraciones medidas y el que mayor consumo registró.

El comportamiento en ruta es parejo en los Ka y Onix, que resuelven curvas de mediana velocidad sin sobresaltos, mientras que el Uno, con las suspensiones con mayor recorrido, inclina más su carrocería y es más sensible a vientos cruzados, pero saca ventaja en el confort de marcha en la ciudad con una dirección eléctrica exquisita (incluye función City para sobreasistirla) y es el que mejor observa las irregularidades de las calles, seguido por el Ford, que muestra una dureza en el eje posterior (todos son eje rígido), al igual que el Onix. Ninguno tuvo roces en cunetas o badenes.

auto test elige

Ford Ka Freestyle

La nueva generación del Ka tiene argumentos de venta sólidos como una motorización moderna, potente y eficiente. Más allá de lo subjetivo que tiene la estética, es un vehículo agradable, y la versión aventurera no está sobrecargada de detalles. Pero lo más importante es que tiene un gran equipamiento de seguridad y su precio es competitivo.

equip comparativo

También podría interesarte: